Leído

MERCADO DE PASES

El 'Barsa' y el Real Madrid pelean por Neymar, pero se acaba el tiempo

Mie, 21/08/2019 - 7:30pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Barcelona y Real Madrid quedaron sumergidos una ardua pelea entre Neymar y el París Saint Germain de Francia. Unos y otros parecen decididos a olvidar los numerosos desplantes que el jugador y su padre les hicieron en el pasado, en forma de espantada más denuncia en el caso azulgrana, y de promesas de fichaje incumplidas con el lado blanco. Al final lo que cuenta es que Neymar está en el mercado de pases y, aunque su fichaje entraña riesgos evidentes, la posibilidad de que le fiche el gran rival y triunfe allí supone un riesgo mucho mayor. En medio de este escenario, la Juventus de Italia podría haber entrado en la partida. El interés por el sudamericano no es de ahora, sino que ya viene desde hace algunos meses. Incluso se dijo que el padre del jugador del PSG lo ofreció a los italianos. Cabe recordar que Neymar no se apartaba de sus serías intenciones de regresar al Barcelona lo que derivó en tensas negociaciones con su actual club, el París Saint Germain. El brasileño le ha dejado claro tanto a Al-Khelaifi como a Leonardo de Araujo que no quiere volver a vestir la camiseta del PSG.

Contenido

¡No se puede creer!, más y más capítulos todavía sigue escribiendo la novela que protagonizan el delantero brasileño Neymar, el Barcelona y el París Saint Germain. Ahora, el ‘Barsa’ y Real Madrid quedaron sumergidos una ardua pelea entre el brasileño y el club de la capital francesa. 

Unos y otros parecen decididos a olvidar los numerosos desplantes que el jugador y su padre les hicieron en el pasado, en forma de espantada más denuncia en el caso azulgrana, y de promesas de fichaje incumplidas con el lado blanco. Al final lo que cuenta es que Neymar está en el mercado de pases y, aunque su fichaje entraña riesgos evidentes, la posibilidad de que le fiche el gran rival y triunfe allí supone un riesgo mucho mayor. 

Pero por encima de todo está el hecho inobjetable de que el brasileño, más allá de sus escándalos, sus lesiones y sus compañías, es uno de los poquísimos futbolistas verdaderamente desequilibrantes. Su capacidad para marcar diferencias dentro del campo está tan acreditada como su tendencia a complicarse la vida fuera de él, según publicó este miércoles (21/08) el diario español Marca.

Para convencer tanto al club parisino como al jugador Madrid y Barça está siguiendo dos tácticas diametralmente opuestas. Los azulgrana vienen retransmitiendo sus negociaciones, sus ofertas, sus intenciones, sus reuniones y hasta sus viajes, como si hubiera un especial interés en demostrarle al argentino Lionel Messi y al vestuario que lo están intentado. Hay quien ve similitudes en esos movimientos supuestamente de cara a la galería del Barça con Neymar y los del Real Madrid con Paul  Pogba, la principal petición de Zinedine Zidane, según lo publicado por Marca. 

En el lado blanco sucede todo lo contrario. Después de las tres experiencias fallidas de 2013, 2017 y del año pasado (hasta el comunicado blanco que forzó un PSG cansado de rumores), el Madrid está maniobrando con discreción, manteniendo interlocución directa tanto con los dirigentes del PSG a través de José Ángel Sánchez como con el brasileño a través de Juni Calafat y haciendo como si el asunto Neymar no fuera con ellos. Tal estrategia se sostiene en su convicción de que en los últimos días de mercado surgirá una oportunidad una vez agotadas las opciones de un Barcelona que, sin dinero ni jugadores interesantes para ofrecer como moneda de cambio, no encuentra manera de acometer la operación, reveló Marca.

Sin embargo, si esa última propuesta de una cesión con opción a compra que ha planteado Joseph Maria Bartomeu es bien recibida por el PSG, a los blancos no les va a quedar más remedio que salir de las sombras e irrumpir en el escenario. Es eso o dejar que el crack brasileño regrese al Barça. Y una súperdelantera azulgrana formada por Messi, Neymar, Antoine Griezmann y Luis Suárez colocaría de inmediato el foco de atención del fútbol mundial en el Nou Camp. Cuesta creer que, después de que el Real Madrid haya realizado el mayor desembolso de su historia en el verano europeo, Florentino Pérez esté dispuesto a asumir ese protagonismo rival, según ese medio. 

