Con insultos y clima AntiZárate, Boca y Vélez dieron lástima en Liniers

Leído

COPA DE LA SUPERLIGA

Con insultos y clima AntiZárate, Boca y Vélez dieron lástima en Liniers

Lun, 13/05/2019 - 7:15am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Boca y Vélez no se sacaron ventajas en el José Amalfitani y empataron este domingo (12/05) 0-0 en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga. Lo cierto es que el espectáculo fue pobre debido a que ambos protagonistas tuvieron groseros errores en el manejo de la pelota y en las jugadas de ataque aunque en los minutos finales el encuentro, el equipo de “El Fortín” pudo haberlo ganado. Tal como se preveía, los hinchas velezanos se acordaron de Mauro Zárate y no faltaron los insultos mientras se cantaba el Himno Nacional Argentino y lo acusaron de “traidor”. Es más, los socios e hinchas del conjunto de la “V azulada” pronunciaron cánticos como “el que no salta es un traidor”. Más allá de este clima hostil que se vivió en Liniers, ambos equipos definirán este jueves (16/05) en la Bombonera el pase a las semifinales.

Contenido

En medio de un clima caldeado y hostil por la vuelta de Mauro Zárate al estadio José Amalfitani, Boca y Vélez empataron 0-0 este domingo (12/05) en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga.

 

El equipo “Xeneize” que conduce Gustavo Alfaro venía de eliminar en la ronda anterior a Godoy Cruz de Mendoza, mientras que los de Liniers dejaron en el camino a Lanús.

 

Si bien en las últimas horas referentes y personalidades vinculadas a Vélez hicieron un llamado a la calma, se percibió un clima hostil por la presencia de Zárate, quien en julio del año pasado decidió emigrar a Boca cuando tenía todo arreglado para renovar con el elenco de Liniers.

 

Frente a esto, las autoridades resolvieron reforzar la seguridad del plantel boquense, sobre todo en lo que concierne a los movimientos que los futbolistas hicieron en las cercanías y dentro del estadio.

 

Cabe recordar que Mauro Zárate sorprendió al dar marcha atrás con su intención de continuar en Vélez en 2018 y aceptar la oferta de Boca para ir en busca del título en la Copa Libertadores de ese años, lo que generó una bronca generalizada tanto en el hincha como en la dirigencia del club de la ‘V’ azulada. Con ese escenario, Vélez había oficializado su continuidad, pero el propio futbolista informó el lunes 02/07/2018 que firmaría con el “Xeneize”, lo que provocó un cambio de foco para el “Fortín”. 

 

En cuanto a lo futbolístico, el elenco de la “Ribera”, que dejó en el camino al “Tomba” en octavos de final, jugó esa serie con una formación alternativa, ya que le dio prioridad a los partidos de Copa Libertadores.

 

El jueves pasado el elenco de Alfaro se impuso sobre Atlético Paranaense en lo que fue el último partido de la fase de grupos del certamen continental, que entra en receso hasta después de la Copa América.

 

Sin otros partidos en el horizonte, el entrenador dispuso de lo mejor que tenía a disposición para enfrentar a Vélez. No sólo jugará de titular Zárate, sino que también lo hubo en la defensa titular, con Carlos Izquierdoz y Lisandro López, y Nahitan Nández, quien presentaba una herida en la rodilla izquierda, producto del impacto de un tapón del botín de un rival de Atlético Paranaense por la Copa.

 

Por otro lado, Darío Benedetto, quien estuvo concentrado, quedó afuera del banco ya que se recupera de una contractura en el aductor derecha, que lo obligó a pedir el cambio a minutos del final del primer tiempo frente a Atlético Paranaense.

 

En tanto, los juveniles Agustín Almendra y Marcelo Weigandt viajaron rumbo a España para sumarse a la delegación de la Selección Sub 20 que disputará el Mundial de la categoría en Polonia.

 

Por otra parte, el elenco de Liniers, que llegaba de eliminar al “Granate”, estaba obligado a realizar al menos una variante, debido a la expulsión de Lucas Robertone en el último choque disputado con Lanús.

