Leído

VALENCIA CAMPEÓN

Messi contra el mundo es mala opción para el FC Barcelona

Dom, 26/05/2019 - 1:16pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El Barça acabó la temporada de la peor manera posible: perdiendo la final de la Copa del Rey ante el Valencia, y, además, dejando pasar la oportunidad histórica de ganar 5 títulos coperos consecutivos. Es un hito que ningún equipo de los principales países europeos con mayor tradición futbolística ha conseguido. Para algunos barcelonistas ganar la Copa suponía un premio menor tras la dura eliminación de la Champions League en Anfield, pero a ojos de la historia suponía una hazaña al alcance de muy pocos. El Valencia borró ese posible capítulo de éxito azulgrana, como este año ha ocurrido también en Francia e Italia.

Contenido

Al F.C. Barcelona se le escapó la Copa. Un Valencia disciplinado, en una de las mejores temporadas de los últimos años, se llevó un titulo luego de buscarlo mucho tiempo. Enfrente, un Barça tristón, al que no le faltó actitud pero sí futbol para superar a un equipo lleno de ilusión 

José Molins lo relató así en el Diario Las Provincias, de Valencia:

"Once años de espera se habían hecho demasiado largos, por eso la afición del Valencia necesitaba una noche así. De euforia plena, desatada. Abrazos, lloros, saltos de alegría. Por fin el conjunto de Mestalla volvía a ser campeón. Toda la ciudad se echó a la calle para celebrar la gesta y vibró en una velada para la historia. De las que se quedan a vivir en la memoria.

A las 22:56 horas toda Valencia estalló de felicidad al escuchar el pitido final del árbitro, que sonó a auténtica música celestial. Miles de personas lo celebraban en la ciudad. En todas las calles, avenidas, plazas, había valencianistas festejando el título. Tracas, pitos de coches, bufandas al viento, gritos de «¡campeones, campeones!» lo inundaban todo. La ciudad era un clamor. La noche soñada. Para toda una generación de jóvenes que no habían visto ningún título y que ayer disfrutaron como nunca. Las lágrimas brotaban sin parar. En gente de todas las edades. Abuelos y nietos que se fundían en un abrazo, parejas, padres e hijos, grupos de amigos que formaban un corro emocionados. Esta afición necesitaba una noche como la de ayer. Para dejar atrás años tan malos que llenaron de sinsabores. La dulzura del brillante triunfo de anoche permanecerá para siempre. Ante un Barcelona que no había doblado la rodilla en cuatro años. (...)".

El Valencia cumplió su sueño

El Valencia ensayó un cuadrado central formado por los 2 centrales (Garay-Gabriel) y los 2 pivotes (Parejo/Kondogbia-Coquelin) que lograron bloquear a Lionel Messi, convencidos de que es la única herramienta ofensiva importante del equipo azulgrana. 

Aunque la participación de Messi mejoró en la 2da. parte, no logró la profundidad necesaria para distraer a la vez que fijar a la defensa valenciana. Aún así, el jugador N°10 buscó el balón en forma permanente y lo intentó. Con 115 intervenciones, fue el 2do. futbolista con más participación. 

Sin embargo, tuvo que salir en exceso de la zona (evadirse del cuadrado central). Sirvió para poco pero acabó marcando al aprovechar un rechazo que concedió el arquero rival luego de un córner. Fue gol N°51 en 50 partidos en esta temporada. El mejor futbolista del mundo también fue el más activo del Barça: Messi contra el mundo... pero no alcanza para derrotar a todos.

Otra estrategia que exhibió el Valencia fue la participación de los delanteros Rodrigo y Gameiro. En cada contraataque, ambos delanteros tenían la misión de llegar escalonados. El objetivo era impedir que la defensa del Barcelona pudiera bloquear del posible disparo al arco. 

En el 1 a 0 uno de los 2 llegó al fondo para forzar a centrales a abrirse y, el otro, esperó en el pico del área sabiendo que, si la jugada era rápida, Busquets no alcanzaría a retornar. Entonces, en la jugada, el Valencia tenía 2 posibles pases y 2 posibles vías para acabar la jugada. Algo similar ocurrió con el 2 a 0.

En el Barcelona no se entiende cómo fue que tanto Arthur como Coutinho, quienes llegaban demasiado justos al encuentro, fueron incorporados a la vez al equipo por el DT Ernesto Valverdeo. 

Con esta doble entrada de brasileros, el técnico buscó completar un sector izquierdo con piezas acostumbradas a jugar juntos y devolver a Ivan Rakitc a la derecha, perfil donde se encuentra más cómodo. Y Messi como falso 9 sin ningún delantero puro en los costados. 

Empezó relativamente bien para el Barcelona. La sensación de control era total. En los primeros 15 minutos de juego, los azulgranas tuvieron el 85,5% de posesión y apenas el 9% de localización en campo propio. 

Pero el equipo careció de profundidad, fue previsible y, al final, fue vulnerable. 

El Valencia demostró tener el plan de partido muy claro. La consigna fue visiblemente la de buscar las espaldas de los laterales azulgranas justo en el despliegue atacante del Barça. Y hacerlo con decisión y audacia. 

El 1 a 0 ocurrió después de una sincronía perfecta de entrada-salida entre Guedes y Gayá. Semedo “picó” siguiendo al portugués y el Valencia lo aprovechó en 3 pases y una gran definición. Desde el desplazamiento de Gabriel y el disparo de Kevin Gameiro pasaron sólo 5 segundo de juego. 

De manera casi idéntica se originó el 2 a 0, en el que Carlos Soler consiguió ganar la banda a Jordi Alba y poner un centro para Rodrigo: 2 jugadores y 4 contactos de balón a partir de medio campo. 

Los ataques rápidos y coordinados en el tiempo-espacio de los valencianistas destrozaron al Barça.

Repercusiones

Tras la debacle en Anfield, el Barça acabó la temporada con otra decepción al perder la final de la Copa del Rey frente al Valencia en el Benito Villamarín de Sevilla. La depresión azulgrana y la alegría valencianista en el año de su centenario copan las portadas de la prensa deportiva y la de algunos diarios generalistas españoles.

“Otro golpe”, titula en su portada el Mundo Deportivo con el rostro cariacontecido de Busquets, Coutinho y los lesionados, ausentes en el partido, Luis Suárez y Ousmane Dembélé. El rotativo, además, enlaza la derrota en la final con la eliminación europea en Liverpool y pide “un diagnóstico” para un equipo que ha acabado el curso “tocado”.

En Sport ponen el foco en la soledad de Messi, que ayer marcó el gol de la esperanza para los azulgranas pero, según el medio, tuvo pocos “socios” para penetrar la defensa valencianista. “Messi está solo” es el titular de portada escogido, con una foto donde únicamente aparece el jugador argentino.

En los diarios editados en Madrid, dan mayor protagonismo al triunfo che en sus portadas. “¡Centenariazo!”, titula As con una fotografía de los jugadores valencianistas celebrando la victoria con la Copa del Rey. De los barcelonistas recalcan su “reacción insuficiente” en la segunda parte del encuentro.

Por su parte, en Marca dedican una portada a doble página para escenificar la euforia del Valencia, que acompañan con un titular acorde con la imagen: “Valencia, la felicidad era esto”. También insertan una pequeña instantánea del capitán valencianista, Dani Parejo, levantando la Copa y a su lado Messi, con la cara tapada, muestra el lado amargo del partido.