Los dilemas de MM y CFK (Esperando a Schiaretti)

Leído

¿DÓNDE ESTÁ EL FAMOSO 3RO. EN CUESTIÓN?

Los dilemas de MM y CFK (Esperando a Schiaretti)

Mie, 15/05/2019 - 6:18am
Enviado en:
0 comentarios

Muchas expectativas acerca del inminente triunfo del gobernador Juan Schiaretti en Córdoba. Desde que murió José Manuel De la Sota, Schiaretti aparece en las listas de presidenciables aunque él no lo ambicione. Además, ganar un comicio para no asumir levantaría reclamos de estafa al electorado. De todos modos, al parecer la demanda existe y esta nota es prueba de ello:

Contenido

“¿Cuál es la forma más efectiva de motorizar y profundizar la convocatoria al diálogo? Una condición necesaria consiste en eliminar cualquier duda de que pueda derivar en un beneficio electoral para cualquiera de las partes, comenzando por el propio Macri. Esto podría resolverse de una manera muy sencilla: que se autoexcluya del proceso electoral. ¿Qué es más importante para el país: modificar de plano la cultura política de confrontación absurda que en gran medida explica nuestra frustrante decadencia o competir otra vez en una elección? Si el Presidente recuerda su primera promesa de campaña, unir a los argentinos, no debería pensarlo demasiado.” Sergio Berensztein
(La Nacion).


Cuentan que esta propuesta de Sergio Berensztein sorprendió a muchos, pero no a todos o por lo menos  aquellos que están absolutamente convencidos que el ciclo de Mauricio Macri no tiene retorno, pero que podría transformar su fracaso en un hecho histórico si renuncia a su reelección. 

Sabemos que muchos aspiramos a figurar en la historia, puede ser un modo de aferrarse a la vida, y también una promesa de difícil cumplimiento para forzar generalmente decisiones políticas que de otro modo no se lograrían. 

El mármol y el bronce atraen, pero también atraían los cantos de Ligea, Licosia y Parténope, en este caso dependerá de quienes son los escuchados.

Es difícil intentar ponerse en el lugar de Mauricio Macri, un ingeniero, de bajo nivel cultural, criado en la plenitud de una familia prebendista e hijo de un cuestionado y meritorio –aunque parezca un oxímoron- emprendedor, como lo fue Franco Macri que, supo generar una importante fortuna y que la muerte lo liberó de tener que explicar algunos de sus negocios que estaban bajo investigación. 

La piedad con su infinita misericordia lo amparó.

El renunciamiento que propone Berensztein, quien el jueves 16/05 disertará durante el entremés de las cenas-almuerzos que viene organizando desde antaño Jose Bielicki, expresión máxima de la veteranía clásica de la UCR, seguramente será ampliado y exprese lo que aún, algunos líderes de la UCR no se animan a decir en público. Ello, sin perjuicio de un segmento importante, con Ricardo Alfonsín a la cabeza, que  piensa sin vueltas que “Cambiemos” ya fue y no tiene retorno con su actual configuración.

Los resultados electorales que se vienen produciendo, sin bien no son individualmente  decisivos, marcan una tendencia que reforzaría las encuestas que, leídas entre líneas, nos dicen muy claramente que hay una mayoría que debe ser escuchada que se resiste a la alternativa “Macri-CFK-Macri”. Una saga de  12 años de malos gobiernos, sin dejar de reconocer que Macri inició un proceso de realización de obras publicas que deberán continuarse. 

Cuando conozcamos los  resultados de las elecciones cordobesas y la diferencia que obtendría  Juan Schiaretti sobre Mario Negri, posiblemente Macri y su entorno deberían tomar en serio la sugerencia de Sergio Berensztein para evitar que “Cambiemos”, con el PRO incluidos termine siendo un caricaturesco papelón historio, no solo para el macrismo duro sino para todos los participantes de esa coalición que nunca pasó de ser un vehículo meramente electoral. 

A la historia también se puede ingresar por el ridículo.

A partir del domingo 12/05 a la noche Schiaretti deberá también según algunos arbitrar y proponer al precandidato por el peronismo y algún tipo de coalición electoral que sepulte toda posibilidad de retorno cristinista. 

Pero según otros, entre los que me incluyo, Juan Schiaretti debería optar por su postulación presidencial ya que, lamentablemente para la sociedad argentina, no hay otro con un perfil serio, experiencia e idoneidad acreditada, como el suyo. 

Nuestra escasez de dirigentes es preocupante.

Seguramente en su decisión debería estar muy presente el ejemplo de Eduardo Duhalde con la familia Kirchner.

Tal como hemos descripto en este epítome político veremos cómo resuelve Mauricio Macri su dilema Hamletiano y si se dejará guiar por los consejos de sus brujas buenas o malas como las que marcaron el destino de los Macbeth, que políticamente podría ser su imposibilidad de gobernar en un segundo mandato por la sencilla razón que es muy difícil de creer que pueda paradójicamente “cambiar” y la selva de Birman avanzando  será la expresión de la conflictividad que hasta ahora Juan Grabois y sus aliados han logrado contener.

También tiene su dilema la Sra. Cristina Fernandez viuda de Kirchner ya que más allá de su “suficiencia” según la segunda acepción de la palabra, seria legítimo que pensara en la posibilidad de un triunfo en las próximas elecciones, algunas encuestas podría potenciar sus ambiciones, que no hay duda alguna las tiene.

Pero, siempre los peros, en las elecciones realizadas hasta ahora, tampoco le fue bien y en Córdoba debió bajarse para no quedar a varias vueltas del ganador. 

Recordemos que en 2017 no pudo contra el tándem Bullrich-Vidal, está sólo como fogonera.

Salvo en alguna zona del conurbano su intención de voto dista de ser alentadora y según lo demuestra  su actual comportamiento vegano, es plenamente consciente que genera más antipatía que simpatía.

Recuerdo que hace años un mayordomo de la Quinta de Olivos me contaba que nunca escuchó a los Kirchner –padre madre e hijos- decir la palabra “Gracias” mientras fueron comodatarios de la residencia presidencial. Es un síntoma.

Cristina genera rechazo, un rechazo diferente al que genera Macri, por ello en un juego de rechazos pienso que perdería, volver a perder ante Macri equivaldría a una suerte de suicidio electoral perpetuo y sabe que ello podría convertirse en alimento  nutritivo para las fauces judiciales.

Podría participar en una 1ra. vuelta para garantizarse un buen nivel de representación en el congreso de la nación, en especial en la Cámara de Diputados y con ello le sería suficiente para minar de a poco un eventual gobierno de Macri.

No me queda duda alguna para Mauricio Macri y Cristina seria un drama fatal que uno de ellos no se presente como candidato para las próximas elecciones, como en el juego del prisionero el que quede tendría la derrota garantizada.

Tampoco significaría una garantía de gobernabilidad para el otro si lograra ganar, supuesto que solo podría existir en el mundo de las fantasías.

Macri, debería pensar muy seriamente en la sugerencia de Sergio Berensztein, y Maria Eugenia Vidal debe continuar en la Provincia.

Para ella la cuestión es cómo lidiar con el lastre electoral que le significa  Mauricio Macri.