Leído

COPA SUDAMERICANA 2019

El “Rojo” no pudo sostener la ventaja y su homónimo ecuatoriano lo dejó afuera

Mie, 14/08/2019 - 7:48am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Independiente no pudo defender la ventaja lograda la semana pasada en Avellaneda y quedó este martes (14/08) eliminado de la Copa Sudamericana 2019 tras caer en el partido de vuelta de los cuartos de final ante Independiente del Valle de Ecuador 1-0 (2-2 en el global) con gol convertido en el segundo tiempo por el español Dani Nieto, a los 32’ (Independiente del Valle). Con este resultado, el elenco ecuatoriano clasificó a las semifinales al hacer doble su tanto de visitante.

Independiente no soportó los efectos de la altura de Quito y quedó este martes (13/08) eliminado de la Copa Sudamericana 2019 tras caer en el partido de vuelta de los cuartos de final ante Independiente del Valle de Ecuador 1-0 (2-2 en el global), clasificando los ecuatorianos a semifinales al hacer valer doble su gol de visitante.
Contenido

En el Estadio Olímpico Atahualpa de Quito, Independiente no pudo soportar los efectos de la altura y quedó eliminado este martes (14/08) de la Copa Sudamericana 2019 tras caer en el partido de vuelta de los cuartos de final ante Independiente del Valle de Ecuador 1-0 (2-2 en el global), clasificando los ecuatorianos al hacer valer doble su gol de visitante.

Para pasar a las “semis”, el “Rojo” necesitaba ganar o empatar para clasificarse pero la caída 1-0 lo dejó fuera de competencia. Una dato a tener en cuenta: Independiente desembarcó en Ecuador el último domingo 11/08 en vuelo charter, escala mediante en Jujuy, y se instaló en el hotel Hilton de Guayaquil. En tanto, el “Diablo” sufrió la baja sensible de Pablo Hernández, volante que sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. 

Para este compromiso, el equipo de Avellaneda plantó en cancha el esquema táctico 4-4-2 mientras que el conjunto de “Los Rayados del Valle” utilizó el dibujo clásico 4-3-3. De ahí, el “Rojo” comenzó el juego tomando el protagonismo con su presión alta y la tenencia de la pelota, buscando desequilibrar a Independiente del Valle y con la clara intención de marcar rápido el gol que le otorgara mayor diferencia en el resultado global para quedarse con la clasificación a semifinales.

En el primer cuarto de hora contó con algunas situaciones claras sin encontrar la definición adecuada ante los ecuatorianos que lograron soportar ese asedio de los argentinos.

Al promediar la primera etapa, el conjunto local pudo equilibrar el juego en el medio campo y a partir de allí, también, aprovechó el repliegue de los dirigidos por Sebastián Beccacece para administrar las energías en los 2.850 metros de altura de Quito, para exigir a la defensa visitante y al siempre atento arquero Martín Campaña.

El que tuvo un par de intervenciones providenciales para mantener el cero en su arco ante sendos remates de Gabriel Torres y Efrén Mera, en los minutos finales, en los que los dirigidos por el español Miguel Ramírez supieron desequilibrar por su sector izquierdo jugando a espaldas de Fabricio Bustos y superando en velocidad los cierres de Nicolás Figal.

A poco de iniciado el segundo período, el técnico del “Diablo” buscó variantes en el ataque con el ingreso de Martín Benítez -que llegó a los 200 partidos en la primera “roja”- en reemplazo del paraguayo Cecilio Domínguez, de opaco desempeño.

La intención era proponer contraataques profundos aprovechando el adelantamiento de los locales, para buscar el gol de la victoria que le asegurase el pase a las semifinales y para descomprimir el asedio ecuatoriano.

Sin embargo, los de del Valle fueron trabajando despaciosamente pero sin pausa el predominio en la posesión de la pelota y las exigencias para Campaña, una de las figuras el partido que continuó respondiendo con acierto, como en la brillante tapada a un violento remate de Cristián Dájome, a los 25’.

Independiente, demasiado retrasado, con desesperación trató de mantener la igualdad, pero tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe y en está ocasión se rompió la resistencia del guardavalla uruguayo, a los 32’ cuando el ingresado Dani Nieto lo venció con un zurdazo violento de media vuelta y cruzado.

Algo en lo que no reparó el entrenador rosarino en toda la noche fue el desequilibrio permanente por el sector derecho de la defensa de los de Avellaneda por parte de los conducidos por Ramírez, que así llegaron al gol, con el desborde de Jhon Sánchez, centro atrás y la definición de quien había sustituido a Mera para continuar con la conducción del equipo 'azul', a los 32’.

Independiente intentó con mucho empuje y amor propio revertir la historia, pero su mística copera no apareció en el estadio Olímpico, debatiéndose en su propia impotencia, que lo llevó a quedarse con un jugador menos por la expulsión del zaguero Figal, en los minutos finales, por doble amonestación con lo que cerró un desempeño descolorido.

A la vez, que el conjunto argentino no puede culpar a la mala suerte de un martes 13 el de quedarse afuera del torneo continental, porque poco hizo para contar con buena fortuna y por algo será que en 10 presentaciones en tierras ecuatorianas ha perdido en ocho partidos.

Y para colmo, protagonista de un dato poco común, Beccacece se quedó afuera dos veces en la misma competencia Sudamericana, porque a esta eliminación le sumó la de Defensa y Justicia, frente a Botafogo (0-4 en el global), en la primera ronda.

Ahora, el vencedor jugará una de las semifinales de la Copa Sudamericana con el ganador de la llave de cuartos de final que definirán los equipos brasileños de Corinthians y Fluminense, los próximos jueves 22 y 29 de agosto a las 21,30.