Leído

CANDIDATOS Y CIERRE DE LISTAS

La pesadilla del 22 de junio

Lun, 22/04/2019 - 7:38am
Enviado en:
0 comentarios

Curioso proceso electoral en el que no hay candidatos confirmados para las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias. Cualquier puede ser, cualquiera puede no ser.

Contenido

"(...) Para colmo, le anticiparon que habrá denuncias sobre un ministro suyo por una casa no declarada en Portugal, otro escándalo. Como cada día parece peor que otro, uno de sus dilectos amigos y consejeros, apoyado en los resultados ingratos de los focus groups que solveta el mismo gobierno, arrojó en una sesión reflexiva la conveniencia de suspender la pretensión reeleccionista y trasladarle esa responsabilidad a María Eugenia Vidal (aspiración que ella rechaza con vehemencia, a pesar del declive que también padece, quizás porque se ha convencido -la convencieron- de que Cambiemos es Macri por encima de todo, maldecido o no). Preguntó el íntimo si no era Macri más un impedimento que un acceso para sustentar la coalición en la Casa Rosada, interrogante que más de uno piensa y no se atreve a formular en el entorno. (...)".
Roberto García,
Bisemanario Perfil.

 

Para el sábado 22/06 deberán estar definidas las candidaturas para las elecciones de octubre, y esa fecha se ha convertido en una suerte de calvario.

El Monte de los Olivos que deberán cruzar juntos Mauricio Macri y Cristina Fernández de Kirchner, por cierto en diferentes procesiones, que es el lapso que transcurrirá hasta la hora señalada, es el rechazo de más del 50% de la ciudadanía. 

Difícil Pascua no sólo para ellos, sino para los demás candidatos que pretenden acompañarlos o competir con ellos para "salvar a la Patria". (sic)

También el horizonte se pinta como difícil, el año próximo puede ser muy complicado, ya que habrá que negociar con el FMI cuando la capacidad de crédito del país parece difícil y costosa y más difícil que se reciban inversiones.

Tal como si esto fuera poco, este plan de "precios conversados" tiene un costo fiscal de $9.000 millones, según las primeras estimaciones, más el porcentaje de inflación reprimida que es otro legado que hasta podría heredar el propio Macri.

Para el oficialismo aún no está confirmado que la UCR continúe en la coalición del balotaje y, según cuentan algunos -y se lo preguntó Roberto García, en su habitual nota de los sábados en Perfil-, ¿se presentará Macri?

Su rechazo  parecería superar al de Cristina por aquello que cuenta Juan Carlos de Pablo en su último libro en el sentido que la memoria de votante  es declinante, en situación extrema la miopía, solo concede importancia a los resultados económica del momento de la votación  y estos lejos están de ser buenos.

Para el 22 de junio será difícil percibir "mejoras" en el escenario que busca montar el gobierno, a lo sumo podrían intuirse, pero lejos de sentirse como reales, lucirían  más como ficción.

Para el oficialismo, sin tiene un mínimo de sensibilidad de la realidad, deberá ponderar si Macri es el personaje adecuado para que represente  con realismo al personaje central de esa ficción que como aquella película de Woody Allen ya que en algún momento los personajes deberán salir a la realidad.

Tampoco la cosa  es sencilla para Cristina, porque también su 30% de capital político sirve para poco, no alcanza, pero además parece contaminante para quien pretenda sumarlo a su favor. En ese punto podría jugarle el rechazo sumado no sólo a ella sino también a Macri.

Doy por sentado que está posible alternativa, no la estoy pensando solo yo, también hay políticos potables, que incluso sin  proponérselo  podrían convertirse en la posibilidad "Juan Schiaretti", incluso en algún otro gobernador exitoso con militancia en "Cambiemos"; excluyo a María Eugenia Vidal, ya que es imprescindible en la provincia de Buenos Aires,  incluso para el peronismo federal.

La dirigencia política disponible está puesta a prueba ya que debe definir si se rinde ante lo poco que ofrecen Cristina y Macri o tienen capacidad para generar opciones diferentes.

Sus libretos son muy pobres y están más dirigidos a reconvertir el pasado, que  a construir un futuro, perspectiva tan necesaria para los argentinos.

Sergio Massa y Roberto Lavagna, están mostrando su desnudez y su palidez; y hasta ahora solo tienen argumentos para desnudar la realidad del país, pero callan, por oportunismo o ignorancia, para proponer políticas adecuadas. No basta con describir la situación, eso está a cargo de nosotros, deben decir el "cómo lo harían" lo que está a cargo de ellos.

El último y recomendable libro de Juan Carlos De Pablo se llama "Política económica para decidir en tiempos difíciles" y de eso deberá tratar el próximo gobierno, desde Macri hasta Juan Pérez, pasando por Cristina.

Lo cierto que pésimo negocio fue para Macri creer que la cosa era "polarizar" con Cristina, con ello solo consiguió multiplicar las dudas entre sus presuntos aliados del exterior y sembrar con espinas puntiagudas el resto de camino que le queda hasta el 10/12. Hasta ahora como suele decirse, se disparó a sus propias piernas.

¿Se presentará él? 
¿Se presentará ella?

Fácil y difícil respuesta a la vez.