También, se conoció que la Juventus está dispuesto a romper el mercado de pases con tal de tener al brasileño Neymar en sus filas. El interés por el sudamericano no es de ahora, sino que ya viene desde hace algunos meses.  Incluso se dijo que el padre del jugador del PSG lo ofreció a los italianos. 

Lo que informan los medios italianos, el director deportivo de la Juventus ha ofrecido a los directivos del PSG el traspaso de Paulo Dybala más 100 millones de euros aproximadamente. Como se sabe, la joya argentina de 25 años, está tazado en 80 millones de euros. 

No obstante, eso no es todo, sino que, Juventus también ofrece a Neymar seguir siendo el jugador mejor pagado del mundo, incluso por encima de Messi y Cristiano Ronaldo. Es decir, de concretarse la operación el brasileño estaría ganando sus 37 millones de euros netos por temporada. Mientras tanto, ‘CR7’ seguiría en cobrando 31 millones netos en Turín, según publicó el diario Líbero.

Neymar le ha dejado claro tanto a Nasser Al-Khelaifi como a Leonardo de Araujo que no quiere volver a vestir la camiseta del PSG. El presidente del campeón de la Ligue 1 entreabrió la puerta de salida, al afirmar que el que no estuviera contento podía hablar con el club. Después, el nuevo Director Deportivo, ha afirmado: “Está claro para todo el mundo que se quiere ir”. Y, por primera vez, reconoce que puede dejar el club: “Neymar se puede ir, pero con una oferta financiera que nos convenga”.

Joseph Maria Bartomeu, presidente del Barcelona, fue claro el martes 09/07 en la presentación de Neto: “Lo que dije el viernes (“no hay caso porque el PSG no quiere vender”), vale para hoy. Todo sigue igual”. Incluso tras decir Leonardo de Araujo, director deportivo del PSG, que había habido “contactos superficiales con el Barça”. Desde el Camp Nou sigue llegando lo mismo. Solo sería factible el fichaje si hubiera un trueque con jugadores que el Barça valorara como máximo en 170 millones de euros. Por ejemplo, Coutinho más Samuel Umtiti o Ivan Rakitić o bien solo Ousmane Dembélé. Y el extremo francés es hoy intransferible.

La institución parisina, consciente de que Neymar quiere dejar el club, se ha puesto manos a la obra. En primera instancia, tasó al jugador en 300 millones de euros. Pero luego ha rebajado sus pretensiones. Hasta 222 millones de euros, o en su defecto, entre 130 y 150 millones de euros más jugadores.

De acuerdo al diario Marca, Al Khelaifi, presidente del PSG, ha ofrecido al Real Madrid el traspaso de Neymar hasta en dos ocasiones. Pero llega tarde, en un momento en el que el presidente Florentino Pérez ya ha adelantado la planificación de la temporada que viene. Habiendo incorporado a 5 jugadores: Luka Jović, Eden Hazard, Éder Militão, Ferland Mendy y Rodrygo Goes. Aunque éste último fue fichado el mercado pases pasado y luego cedido.

Aunque el pulso con el PSG por Neymar es demasiado extenso, la resolución del caso Antoine Griezmann fue rápida. Siendo conscientes de cuánto costará sacar al brasileño del Parque de los Príncipes, la posibilidad de solucionar otro refuerzo de nivel top –en enero se anunció a Frenkie de Jong– se ve con buenos ojos en la cúpula blaugrana, que está vez ha sido más sigilosa y menos confiada en sus movimientos, escarmentada por la resolución del año pasado cuando el 7 jugó a dos bandas y prefirió quedarse para intentar ganar la Champions en el Wanda, publicó el diario El Confidencial.

