Leído

SUPERLIGA 2019/2020

Maradona quiere rescatar a Gimnasia y piensa en Daniel Osvaldo

Mie, 11/09/2019 - 9:58pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Gimnasia y Esgrima de la Plata, dirigido por Diego Armando Maradona, busca un futbolista, quiere un delantero de área y surgió el nombre del exjugador de Boca, Daniel Osvaldo, quien se encuentra retirado. La lesión del joven Lautaro Chávez le abrió la posibilidad al ‘Lobo’ y, con la llegada del Diez a la conducción técnica, se empezó a trabajar en esta posibilidad. Aunque claro, no es sencillo y los tiempos apremian, ya que tiene tiempo hasta el lunes. Y se manejan varias alternativas. Además, en las últimas horas hasta surgió el nombre de Osvaldo. Daniel Osvaldo había sido echado del plantel de Boca Juniors tras mantener una fuerte discusión con el entonces entrenador el ‘Mellizo’ Guillermo Barros Schelotto luego de la disputa del partido de ida entre el ‘Xeneize’ y Nacional de Montevideo que correspondió a los cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2016. El delantero le había manifestado su enojo al técnico por haber jugado los últimos cinco minutos y tuvo un cruce con el entrenador minutos después del final del partido. Además del tiempo de juego, la discusión se había generado porque Osvaldo regresó al vestuario y se prendió un cigarrillo en el baño.

Gimnasia y Esgrima de la Plata, dirigido por Diego Armando Maradona, busca un futbolista, quiere un delantero de área y surgió el nombre del exjugador de Boca, Daniel Osvaldo, quien se encuentra retirado.
Contenido

Diego Armando Maradona ya puso en marcha el plan para poder salvar a Gimnasia y Esgrima de la Plata y, para eso, salió a la búsqueda de un futbolista, quiere un delantero de área y surgió el nombre del exjugador de Boca, Daniel Osvaldo, quien se encuentra retirado. 

Hasta el 13 de septiembre, debido a la lesión de Lautaro Chávez, el ‘Lobo’ tiene la posibilidad de incorporar un futbolista.

En las últimas horas hubo una reunión en la que se definió que Diego Maradona quiere contar con un delantero de área, aunque no encontraban una posibilidad factible. Y, ante la complicada tarea de conseguir un jugador, surgió un sueño.

Daniel Osvaldo, quien tiene 33 años y no juega de manera profesional desde agosto de 2016, es el nombre que comenzó a sonar con fuerza en La Plata.

‘Dani Stone’ había sido echado del plantel de Boca Juniors tras mantener una fuerte discusión con el entonces entrenador el ‘Mellizo’ Guillermo Barros Schelotto luego de la disputa del partido de ida entre el ‘Xeneize’ y Nacional de Montevideo que correspondió a los cuartos de final de la Copa Libertadores de América 2016.

El delantero le había manifestado su enojo al técnico por haber jugado los últimos cinco minutos y tuvo un cruce con el entrenador minutos después del final del partido. Además del tiempo de juego, la discusión se había generado porque Osvaldo regresó al vestuario y se prendió un cigarrillo en el baño.  Cuando el cuerpo técnico de los mellizos asumió la conducción del plantel bajó una orden clara. “No se fuma más”, sentenció en ese momento Guillermo apenas tomó control del equipo. Esa regla incumplida fue el punto final para el futbolista.

El ex jugador del Porto había llegado al club de la ‘Ribera’ en enero del 2016 para comenzar su segundo ciclo en Boca. Su corta estadía se vio afectada por una lesión que lo marginó en los primeros meses del año. La fractura del quinto metatarsiano del pie derecho lo obligó a una extensa recuperación que no tuvo buenos resultados en el corto plazo.

Antes de que Boca se retirara del vestuario de Nacional, Guillermo y Gustavo armaron una reunión con los entonces tres referentes del plantel. Carlos Tevez, Agustín Orión y Daniel ‘Cata’ Díaz escucharon de la boca del entonces entrenador la decisión que tenía tomada el cuerpo técnico: Daniel Osvaldo sería separado del plantel profesional.

Los referentes avalaron la decisión del técnico y le soltaron la mano al delantero. En el ida y vuelta que mantuvieron con los mellizos, comprendieron que la situación del jugador no daba para más y que su estadía en Boca tenía un punto final.

Ahora, Daniel Osvaldo, no juega de manera profesional desde agosto de 2016, es el nombre que comenzó a sonar con fuerza en La Plata.

Osvaldo, quien decidió dejar el fútbol y dedicarse a la música, el año pasado formó parte del plantel del fútbol senior de Talleres de Remedios de Escalada.

Por otra parte, el primer nombre que había sonado fue Ricardo Centurión, pero rápidamente desestimaron la posibilidad. En medio del aluvión ‘maradoniano’, la institución del ‘Bosque’ platense pelea por permanecer en Primera División y de salir de la tan temida zona de los promedios.  

Los números en Gimnasia están en rojo y la realidad refleja que hoy por hoy está último en la tabla de los promedios, por lo que Maradona deberá realizar un trabajo impecable para cambiar un final que parecía inevitable tras un inicio de Superliga con cuatro derrotas consecutivas. La unión del pueblo tripero era necesaria para impulsar el intento y su arribo parece haberlo logrado a través de esa ilusión que despierta.

Un estadio lleno en el ‘Bosque’ lo abrazó en su presentación oficial como director técnico del ‘Lobo’ y esa pareciera ser la tendencia en cuanto a concurrencia para lo que resta de la aventura de Maradona en el club. A tal punto se especula con esto que la propia institución no descartó mudar los partidos al Estadio Único de la ciudad.

La ilusión está en marcha y las puertas del desafío deportivo están más que abiertas que nunca para un Maradona que con su sola presencia no hizo más que devolverle la esperanza a un club que se sentía derrotado.

En relación a lo futbolístico, el flamante cuerpo técnico tiene prácticamente a todo el plantel a su disposición, con excepción del colombiano Janeiler Rivas, que se recupera de un desgarro, Lautaro Chávez (lesionado) y el delantero Khalil Caraballo, expulsado ante Argentinos Juniors.

Diego Maradona hará su debut oficial como DT de Gimnasia y Esgrima La Plata cuando su equipo reciba a Racing en el estadio Juan Carmelo Zerillo, con Diego Abal como árbitro.