Leído

COPA LIBERTADORES 2019

Boca derribó el ‘mito’ de la altura, goleó a la Liga de Quito y acaricia las ‘semis’

Jue, 22/08/2019 - 8:50am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Boca Juniors, en un escenario muy complicado por los 2.800 metros de altura sobre el nivel del mar, le ganó este miércoles (21/08) a la Liga Deportiva Universitaria de Quito 0-3 con gol convertido en el primer tiempo por Ramón Wanchope Ábila, a los 11’ (Boca) y en la segunda mitad anotaron Emanuel ‘Bebelo’ Reynoso, a los 1’ (Boca) y de nuevo, ‘Wanchope’ Ábila, a los 35’ (Boca) por el partido de ida de los cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2019. El ‘Xeneize’, tal como dice el título, derribó todos los ‘mitos’ que circularon en la previa a este duelo en los efectos que causaba la altura, pero finalmente, el equipo comandado por Gustavo Alfaro logró una victoria contundente en el que impuso un orden estratégico, táctico y el factor anímico que fue el que más influyó. Lo cierto es que el equipo boquense acaricia las semifinales y podría toparse con River Plate que mañana jueves (22/08) enfrentará a Cerro Porteño de Paraguay, como local, en el estadio Monumental.

Boca goleó este miércoles (21/08) a Liga de Quito, de visitante, por 3 a 0 y casi sentenció la serie de cuartos de final de la Copa Libertadores, que se completará la semana próxima en La Bombonera.
Contenido

En un escenario muy complejo, como es el estadio Rodrigo Paz Delgado que se encuentra a 2.800 metros de altura sobre el nivel del mar, Boca dio un gran paso a las semifinales de la Copa Libertadores de América 2019 tras ganarle en el partido de ida de los cuartos de final a la Liga Deportiva Universitaria de Quito 0-3.

El ‘Xeneize’, tal como dice el título, derribó todos los ‘mitos’ que circularon en la previa a este duelo en los efectos que causaba la altura, pero finalmente, el equipo comandado por Gustavo Alfaro logró una victoria contundente en el que impuso un orden estratégico, táctico y el factor anímico que fue el que más influyó. Lo cierto es que el equipo boquense acaricia las semifinales y podría toparse con River Plate que mañana jueves (22/08) enfrenta a Cerro Porteño de Paraguay, como local, en el estadio Monumental.

Por otra parte, el equipo del ‘Rey de Copas del Ecuador’, que fue segundo de Flamengo de Brasil en el grupo D de la fase inicial, venía de dejar en el camino a Olimpia de Paraguay y, hasta este encuentro, se hacía fuerte en la altura. Por lo tanto, el conjunto local, que cuenta con el arquero argentino Adrián Gabbarini, sufrió las bajas obligadas de Jhojan Julio y Edison Realpe, expulsado en el choque contra Olimpia.     

Para este compromiso, el técnico Alfaro prescindió del italiano Daniele De Rossi y hizo dos modificaciones respecto de la formación que eliminó en octavos de final a Athletico Paranaense de Brasil: Lisandro López entró en la defensa por el paraguayo Junior Alonso y Eduardo ‘Toto’ Salvio, otro de los refuerzos estrella, lo hizo por el uruguayo Nahitan Nández ahora en el Cagliari de Italia. 

Con la intención de contrarrestas los efectos de la altura, Gustavo Alfaro decidió ir directamente a Quito y esperar allí el encuentro en vez de hacer base en el llano de Guayaquil y trasladarse directamente a la hora del partido. Este “sistema” es utilizado por los equipos brasileños, a diferencia de los argentinos, que hasta ahora preferían llegar sobre la hora del partido a la altura de Quito, pagando una multa a la Conmebol, que por reglamento exige que los equipos visitantes descansen la noche anterior en la ciudad en la cual se disputarán el encuentro. 

Con este panorama, tanto Boca como la Liga de Quita saltaron a la cancha con el esquema táctico 4-2-3-1. De ahí, el ‘Xeneize’ amaneció en el partido demasiado desacomodado y le costó tomar ritmo con un fuerte remate de Andrés Chicaiza que pasó por arriba del arco defendido por Esteban Andrada. En esos momentos, el equipo local jugó rápido la pelota e imprimió mucha velocidad por los costados. 

