Leído

COPA DE LA SUPERLIGA

Al “Rojo” no le bastó con el polémico gol de Pablo Pérez y el “Bicho” lo eliminó

Dom, 21/04/2019 - 11:19pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Independiente volvió a pagar este domingo (21/04) muy caros sus errores y quedó eliminado de la Copa de la Superliga 2019 tras empatar 1-1 con Argentinos Juniors con goles convertidos en el segundo tiempo con un polémico gol de Pablo Pérez, a los 4’ (Independiente) y de Damián Batallini, a los 29’ (Argentinos). Con este resultado, el “Bicho” de La Paternal avanzó a los octavos final ya que redondeó el resultado global 3-4 conseguido el encuentro de ida de la primera fase.

Contenido

En la noche del domingo de Pascua, Independiente saltó al campo de juego del estadio Libertadores de América para intentar lograr el milagro y clasificarse a los octavos de final de la Copa de la Superliga. Sin embargo, el “Rojo” no logró ese milagro, volvió a jugar muy mal y quedó eliminado. Lo cierto es que el “Diablo” pudo haberse clasificado a octavos con un polémico gol convertido por Pablo Pérez en el segundo tiempo que remató al arco vacío de Lucas Chávez que tocó Cecilio Domínguez dentro del mismo aunque el juez de línea Yamil Bonfá no se percató de una posición adelantada de Guillermo Burdisso que derivó en la victoria parcial de los comandados por Ariel Holan. Más allá de eso, el “Bicho” demostró ser más equipo que Independiente, por eso, tiene bien merecido el pasaje a los octavos de final.

 

Para intentar acceder a octavos, Independiente necesitaba ganarle a Argentinos Juniors por más de un gol de diferencia y si lo hacía por la mínima debía ser por 1-0 o 2-1 haciendo valer los goles convertidos en el cotejo de ida como visitante. Si se repetía el 3-2 la definición hubiese llegado con remates desde el punto penal.

 

A Argentinos le servía vencer o empatar, con esos resultados se clasificaba y también lo haría perdiendo por un gol pero marcando más de dos tantos en Avellaneda.

 

La semana pasada, Independiente jugó muy mal en La Paternal y casi llegó a este compromiso “herido de muerte” de no ser por el descuento del paraguayo Cecilio Domínguez sobre el final y por la impericia de Argentinos para poder consumar un goleada en casa.

 

Pero, aunque no fue certero en la definición en los minutos finales, lo realizado por el “bichito”, último con 22 unidades en la Superliga, fue sorpresivo por lo bueno ante un Independiente que fue, hasta ese momento, claro favorito para avanzar de fase y que sumó 16 puntos más que su adversario en la temporada.

 

Este Independiente de Holan, apenas clasificó para la Sudamericana 2020 al ser séptimo, pero con el dolor de culminar a 19 unidades de su vecino y campeón Racing, situación que potencia su mala coyuntura pese a que casi con seguridad va a eliminar a Binacional de Perú en la primera fase de la actual Copa Sudamericana.

 

El equipo perdió el brillo del que fue campeón de la Sudamericana 2017, con un juego ofensivo que “enamoró” a propios y extraños y hoy es un híbrido con problemas para gestar juego y serias falencias defensivas, muchas veces disimuladas por el alto nivel del arquero uruguayo Martín Campaña.

 

El “Rojo” no tenía opciones y la Copa de la Superliga le podría haber otorgado la posibilidad de llegar a la Libertadores 2020, por eso debía clasificar ante un adversario que, a priori, no debía ser más que un trámite y que llegará diezmado a Avellaneda.

 

En la Superliga jugaron en la 11ma. fecha en el estadio Diego Armando Maradona y el equipo de Avellaneda ganó 2 a 0 con goles de Emanuel Gigliotti.

