Leído

HOY ELECTRO FEST, LUEGO TRAVEL SALE...

La web, refugio anti-malaria para compus, heladeras y el deseo de viajar

Mar, 12/03/2019 - 6:24pm
Enviado en:
0 comentarios

La estructura de precios relativos en moneda nacional quedó desquiciada por la estanflación que siguió a la macro devaluación del año pasado y la inestabilidad financiera-cambiaria que le siguió. De ahí que el consumo de los que llegan a fin de mes se haya refugiado en internet y proliferen las maratones de ofertas, como la Electro Fest, que comenzó ayer lunes y culmina el miércoles. Los stocks acumulados en las plantas locales de electrodomésticos son sacados a la venta con descuentos de hasta 50% en la feria virtual de los retailers. Emula a los exitosos Black Friday y Cyber Monday por las ofertas que se van renovando cada 24 horas. Proliferan otras oportunidades por el estilo, como Black Flash de Falabella y el Hot Sale de la 2da semana de mayo, para tentar a una fragmentada clase pudiente, que toma como referencia el costo en dólares de los productos importados. Otros rubros cuyo consumo está más que planchado, como autos e indumentaria y calzado, podrían ser los siguientes en individualizarse con ofertas online en la web, aunque ya hay casos como las modas que aseguraron su espacio. Los viajes, que apuntan a un poder adquisitivo que genera excedentes luego de bancar la canasta básica, las cuotas de servicios, el equipamiento del hogar y el auto, lo que antes se englobaba como burguesía, tienen sus 2 ediciones anuales del Travel Sale, que ya se viene en un par de semanas.

Contenido

Hace apenas unos días, la cadena de electrodomésticos Garbarino se vio obligada a liquidar el 50% de los sueldos al personal, por no contar con ingresos suficientes provenientes de los escuálidos canales de ventas en las más de 150 sucursales que posee en todo el país.

Tampoco podía pagar con créditos a las tasas que el Banco Central subiera al 60% anual para contener al dólar ya bien arriba de los $40

Le tocaron las generales de la ley, como a las demás empresas líderes en retail de electrodomésticos del país, que desde los últimos 3 meses de 2018 vienen padeciendo una merma interanual del 37% en las ventas: 7,7% en el total del año. 

Y ya cuando las cajas languidecían, llega el lunes 10/03, el Electro Fest, la maratón de ofertas online que organizan los retails hasta el miércoles 13/03, para tentar a los consumidores con rebajas de hasta el 50%, principalmente, en artículos tecnológicos, como televisores y celulares, cuyo ensamblaje en Tierra del Fuego, sobre todo, viene en caída libre. 

De ahí que decidieran aunar esfuerzos para “acercarles a los consumidores la oportunidad de comprar los mejores productos a precios muy convenientes”, según señaló Juan Martín Romero, director ejecutivo de Negocios & Tecnología de Frávega, al diario Clarín. 
 
Reanimado, el director ejecutivo de Garbarino, Nicolás Obejero, le prendió una vela al evento: “Creemos que es una excelente oportunidad para acompañar a los consumidores que buscan renovar o comprar sus primeros productos de electrónica al precio más conveniente. Ya sea de manera online o a través de nuestras sucursales”, declaró al diario Clarín.

El balance que efectuaron de la primera jornada de las visitas recibidas en las páginas web de las 11 principales empresas es que muchos interesados exhumaron las tarjetas que tenían escondidas y emergieron de las sombras.

La modalidad de rotar descuentos en función de la demanda virtual que se va generando en las jornadas que duran estos eventos es similar a la que se impuso en otras maratones online que se fueron forjando espacio en una suerte de calendario anual del consumo circunstancial, como Black Friday, Cyber Monday, Black Flash, Hot Sale y Travel Sale, entre los que más auge cobraron.

