"No acepto el 'Me defraudaste y te castigo votando por ella' para que sufras"

Leído

POPULISMO / ACTO FINAL

"No acepto el 'Me defraudaste y te castigo votando por ella' para que sufras"

Jue, 25/04/2019 - 8:05pm
Enviado en:
4 comentarios

Urgente24 ha cuestionado a la Administración Macri desde su inicio tan cercano en lo económico al pensamiento radical, de la mano de Alfonso Prat-Gay. A Urgente24 le pareció que postergar a Carlos Melconián suponía que el PRO estaba dispuesto a traicionarse a sí mismo y a sus electores, y eso era demostración, además, que no había ni plan ni convicciones sino que se estaba 'bordando' sobre la marcha. Pero hay quienes defendieron en forma permanente a la Administración Macri, entendiendo que era una oportunidad de superar el populismo (que por algún motivo, vincularon sólo con el peronismo, exceptuando al radicalismo). Hoy día se encuentran desencantados aunque no tanto como para no volver a votar por la reelección. Podría especularse que el autor, de alguna manera, es la expresión de ese enfoque, valorable como todas las opiniones en la vida democrática de las sociedades. Aquí va el análisis:

Contenido

Los alemanes se suicidaron al seguir a Adolfo Hitler. Los italianos, lo mismo, al seguir a Benito Mussolini. Los japoneses, al seguir a Hiroito.

Tanto los alemanes, los italianos  y los japoneses completaron su suicidio. Esto es, efectivamente se hicieron puré -y no en el curso de varias generaciones sino en muy pocos años-. 

Eso permitió a las sociedades de estos países comparar el antes, el durante y fundamentalmente, las consecuencias de estos procesos. Y es eso lo que, en mi opinión, les dio el impulso definitivo al "por este camino no".   

Argentina, por el contrario puede estar próxima a iniciar la fase final del suicidio, pero hace 70 años que está agonizando y llegado el caso, esta etapa final, también será una lenta agonía, porque el peronismo (y todas sus variantes) nunca lograron terminar el suicidio y por eso vuelve y resurge una y otra vez con fuerzas mayoritarias en lugar de quedar condenado a convertirse en una minoría sectaria. Ha resultado triunfador en la guerra socio-cultural.

Baste atender la propuesta del genial Guillermo Moreno proponiendo afanar, pero con código.

Baste ver a la justicia ralentizando los fallos contra los sociópatas del anterior gobierno por si las moscas. (Ojo que la categorización de sociópatas también le cabe a muchos miembros del actual)

Pero lo que realmente me llena de terror es el comportamiento de nuestra sociedad.

Que la imagen de Mauricio Macri se derrumbe, es algo absolutamente normal, precio que debe pagar por no haber comprendido cabalmente  la célebre frase de Bill Clinton, "It´s the economy, stupid". 

Pero que la baja de Macri tenga como correlato que también baje la imagen negativa de la Señora, demuestra que nuestra sociedad, además de estúpida, es infantil.

"Me defraudaste y te castigo. Voto por "ella" para que sufras."

Uno de los memes que han circulado cuestionando a Mauricio Macri, aún entre ex votantes de Cambiemos.

Que esta mina, frente a las toneladas de evidencia que la comprometen, así  como a sus hijos y sus colaboradores tenga alguna chance de volver a la presidencia, sólo se comprende  por la inexplicable vocación suicida de nuestra sociedad.

Y que ella intente su regreso al poder, solamente se explica por su ceguera, su ignorancia y su deseo de venganza.

Porque, aclaremos, vistos los hábitos de "corrupción participativa" que exceden los "honorarios cobrados a la patria por gobernar bien", solamente empresarios con el mismo nivel de ignorancia y ceguera van a volver a poner un mango en Argentina.

Si solamente la simple perspectiva de un posible retorno del PJ al control legislativo paralizó las inversiones que requería Argentina para que "cerrara" el plan de Macri, el panorama con la Señora va a ser el de una huida sin precedentes de los pocos capitales que aún queden y un apriete externo, que otra que Venezuela.

Pero los argentinos somos así.

Muchos de mis conocidos, por el sólo rechazo a Macri, la votarán a ella.

El castigo debe ser ejemplar. Terminante.

Pero si no fuese suficiente con lo que vamos a vivir en el plano económico, cuando "lo muchacho" empiecen a contarse "lo poroto"  y reclamen su cuota parte de poder, van a volver a aparecer "lo caño" y "lo fierro" a los que son tan afectos, pese a su actual disfraz de gente civilizada.

Justo es reconocer que, salvo el asesinato de Nisman, la Señora ha mantenido las cosas dentro de un cierto grado de control, restringiendo la violencia solamente a lo verbal o a algún apriete mediático o a algún oportuno carpetazo.

