Leído

FRANCIA 2019

Estados Unidos agrandó la leyenda y ganó su 4arto mundial femenino

Dom, 07/07/2019 - 9:50pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Estados Unidos se consagró este domingo (07/07) por cuarta vez campeón del mundo en Francia 2019 tras ganarle en el partido final a Holanda 2-0 con goles convertidos en el segundo tiempo por Megan Rapinoe, de penal, a los 16’ (Estados Unidos) y de Rose Lavelle, a los 24’ (Estados Unidos). El título logrado este mismo domingo consagra a las estadounidenses como una verdadera potencia en el fútbol femenino, ya que se trata de su cuarta consagración mundial: En 1991, 1999, 2015 y ahora en 2019, las jugadoras norteamericanas levantaron la Copa del Mundo.

Contenido

En un encuentro disputado en la ciudad de Lyon, que lució repleto, Estados Unidos agrandó su leyenda en el fútbol femenino con su cuarto título en ocho ediciones del Mundial.

Lyon se vistió de gala con las dos hinchadas más coloridas del Mundial, pero la igualdad en las tribunas no se trasladó al césped, con un equipo estadounidense netamente superior.  

El título logrado esta tarde consagra a Estados Unidos como una verdadera potencia en el fútbol femenino, ya que se trata de su cuarta consagración mundial: En 1991, 1999, 2015 y ahora en 2019, las jugadoras norteamericanas levantaron la Copa del Mundo.

Los otros países que ganaron el preciado trofeo son Noruega (1995) y Alemania (2003 y 2007).

En el encuentro de esta tarde, Estados Unidos superó con claridad a las jugadoras de Holanda, actuales campeonas de Europa.

Los goles de las triunfadoras fueron convertidos ambos en el segundo tiempo: a los 16 minutos Megan Rapinoe de penal; y a los 24 aumentó Rose Lavelle.  

Como era de esperarse, Estados Unidos tomó la iniciativa y se paró en campo rival en el comienzo. Las dirigidas por Jill Ellis apostaron a una alta presión, aunque en los primeros minutos no lograron tener profundidad en sus ataques. Holanda esperaba y buscaba salir de manera veloz, aunque no encontraba los caminos para hacerlo.

La primera ocasión de gol del partido llegó a los 27’ y fue para las estadounidenses: tras un córner, la pelota le quedó a Julie Ertz y la arquera Sari Van Veenendaal se lució con una gran tapada. Las guardametas del conjunto Naranja sería la gran clave de su equipo para mantener el cero en la etapa inicial.  

Sobre el cierre del primer tiempo, Estados Unidos "apretó el acelerador" y activó a sus figuras para intentar abrir el marcador. Megan Rapinoe fue una de las que se puso el equipo al hombro: a los 37', mandó un centro peligroso desde la izquierda que nadie llegó a empujar y, 1’ después, imitó el movimiento pero esta vez Alex Morgan conectó y Van Veenendaal se quedó con su intento casi sobre la línea.

Morgan se encendió sobre el cierre de la etapa y a los 39' intentó sorprender con un potente disparo de afuera del área que otra vez forzó una intervención acertada de la arquera holandesa.  

El encuentro entró en su mejor etapa y ganó en intensidad. Holanda se paró de contra y hasta llegó al área rival con cierto peligro, pero el marcador no se movió. Esos últimos minutos generaron gran expectativa de cara a la segunda parte.

El complemento no defraudó y trajo consigo todas las emociones que se esperaban desde el inicio. Sobre los 57', Stefanie van det Gragt fue a marcar a Alex Morgan con la pierna alta y le pegó una patada en el hombro. La delantera estadounidense cayó y, segundos después, la árbitra Stéphanie Frappart revisó la acción con el VAR. Luego de verla en las pantallas, cobró el penal que Megan Rapinoe cambió por gol para decretar el 1-0.  

La apertura del marcador cambió la tónica del partido. A las vigentes campeonas se les abrió el partido y rápidamente lograron el 2-0. Rose Lavelle se despachó con una gran jugada individual que cerró con un remate esquinado.  

Van Veenendaal fue la gran responsable de que la derrota holandesa no fuera aún más abultada. Respondió con seguridad ante Dunn y Morgan, que iban en busca de la goleada gracias a los espacios que se les abrieron a las estadounidenses en la recta final.  

El Mundial de Francia fue el escenario además de la presentación del seleccionado argentino, con buenas actuaciones y un empate heroico 3-3 ante Escocia que sin embargo no alcanzó para superar la fase de grupos.

Por primera vez, las jugadoras argentinas mostraron en un certamen internacional su condición de profesionales, tras el reconocimiento de tal condición por parte de la AFA para con el fútbol femenino.