Paralelamente se ha ido conformando un circuito comercial permanente por internet a través de la nacional Mercado Libre o TiendaMIA, y de las extranjeras Amazon y e-Bay, que movilizan productos importados por el régimen puerta a puerta, que llegó en todo el mundo de la mano de la transformación digital y modifica los hábitos de compra.

En tiempos de un fuerte retroceso de la actividad económica, como el que atraviesa actualmente el país, el incesante avance del comercio electrónico, que sobre todo se da en las clases más pudientes, inclusive contrasta con la malaria general: el año pasado creció interanual alrededor del 50%. 

Constituye un promedio que viene manteniendo en los últimos años, el cual se debió, entre otros factores, al explosivo auge de usuarios de internet, de la proporción de éstos que compran en línea y de la curva de aprendizaje recorrida.

Progresos en el receso

Simultáneamente, se atribuye el boom a una constante mejora relativa en la calidad y eficiencia del servicio logístico y entregas, a medida que aumentaba la cantidad de empresas vendedoras y revendedoras, así como el de los rubros, productos y servicios ofrecidos, de acuerdo con la  información suministrada por Alejandro Prince, director de Prince Consulting.

“Algunos sectores siguen mostrando su vitalidad, de modo consistente con la etapa de difusión y adopción de la modalidad a consumidor (business to consumer o b2c, y consumer to consumer c2c), que a pesar de los contratiempos alcanzó a $206 mil millones en ventas”, resumió. 

El especialista calcula que “esa suma (neta de IVA) implica un crecimiento real en pesos frente a las ventas del año anterior ($ 136 mil millones) del 51,5%, casi 10 puntos por sobre la estimación más dura de la inflación del 2018. Y claro está que si hiciéramos el cálculo en dólares promedio para la diferencia entre ambos años, el crecimiento sería de un 37,4%, nada mal tampoco”, concluyó.

De todos modos, aunque esta excepcional dinámica de las transacciones online les va haciendo abarcar cada vez mayor participación en el consumo total, que viene en caída libre, se refleja en cuentagotas en el indicador macroeconómico, ya que no anda todavía muy por arriba del 2%.

Más bien son ráfagas que surgen de una capacidad de compra que detenta un 22% de las familias entre casi y bastante ricas que la consultora W identifica en la pirámide de nivel socioeconómico de la que hace seguimiento. 

A la que se agrega una porción del 28%, cuyo poder adquisitivo la inflación zarandea de la puerta al pértigo, en que quedó sumida la antiguamente robusta clase media nacional.

No es obra exclusiva de la Administración Macri la pérdida de posiciones de la que fuera mayoritaria franja intermedia de la población, sino que viene de largo. 

Pero sí la exacerbó mediante: 

> la destrucción ejercida en la estructura de precios relativos con las devaluaciones, tarifazos, aumentazos y tasazos que estuvo regulando, en el marco de una persistente retracción de la actividad económica;
> la eliminación del financiamiento del consumo que había hasta 2017, a través de promociones y planes de pago con tarjeta sin interés.

Prince lo detalla en canal-ar: “Durante 2018 las condiciones del mercado se endurecieron. Las tasas de interés subieron hasta ser muy superiores a la de por sí salta inflación (incluso en planes como Ahora 12), haciendo que los planes, y las compras en cuotas con tarjeta cayeran fuertemente”. 

Él especifica que “algunos de los principales rubros del comercio en línea fueron, luego de la devaluación, de los más afectados en sus ventas (en el mundo físico y en línea), como Pasajes y Turismo al extranjero y todos los productos de las líneas gris y marrón (electrónica, telefonía, audio y video), cuyas ventas cayeron en ambos mundos, luego de haber subido por la nueva paridad”. 

Pone como ejemplo los celulares, computadoras portátiles y otros bienes que han tenido caídas de entre un 30 al 60%, dependiendo de la marca y la gama. Línea blanca (aires acondicionados, heladeras y otros) también sufrieron tanto en locales como portales. 

