Leído

SUPERLIGA 2019/2020

De Rossi, mediocampista todo terreno, pero Alonso no le tuvo piedad: “En todos los tiros va al piso”

Mar, 20/08/2019 - 5:11pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El mediocampista italiano Daniele De Rossi, disputó este último fin de semana su segundo partido con Boca Juniors (debutó con un gol en la caída por penales frente a Almagro en la Copa Argentina) y no solo jugó un muy buen partido en la victoria ante Aldosivi, sino que recibió una dura crítica por parte de Norberto Alonso, ídolo de River, en que “con años de fútbol, lo he visto ahora. La verdad, no aprendió nada durante sus años de fútbol. Me dijeron que fue campeón en 2006. Fijate el defecto que tiene, todos los tiros va al piso. Te voy a dar ejemplos de números 5 que jugaban con un escarbadientes en la pera, como Redondo. Mostaza, con sus limitaciones, tampoco iba al piso. Un 5 no puede ir al piso en todos los tiros. Perdiste, te gambetearon y no lo alcanzás más”. El mediocampista de 36 años había quedado libre en la Roma, donde jugó durante 18 años, pero hacía 2 meses que estaba de vacaciones por lo que necesitaba una fuerte pretemporada para ponerse a punto. La incorporación se atribuye al manager boquense Nicolás Burdisso, amigo de De Rossi a quien quiso cumplirle el sueño de jugar en Boca Juniors antes de terminar su carrera. Hace un mes, el DT Gustavo Alfaro había sido tajante sobre el arribo del jugador italiano: “Yo no lo pedí”.

Daniele De Rossi mostró sus dotes de mediocampista todoterreno en la victoria de Boca frente a Aldosivi 2-0 en el partido de la tercera fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF) 2019/2020 y hasta recibió una dura crítica por parte de Norberto Alonso, ídolo de River, en que “con años de fútbol, lo he visto ahora. La verdad, no aprendió nada durante sus años de fútbol”.
Contenido

Ya se puso en marcha la competencia oficial y al igual que en temporadas anteriores, Boca Juniors volvió a mover el mercado de pases con la intención de ganar la Copa Libertadores 2019 y tomarse revancha de la final pérdida frente a River Plate en Madrid. Con este objetivo en el horizonte, el “Xeneize” sorprendió con la incorporación del mediocampista italiano Daniele De Rossi que se convirtió en una las estrellas sobresalientes en el plantel dirigido por Gustavo Alfaro

De Rossi debutó con un gol de cabeza en el partido que Boca perdió en los penales frente a Almagro en la Copa Argentina y está tuvo una destacada actuación en el triunfo del “Xeneize” sobre Aldosivi en el encuentro de la tercera fecha de la Superliga Argentina de Fútbol (SAF) 2019/2020.   

Durante el partido frente al “Tiburón” marplatense, los hinchas de Boca explotaron de aliento en el comienzo del partido y De Rossi, al minuto, recolectó más aplausos frente a su primera intervención con pelota.

Apenas habían transcurrido 3′ cuando ensayó una finta en la mitad de cancha y metió una pelota profunda con gran criterio. Antes de que terminara la jugada mostró sus condiciones de mediocampista todoterreno en una faceta que le sale naturalmente: la barrida.

A los 11′ volvió a pisar bien la pelota en el centro del campo y dejó pagando a Román Martínez. Recostado sobre la izquierda de Iván Marcone, intentó aportar en la marca y también en su juego de primera. Así fue que dejó cara a cara a Franco Soldano en una jugada que pudo significar la apertura del tanteador. Instantes después volvió a burlar a la última línea de Aldosivi con un pase con rosca que le cayó en el pecho del ex Unión en una maniobra que luego se diluyó.

A la media hora de juego recibió un empellón en mitad de cancha y el árbitro Mauro Vigliano cobró falta. El público rugió con furia: “No se metan con el tano”, pareció querer decir. Habiendo mejorado su castellano notablemente desde su arribo, fue a Tevez al que más buscó para la comunicación, quizás apelando a su entendimiento en idioma italiano también (al igual que con Mauro Zárate en el complemento cuando ingresó). 