Muertos, pero muertos tipo década del '70, no hubo.

Pero como "lo muchacho" no le van a dar otro cheque en blanco, esta vez ese control no va a andar.

Y ese marco de violencia, que presumo, se va a dar, se va a dar, precisamente en un encuadre de cambios globales en donde el estado, como concepto universal, va a iniciar una tendencia irreversible hacia su desaparición, o, por lo menos, hacia su reconfiguración.

Hoy, cada vez más actividades comerciales se realizan bajo el amparo del celular o de la PC, pasando por el costado o por arriba de la tributación impositiva. Basta ver Uber o los mercados de servicios y productos ofrecidos o requeridos por Facebook para tener una vaga idea de lo que viene.  

Por más tecnología que intente aplicar el Estado para quedarse con un pedazo de la torta, la tortuga se va a escapar irremediablemente. Y en ese marco de reducción forzada de ingresos fiscales, "lo muchacho" se van a matar por cualquier espacio de poder. (Y dinero)

Y la gente, nuestra gente, los va a castigar nuevamente con el voto (Si es que llegamos a seguir votando) y entraremos otra vez en un péndulo perverso que va a ir hundiendo cada vez más a nuestra estúpida sociedad, porque las condiciones van a ser cada vez más adversas para cualquier modelo de país que no ofrezca reglas de juego estables, previsibles, razonables y universales.

Quizás lo peor del gobierno de la Señora y de su consorte, haya sido hacerle creer a millones de personas que no estaban en condiciones de pertenecer al "sistema", que pertenecían a él.

Aunque fuera por medio de planes y subsidios.

Somos un país que, de haber sido gobernado por fuerzas políticas razonables, debería andar rozando un PBI per cápita cercano a los US$28.000 / US$29.000 por año.

La realidad es que apenas rozamos los US$ 13.000. Y temo que iremos por un camino que nos llevará al PBI per cápita de Bolivia (Siempre y cuando no suba demasiado el PBI de Bolivia).

¿Cómo va a reaccionar nuestra bendita sociedad cuando no pueda ni viajar, ni cambiar el auto, ni contar con 5G, ni poder irse de vacaciones?

¿Cómo reaccionará cuando la Señora no pueda volver al régimen de subsidios tarifarios?

Veo al retorno de la Señora como un proyecto de muy corto plazo.

No veo a ninguna agrupación política contar con las ideas-fuerza que puedan parir ficciones orientadoras capaces de revertir tantos años de desatinos.

Veo venir un alarmante vacío de poder que puede poner en jaque a la existencia misma de la Argentina como un todo nacional.

Posiblemente uno de los mayores aciertos de la gestión de Macri es haber logrado desarticular aceptablemente a los diferentes protoestados que se estaban formando al amparo del  narcotráfico.

No olvidemos que una nación es un sistema de reglas, una población y un territorio y en nuestra nación, como consecuencia de no contar con un sistema de inteligencia con un mínimo de patriotismo, se han forjado pequeños protoestados que cumplen con esos prerrequisitos.

El retorno de "lo muchacho", garantizará vía libre para que se sigan conformando y la amenaza latente de la falta del efectivo control de la nación será cada vez menos "latente".

Resetear todo y arrancar de nuevo (Volver a la Constitución de 1853, por ejemplo) parece ser lo más conveniente siempre y cuando se haga sobre bases realistas.

Porque, convengamos, Argentina nunca contó con condiciones naturales que predeterminaran que se convirtiera en un país relevante en el concierto de las naciones.

Y respecto de su composición social, mejor buscar en los apuntes de época. Ya Charles Darwin, en sus andanzas por las Provincias Unidas, definió a nuestra clase dirigente como "corrupta, venal, ignorante y prebendaria". Casi 200 años atrás. Pero reivindicó al gaucho, quizás lo único noble de nuestra génesis social.

Pero el hecho de que una generación bastante iluminada lograra poner  a Argentina entre las más desarrolladas (Y esto, promovido por  circunstancias absolutamente excepcionales de explosión demográfica en Europa y su correlato de demanda abundante de alimentos) fue un simple paréntesis dentro de una tendencia histórica que apuntaba, como mucho, a hacer de Argentina un país más, en el concierto de las naciones latinoamericanas.

No obstante, ese esplendor momentáneo, hizo que los argentinos nos creyéramos predestinados a ser un faro en el mundo y una sociedad capaz de tener influencia global.

Pasado ese período de esplendor, una lamentable concatenación de dirigentes políticos capaces de crear  oraciones brillantes generadas  en la punta de la lengua pero ninguna idea consistente en el cerebro, redefinió el rumbo hacia lo que la tradición histórica parecía indicar como destino final.