 

Lautaro Gianetti y Nicolás Domínguez cumplieron sendas sanciones y volvieron al elenco titular que comanda el entrenador Gabriel Heienze. Por último, el Monito Matías Vargas había tomado el lugar que dejó Robertone.

 

Tal como se preveía, los hinchas velezanos se acordaron de Mauro Zárate y no faltaron los insultos mientras se cantaba el Himno Nacional Argentino y lo acusaron de “traidor”. Es más, los socios e hinchas del conjunto de la “V” azulada pronunciaron cánticos como “el que no salta es un traidor”.

 

En la etapa inicial, ninguno de los equipos logró dominar las acciones ya que estuvieron imprecisos en el manejo de la pelota. En medio de esta situación, ambos protagonistas se trenzaron en fuertes forcejos en el medio de la cancha aunque Boca, de la mano de Mauro Zárate y Carlos Izquierdoz intentó marcar el protagonismo.

 

En cambio, el equipo de “El Fortín”, Matías Vargas se transformó en el hombre más desequilibrante con un centro al área que controló el arquero Esteban Andrada. Por otro lado, Julio Buffarini le propinó una dura infracción a un mediocampista rival que derivó en las airadas protestas de los jugadores de Vélez contra el árbitro Diego Abal.

 

A partir de los 15’, aunque de manera momentánea, el conjunto de Liniers emparejó las acciones con la tenencia de pelota, los desbordes de Agustín Bouzat y de Nicolás Domínguez. De ahí, a los 17’, Vargas elaboró una gran jugada individual desde la izquierda que rápidamente controló el arquero Esteban Andrada.

 

Pese las buenas intenciones del “Fortín”, el partido no lograba continuidad y carecía de dinámica, quedó opacado por las discusiones y las continuas fricciones. A los 22’, explotó la polémica a raíz de un remate de Vargas que le rebotó dentro del área a Emmanuel Mas por lo que los jugadores de Vélez salieron reclamarlo al árbitro Abal una supuesta mano de Mas.

 

Con el correr de los minutos, el “Xeneize” dio algunos destellos de peligrosidad con un centro de Mauro Zárate que no llegó a rematar al arco Carlos Izquierdoz. En tanto, Ramón “Wanchope” Ábila recibió la tarjeta amarilla por fingir una falta en el área luego de un buen centro de Zárate para Emmanuel Mas que terminó chocando con el guardavalla Lucas Hoyos.

 

En el cierre, los dos equipos brindaron una paupérrima actuación, sin emociones, plagada de errores garrafales y con poco para describir.

 

En la segunda parte, el equipo comandado por Gabriel Heinze estuvo un poco más decidido a jugar y a intentar llevarse la victoria con Gianetti, Domínguez y Bouzat haciendo mover la pelota en el medio. Con este envión anímico, Leandro Fernández estuvo cerca de abrir el marcador con un fuerte cabezazo que pegó el travesaño de Andrada.

 

Por consiguiente, Vélez tuvo más ímpetu y decisión para atacar a Boca que se sentía hostigado y, a la vez, ahogado porque el “Fortín” no lo dejaba salir de su campo. Por lo tanto, el “Xeneize” jugó muy equilibrado y cauteloso.

 

Sin embargo, de manera breve, el equipo boquense pudo salir de la presión a la que Vélez lo tenía sometido con un centro de Zárate para Izquierdoz, éste a su vez, le envió un pase a Nahitan Nández que forzó el rechazo de la defensa velezana.

 

No obstante, un imperdonable error de Buffarini casi le cuesta caro a Boca tras un cabezazo de Pablo Galdames que rápidamente Esteban Andrada salió a controlar la situación.

 

A poco del cierre, “Wanchope” Ábila casi convierte el gol agónico para Boca pero Hoyos se quedó con la pelota.

 

En el final, Vélez dejó asentado que fue el único de los dos protagonistas que hizo méritos para llevarse el triunfo porque construyó más juego que Boca. El “Fortín” fue dominante y tocó más la pelota en el epílogo.

La revancha será el próximo jueves (16/05) a partir de las 21.10 en “La Bombonera” y el que acceda a semifinales se encontrará en esa instancia con el vencedor de la llave que dirimirán Argentinos Juniors y Gimnasia y Esgrima La Plata.