En el segundo tiempo Boca quedó más replegado y le costó tomar el dominio del balón. De Rossi no fue reemplazado como había sucedido ante Almagro y, aunque terminó exhausto por el esfuerzo, no tuvo inconvenientes físicos. De hecho el reloj marcaba 24 minutos cuando picó corto para sacar una segunda pelota que estaba dentro del terreno de juego, luego se acercó hasta la mitad de cancha donde Junior Alonso se preparaba para sacar un tiro libre, le indicó al paraguayo que se abriera y reinició el juego él.

A los 38 realizó un esfuerzo importante para sacar una pelota del área propia y se acopló casi a la altura de la línea defensiva para colaborar con la misma a mantener el cero en los instantes finales.   

Al margen de eso, el mediocampista italiano recibió una dura crítica por parte de Norberto Alonso, ídolo de River, en una nota que concedió a Radio Cooperativa en que “con años de fútbol, lo he visto ahora. La verdad, no aprendió nada durante sus años de fútbol. Me dijeron que fue campeón en 2006. Fijate el defecto que tiene, todos los tiros va al piso. Te voy a dar ejemplos de números 5 que jugaban con un escarbadientes en la pera, como Redondo. Mostaza, con sus limitaciones, tampoco iba al piso. Un 5 no puede ir al piso en todos los tiros. Perdiste, te gambetearon y no lo alcanzás más”

Pero las acusaciones no terminaron ahí: “Tiene otro defecto. Los periodistas ven otra cosa y por eso le dieron tanta manija. No marcan el defecto que marco yo. Yo no sé cómo los compañeros que tienen más edad no le dicen 'bajá la mano'. Levanta la mano para la tribuna, es un tribunero. Para eso, sigue jugando uno y le explica a este muchacho. Yo no sé como Tevez no le dice que baje la mano. ¿Virtudes? Sí, corre bien la cancha”.

De cara al próximo Superclásico, el 1° de septiembre en el Monumental por la Superliga, Alonso aseguró que desea que el italiano sea titular: “Sí, mejor que juegue De Rossi. No quiero avivar giles. Eso lo quiero marcar. Viene cualquiera y encima habla. ¿Este no fue el que dijo que a River no lo conocía nadie? ¿No vio lo que pasó en el Santiago Bernabéu?”.

Hasta su llegada a Boca, De Rossi llevaba 2 meses sin jugar al fútbol desde que había quedado libre en su club la Roma. Sin destino, el manager del “Xeneize” y su amigo en el calcio, Nicolás Burdisso, lo convenció para cumplir su sueño de terminar su carrera en Boca, con quien firmó sólo por año y para lo cual tuvo que traer a su familia. 

Hace un mes, cuando se conocieron las gestiones el DT Alfaro dejó en claro que él no había pedido al jugador.

“A De Rossi no lo pedí. Me dijeron que era una posibilidad que podía llegar a existir y me preguntaron qué pensaba en función de eso. Yo hice mi análisis del jugador y también de lo que hablábamos antes, de la acumulación de jugadores”, dijo el DT en una conferencia de prensa que brindó a fines de junio desde Ezeiza en plena pretemporada.

Sin embargo, Burdisso insistió con el veterano mediocampista. En declaraciones a ESPN explicó: “Esperemos que llegue, venga, firme y que se predisponga al mundo Boca, aunque ya lo hizo desde el momento que tomó la decisión de venir”.

Sobre los rumores del retiro de De Rossi, contestó: “En ningún momento se iba a retirar, el tema es que estaba evaluando situaciones. Que haya cambiado 16 años de trayectoria en la Roma para venir a jugar a Boca es para celebrar”.

A su salida de Roma, De Rossi le había manifestado al periodismo que “es una emoción muy grande jugar en Boca”.

“Con el pueblo de Boca hablaremos pronto”, agregó.

De Rossi jugó 616 partidos oficiales para la Roma entre 2001 y 2019, con un palmarés de 63 goles, dos Copas de Italia y dos Supercopas italianas.

Por su parte, con la camiseta del seleccionado italiano fue campeón europeo Sub-21 en Alemania 2004 y campeón mundial también en tierra germana en 2006, acumulando con la “azzurra” 117 partidos y 21 tantos.