En cuanto el futbolista abone en la sede de LaLiga el dinero, comprará su libertad sin que los colchoneros tengan margen de reacción ni derecho de tanteo. Es más, hace tiempo que en el club rojiblanco saben que el francés, que ha ganado en el Atlético una Europa League, una Supercopa de Europa y una Supercopa de España, se irá. El propio jugador lo comunicó en un vídeo en las redes sociales tras hablar con Enrique Cerezo y Miguel Ángel Gil Marín. “Desde marzo tengo muy claro dónde jugará Griezmann. Jugará en el Barcelona”, declaró éste último semanas atrás, reprodujo El Confidencial.

La segunda es que 120 millones, precio fijo, sin variables, es un montante asumible para un crack mundial en el mercado de fichajes actual, aunque sean 20 millones más de desembolso por un jugador un año mayor (27 entonces por 28 ahora) que el verano pasado. Es un valor similar al que el Barça pagó en el 2017 por Dembélé, de lo que costó hace un año Cristiano Ronaldo (que tenía 32 años) al Juventus y del que ha pagado hace muy poco el Real Madrid por Hazard, reveló El Confidencial.

Más costoso será levantar la imagen del delantero galo entre la hinchada “Culé” después de forzar la negociación de la temporada pasada. Todo se resume en que Ernesto Valverde, el entrenador, es su principal padrino en el Barcelona. Al técnico le encanta su conocimiento y su rendimiento en el campeonato español, donde ha marcado 133 goles. Esta sería su décima temporada en Primera, tras cuatro en la Real, que se llevará 25 millones, y cinco de colchonero, según ese medio.

Por consiguiente, el “Barsa” confirmó la contratación del holandés Frenkie de Jong, procedente del Ajax de Ámsterdam por la suma de 75 millones de euros más 11 millones en variables. El joven talento holandés firmó un contrato con el Barça de cinco temporadas, hasta el curso 2023/2024.

El Barcelona lo define como “un centrocampista polivalente, diestro y hábil en el uno contra uno, puede jugar tanto de pivote defensivo como de centrocampista o mediapunta”. Por lo tanto, destaca “su visión de juego y eficacia en los pases, lo que le permite ser una figura clave a la hora de crear juego”.

De Jong era pieza muy codiciada por otros grandes del fútbol mundial, y de hecho el PSG estaba muy cerca de cerrar su contratación, aunque el equipo parisino se ha bajado finalmente de la subasta y el club catalán logró su contratación.

De esta forma, el pase del brasileño no sería prioridad para la institución “blaugrana” aunque no extrañaría que la renuncia del vicepresidente del “Barsa” Jordi Mestre tenga que ver con el caso Neymar.

Mestre es el cuarto vicepresidente que presenta su dimisión de la directiva del Barcelona en los últimos dos años y medio, aunque los motivos han sido siempre diversos.

La primera en hacerlo fue Susana Monje, que era la máxima responsable de la economía del Barça. Monje aludió oficialmente “motivos personales” para justificar su salida. Necesitaba tiempo para ocuparse de su holding empresarial Grupo Essentium, que atravesaba un momento complicado, según el diario El Confidencial.

Poco menos de un año más tarde, el 2 de octubre del 2017, se despedía Carles Vilarrubí, que era el encargado de las relaciones institucionales del club. En este caso, el motivo no fue otro que las enormes discrepancias de Vilarrubí con la postura que tomó el Barça tras el referéndum que hubo en Catalunya el 1 de octubre, no suspendiendo el Barça-Las Palmas de Liga ese mismo día. Con él se fue el directivo Jordi Monés.

En julio del año pasado, era Manel Arroyo, responsable del área de marketing y comunicación, el que decidía dar un paso al lado. La apretada agenda profesional de Arroyo, máximo responsable de Dorna, fue la causa.

En consecuencia, en las oficinas del estadio Santiago Bernabéu mantienen la calma y no harán movimientos que puedan enojar al París Saint-Germain. La idea del club es dirigirse de manera oficial a los parisinos sin realizar intromisiones con el jugador a la espalda. El PSG amenazó con denunciar al Madrid el pasado verano. Florentino Pérez avanzará para intentar que el crack brasileño termine vestido de blanco la próxima campaña.