En tanto, poco a poco, Boca empezó a crearle peligro a la Liga de Quito con las corridas de Ramón ‘Wanchope’ Ábila, Mauro Zárate y Emanuel ‘Bebelo’ Reynoso aunque, de nuevo, Chicaiza sorprendió con otro ‘venenoso’ disparo que embolsó con mucha seguridad Andrada. Recién a los 11’, el ‘Xeneize’ se puso en ventaja 0-1 con una extraordinaria definición de ‘Wanchope’ Ábila tras recibir un pase largo de Alexis Mac Allister y Ábila gambeteó al arquero Gabbarini y definió con el arco vacío. 

Con la desventaja, los ecuatorianos intentaron, sin éxito, alcanzar el empate con una jugada peligrosa que elaboró Carlos Rodríguez y que no llevó peligro a la valla defendida por Esteban Andrada. A pesar de esta situación peligrosa, Boca fue superior de la mano de ‘Wanchope’ Ábila que estuvo cerca de anotar el segundo tanto luego de salirse de la marca de los zagueros de la Liga de Quito pero su tiro pegó en la base del palo derecho de Adrián Gabbarini. 

Por consiguiente, los dirigidos por Alfaro siguieron dominando las acciones desde el medio con Nicolás Capaldo e Iván Marcone permitiéndoles no dejar jugar a los ecuatorianos. Por otro lado, Luis Antonio Valencia descargó un remate débil que no le trajo complicaciones a Andrada. 

El cierre de la etapa inicial se tornó entretenido y apasionante de un área a la otra de la cancha aunque Boca nunca perdió el dominio de la pelota con las embestidas de Mac Allister y ‘Bebelo’ Reynoso. Ya en el final, Jéfferson Orejuela recibió la tarjeta roja por parte del árbitro colombiano Wilmar Roldán por propinarle un durísimo pisotón a Emanuel ‘Bebelo’ Reynoso. 

Ni bien se puso en marcha la segunda parte, el ‘Xeneize’ estampó el 0-2 con un extraordinario zurdazo de ‘Bebelo’ Reynoso, de tiro libre, que fue a descansar al palo izquierdo de Gabbarini. Posteriormente, la Liga de Quito quedó completamente desarmada dentro del campo de juego y sin recursos futbolísticos aunque Boca, sin complicaciones, siguió controlando la pelota y el partido. En esos minutos, Kevin Minda se retiró expulsado desde el banco de suplentes por protestar. Con las dos expulsiones, el combinado local se reacomodó en la mitad de cancha con José Ayoví y el ingreso de Jordy Alcívar

Al margen de eso, el ‘Xeneize’ siguió marcando el protagonismo con las escapada de Capaldo y de Mac Allister que se perdió el tercero ya que no pudo definir porque tenía encima a dos defensores ecuatorianos; a los 24’ ‘Wanchope’ Ábila anotó el tercer tanto luego de recibir un pase Eduardo ‘Toto’ Salvio pero la acción fue invalidada por posición adelantada tras ser revisada por el árbitro Roldán por el VAR.  

Pese a esto, Ramón ‘Wanchope’ Ábila tuvo su revancha y convirtió el 0-3 para Boca, a los 35’, tras ejecutar un largo tiro que controló Gabbarini y que no pudo despejar Luis Caicedo, la pelota se metió en el fondo del arco contrario. En el epílogo, el ‘Xeneize’ casi anota el cuarto gol con una jugada elaborada por ‘Wanchope’ Ábila para Julio Buffarini que remató por arriba de la valla de Gabbarini.   

Tras esta victoria, el plantel de Boca regresará desde Quito a Buenos Aires también en vuelo charter porque este domingo (25/08) visitará a Banfield en el estadio Florencio Sola por el partido de la cuarta fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF) 2019/2020, seguramente con un equipo conformado por suplentes, ya que el próximo miércoles (28/08) el ‘Xeneize y la Liga de Quito jugarán el partido de vuelta de los cuartos de final en la Bombonera por el pase a las semifinales.