 

Ni bien se puso en marcha la primera mitad, el elenco de La Paternal se dedicó a cuidar el resultado logrado en la ida aunque, en materia futbolística, tuvo un planteo de juego interesante. Además, el “Bicho” estuvo incisivo en el ataque con los desbordes de Matías Romero dejando al descubierto los problemas defensivos del “Rojo”.

 

De ahí, Argentinos no se aportó de su libreto y siguió presionando con las situaciones de peligro que elaboraron Damián Batallini y Fausto Vera. En tanto, el “Diablo” desperdició dos posibilidades de abrir el marcador por parte de Francisco Pizzini y de Cecilio Domínguez que abortó el arquero Lucas Chávez.

 

En medio de la andanada del “Bicho”, a Independiente le costó mucho reaccionar porque Argentinos ocupó toda la mitad de cancha y estuvo sólido en defensa; pero a los 19’, Guillermo Burdisso remató desviado al arco de Chávez tras un tiro de esquina de Silvio Romero y sufrió un choque de cabezas con Jonathan Sandoval que le produjo una abundante caída de sangre por lo que debió ser asistido por los médicos y tuvo que ser vendado.

 

Poco a poco, el espectáculo empezó a decaer a causa de que el “Rojo” no tenía argumentos para lastimar mientras que el “Bicho” se mantuvo firme en su planteo y atinó nada más que a defender el marcador victorioso de la ida.

 

A poco del descanso, el partido volvió a encenderse debido a un fuerte cruce que protagonizó Pablo Pérez con Miguel Ángel Torrén a raíz de una supuesta falta que cometió el arquero Lucas Chávez contra Pablo Hernández que motivaron los reclamos de penal ante el árbitro Facundo Tello que finalmente no convalidó. En el cierre, Pablo Pérez estuvo apunto de anotar el primer tanto pero su disparo fue contenido por el guardavalla Chávez.

 

En la segunda etapa, Argentinos siguió manejando el partido con buena presión desde el medio y despliegue en toda la cancha. No obstante, a los 4’, estalló la polémica cuando Pablo Pérez anotó el 1-0 (3-3 resultado global) para los de Avellaneda tras una mala salida de Chávez y su remate tocó en el pie de Cecilio Domínguez adentro del arco; pero el juez de línea Yamil Bonfá no se percató de que Guillermo Burdisso estaba en posición adelantada justo en la jugada que derivó en el gol de Pérez que, automáticamente, desató las protestas de los jugadores del “Bicho”.

 

Con la ventaja, Independiente, de manera momentánea, se lanzó al ataque mientras que a Argentinos quedó desesperado y aturdido por la discutida definición. Por consiguiente, Cecilio Domínguez le envió un pase de Martín Benítez que lanzó un tiro que quedó en las manos de Chávez; por otro lado, Damián Batallini estuvo cerca del empate pero su remate se fue desviado.

 

Por otra parte, Batallini descargó un remate de media vuelta y estampó el 1-1 (3-4) para Argentinos que le abrió el camino a los octavos de final.

 

Con el correr de los minutos, la angustia del “Rojo” fue en aumento con las espadas de Martín Benítez sumado un fuerte tiro a la carrera de Fernando Gaibor que rozó el travesaño de Lucas Chávez.

 

En tiempo de descuento, Independiente acechó el arco de Argentinos con los desbordes de Pizzini, y dos situaciones de peligro desperdiciadas de Alan Franco de pelota parada.

 

Finalmente, el “Rojo” quedó eliminado, sumó una nueva frustración y perdió la posibilidad de clasificarse a la próxima Copa Libertadores. En cambio, Argentinos redondeó el marcador global 3-4 y selló la clasificación a octavos. 

Ahora, en los octavos de final, el “Bicho” enfrentará a San Lorenzo de Almagro, que el último sábado 20/04 eliminó a Huracán en definición por penales luego de haber igualado los dos clásicos cero a cero, en el Nuevo Gasómetro y en Parque de Los Patricios.