“Esto redujo el crecimiento real del comercio electrónico por debajo de su potencial y de las expectativas que había despertado hasta el 1er. y 2do. trimestre”, redondeó.

Aún así el gasto anual por comprador se las compuso para subir hasta $ 7.079, desde los $ 5484 de 2017, pero impulsado por un motor de cambio cultural, que se visualiza en que “los nuevos o más recientes usuarios de la compra online son individuos más jóvenes y/o de menores recursos (nivel socioeconómico) que los primeros adoptantes tempranos e innovadores", según Prince. 

A lo cual se suma que, del lado de la oferta, se agregan rubros, productos y servicios de menor rango de precio, ceteris paribus de la inflación y algo similar ocurre con el ticket promedio, por los mismos motivos, completa.

Haciendo fila inmediatamente detrás del Electro Fest en curso, se viene la tanda de las ofertas a viajeros de la mano de una nueva edición del Travel Sale 2019, la 5ta, organizada por la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) y el apoyo de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) entre el 18 y el 24 de marzo.

Es probable que algún consumidor tapado haya sacado por un rato la vista de las pizarras de tasas y dólar para destinarle un tarjetazo a un aparato de smart TV LED 42" Full HD Philips PFG5011-77, que valía $13.999 por $9.499, con un descuento del 32%, o a un celular de ocasión, y eche un vistazo a las oportunidades con pasajes y estadías, aunque con las cabeza sintonizada en un dólar arriba de los $60 para fin de año.   

En el Travel Sale de septiembre 2018, con la corrida cambiaria aún fresca, se registraron más de 1 millón de visitas en la landing del evento y más de 265.000 clics a landings de agencias participantes, un 43% más que en la edición de marzo, y las ventas habían crecido un 127% respecto de la edición de 2017.

Hasta la industria automotriz, con un stock de más de 200 mil unidades que esperan dueño arrumbadas en las playas de las plantas y en los depósitos de las concesionarias, intenta variantes de comercialización para movilizarlo.

En los últimos meses de 2018 y el 1er. bimestre de 2019 se suceden descensos entre 45% y 50%, uno tras otro, en patentamientos de 0 Km, cuando entre marzo de 2016 y octubre de 2018 habían estado a un ritmo promedio superior a las 60.00 mil unidades mensuales. 

En el 1er. semestre, los más de 800 modelos y versiones en oferta habían batido inclusive el récord histórico de ventas, al totalizar 500 mil unidades.

El otro rubro en el cual el canal online al menos dio 1,3% positivo en contraste con la debacle comercial del 16,3% en 2018 de los locales minoristas fue la indumentaria.  
 
En enero había caído un 12,5% la cantidad de ropa fabricada, según datos del INdEC y en febrero siguió la tendencia, con -13,8% interanual, en un contexto en el que los proveedores de insumos tuvieron una baja en su producción de 27,9%, según la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria.

Sin embargo, en todo 2018, se destinaron u$s 509,6 millones a la importación de ropa, 9,9% más que en 2017.

Estos son ejemplos de productos que pueden comprarse ahora, sin pagar extra –o sea, por encima de US$ 25 pero menos de US$ 50-, y que están entre los más vendidos en Amazon:

> Una notebook Lenovo con un procesador Intel Core i3 (RAM de 4 gigas y un tera de capacidad de almacenamiento), el retailer Garbarino la ofrece a $ 23.000 -un 23% menos que su precio original de $ 30.000, según el comercio. 

> Un equipo similar en Amazon cuesta US$ 349, lo que con un dólar a $ 43 da poco más de $ 15.000. La conclusión es evidente, más ahora que se pueden ingresar dispositivos electrónicos sin pagar extra en la Aduana.

> En el destino habitual de los argentinos, Chile (Tienda Paris), el mismo equipo está a $ 370.000 (pesos chilenos) o $ 22.800. En este caso, conviene comprar cerca de casa.