La renta aduanera, como principal herramienta de financiación del Estado, una visión determinista que no comprendía las virtudes de agregar valor a las materias primas suponiendo que los términos de intercambio comercial se iban a mantener en el tiempo sin variación y una nula voluntad de revertir la insuficiente infraestructura básica que serviría para promover la explotación intensiva de aquellos recursos que podrían haber puesto en carrera industrial a nuestro país, conformaron parte del cocktail que terminó de definir nuestro "ser nacional".

Y cuando, pasados Mussolini, Hitler e Hiroito, llegó el Pocho (Quien, justo es reconocer, puso algo de justicia en la relación entre el capital y el trabajo que era bastante opresiva hasta ese momento) y pateó el péndulo para el otro lado: Industrialización sin industria de base, infraestructura no orientada hacia la producción, replegamiento político internacional, distribución demagógica de la riqueza acumulada, culto a la personalidad, aventuras industriales para la gilada, estructuración del corporativismo y otras tantas e incontables perlas.

Era insostenible, pero la gente compró el modelo. Y allí se terminó de torcer definitivamente el rumbo virtuoso pese a los denodados esfuerzos de Arturo Frondizi y de Humberto Illia, cuyas crisis se parecieron a la actual, pero que hoy, son considerados próceres. No sea que Macri.......

Y sería injusto no mencionar a los que iniciaron el quiebre de  la tendencia que dejó  la generación del 80: Hipólito Yrigoyen, José Félix Uriburu, Agustín Pedro Justo y Roberto Marcelino Ortiz, todos populistas, algunos disfrazados de liberales, otros de conservadores, pero todos cubiertos por el mismo manto de ignorancia, soberbia, venalidad e infantilismo suicida que, lamentablemente, ha heredado nuestra sociedad hasta nuestros días. 

El asunto parece jugado. Las encuestas muestran que vamos por otra patada al péndulo que de tanto no poder oscilar libremente, habrá de terminar torcido. Como nuestra sociedad. Como nuestro futuro.

Deseo, con toda mi alma, que esta nota, dentro de diez años, sea considerada una gansada.

Comentarios

Este artículo es en serio o es una joda para Marcelo Tinelli, nunca vi tanta incoherencia junta. No necesitas esperar diez años, es una gansada de entrada nomas

No es necesario esperar diez años.... Incluir a los japoneses y a Hirohito junto con los alemanes suicidándose por seguir a Hitler y los italianos, haciendo lo mismo por Benito Mussolini, ya es una gansada desde el comienzo de esta nota,...
Para el pueblo japonés, su emperador era un descendiente de una divinidad, cuya voz jamás había sido conocida hasta el día que anunciara la rendición de Japón en un discurso de menos de cinco minutos.
Esa vinculación con su origen divino fue lo que el General Mac Arthur aprovechó, para que el pueblo japonés aceptara la derrota y ocupación de las fuerzas americanas, reducidas a un mínimo exponente, contra los consejos y presión de sus connacionales para que se juzgara al Emperador como criminal de guerra. Poco tiempo después, en 1946, éste dejo de estar vinculado a la descendencia divina, al transforma su presencia en una monarquía constitucional.
Nada que ver con los alemanes y los italianos....
La única vinculación del pueblo japonés con el pueblo alemán, podría establecerse en la posguerra, y por la incidencia de una de las potencias triunfadoras, EEUU. Gracias a este entorno, Japón y Alemania Federal se disputaban anualmente la supremacía como los primeros exportadores del mundo, hasta que a partir del siglo XXI, con la incorporación de China a la OMC, en 2001, esta nación comenzó a liderar el comercio internacional.

Atractividades del paisajismo y a la vez, ejemplo de creación de empleo genuino de calidad:
Vengo por DEBER CÍVICO dijo el amigote de Macri y triplicó por la DA N° 1422/16 del JGM Marcos Peña los cargos de funcionarios de nivel gerencial en la Administración de Parques Nacionales.
Antes, 13 Directores de carrera por Decreto 1375/96;
a partir 2016, 31 Direcciones (de 90 mil arriba mas Unidades Retributivas liquidadas TODOS los meses), que de inmediato fueron cubiertas SIN CONCURSO con cuadros porteños del PRO.
Igual, son aves de paso.
Así está Parques Nacionales hoy:
https://youtu.be/kfc2Jc9wC-o

Estaba a punto de responder al cúmulo de pavadas volcadas por éste semi inteligente que llama ignorantes al resto de las personas ,pero el primer lector me ahorró la tarea,gracias