Leído

COPA ARGENTINA

River sufrió el mal de ausencias pero fue efectivo en los penales y le apunta a la Libertadores

Mie, 17/07/2019 - 8:59am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

River Plate necesitó de los penales, no falló y clasificó a los octavos de final de la Copa Argentina 2019 tras ganarle en el partido de 16avos de final a Gimnasia y Esgrima de Mendoza 5-4 luego de empatar 1-1 en los 90’ reglamentarios con goles convertidos en el segundo tiempo por Exequiel Palacios, a los 20’ (River) y Renzo Verá, a los 24’ (Gimnasia de Mendoza). A pesar de haber hecho una muy buena pretemporada en los Estados Unidos, el Millonario sintió las ausencias de Franco Armani, Milton Casco y Matías Suárez por estar afectados a la Copa América. Por eso, los de la “Banda Roja” se sintieron incómodos en gran parte del encuentro porque el “Lobo” mendocino supo complicarlo y hasta ahogarlo sobre su campo aunque estuvo cerca de ponerse en ventaja por un penal que erró Ignacio Morales. Ahora, River ya piensa en el partido de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores frente al Cruizeiro de Belo Horizonte, uno de sus máximos objetivos para este semestre.

River Plate se clasificó este martes (17/07) a los octavos de final de la Copa Argentina 2019 tras ganarle en el partido de los 16avos de final a Gimnasia y Esgrima de Mendoza 5-4 en la definición por penales.
Contenido

Ya pasaron dos semanas de la disputa de Copa América Brasil 2019 que coronó campeón al seleccionado local y, de a poco, la actividad retoma su ritmo habitual con la reanudación de la Copa Libertadores, Sudamericana y el inminente arranque de la nueva Superliga 2019/2020. Con este ‘combo explosivo’ de un campeonato tras otro, River Plate, a duras penas, pasó a los octavos de final de la Copa Argentina 2019 tras ganarle en los penales a Gimnasia y Esgrima de Mendoza 5-4. La realidad es que el “Millonario” sintió, quizás demasiado, las ausencias de Franco Armani, Matías Suárez y Milton Casco que quedaron afectados a la disputa de la Copa América.   

De esa forma, podría entenderse lo demostrado por los de Gallardo dentro del campo de juego pero no hay que subestimar al “Lobo” mendocino que brindó una digna actuación que, hasta se dio el lujo de complicar a los de Núñez, e hizo méritos para poder ganar el encuentro. Más allá de los visto en San Luis, los encuentros que afrontó en Estados Unidos el combinado riverplatense, dejaron muy conforme al “Muñeco” Gallardo. Por consiguiente, el técnico repitió prácticamente un equipo similar frente a los mendocinos aunque preservó a varios de los habituales titulares para recibir al Cruzeiro de Belo Horizonte en el partido de ida de los octavos de final de la Libertadores.   

Ante 25.000 hinchas millonarios, que agotaron las populares y las plateas del estadio La Pedrera de la provincia de San Luis, tanto River Plate como Gimnasia y Esgrima de Mendoza pusieron en cancha el mismo esquema táctico 4-4-2. Durante los 90’ reglamentarios, el partido estuvo parejo, disputado aunque el “Millonario” aportó experiencia pero Gimnasia de Mendoza no se quedó atrás y supo darle pelea.  

De ahí, “Millonario” manejó la pelota y buscó el momento justo para poder lastimar pero el elenco mendocino estuvo cerca de ponerse en ventaja con un débil disparo de Lucas Carrizo que quedó en las manos del arquero Germán Lux. Pese a este contratiempo, el equipo de Núñez supo ocupar bien los espacios en el campo rival, sumó los desbordes de Fabrizio Angileri junto con las apariciones de Rafael Santos Borré que pusieron en serio peligro la valla defendida por Tomás Marchiori.  

De manera momentánea, los de la “Banda Roja” supieron contener al “Lobo” mendocino que se mostró atrevido y presionó desde el medio para adelante. Si bien mostró buenas intenciones e ímpetu para intentar alcanzar la victoria, River se sintió incómodo y estuvo desacomodado en el mediocampo. Gimnasia, con muy poco, desacomodó a los de Gallardo y se mantuvo firme con sus dos líneas de cuatro.  

No obstante, en los minutos final de la etapa inicial, los dirigidos por Diego Pozo lograron acomodarse aunque los de Gallardo siguieron mostrando su “chapa” de equipo grande y desperdiciaron dos posibilidades de Borré y de Julián Álvarez para romper el cero. 

En la segunda parte, los de Núñez atacaron con las corridas de Nacho Fernández, Nicolás De la Cruz y Rafael Santos Borré. En tanto, el conjunto de Mendoza sacó provecho de un grosero error de Enzo Pérez por parte de Ignacio Morales que sacó un venenoso tiro que controló el guardavalla Lux. A los 11’ llegó el momento fatal cuando Angileri le cometió un claro penal a Morales que fue sancionado de manera correcta por el árbitro Andrés Merlos pero el mismo Ignacio Morales estrelló su remate en el travesaño y forzó una espectacular atajada de Lux.  

Cuando todo daba a entender que el encuentro terminaría empatado 0-0, Exequiel Palacios puso en ventaja a River 1-0 tras una gran jugada del juvenil Benjamín Rollheiser. Por otra parte, la alegría a los “Millonarios” les duró muy poco porque Renzo Vera asestó el empate 1-1 luego de un tiro de esquina de Lucas Carrizo. Con la igualdad, River apeló a la desesperación para alcanzar la victoria agónica aunque Gimnasia de Mendoza supo defenderse y aguantó hasta el pitazo final de Merlos.   

En la tanda de penales, Leandro Aguirre, Brian Zabaleta, Tadeo Marchiori y Lucas Carrizo acertaron con sus definiciones para Gimnasia y Esgrima de Mendoza pero Brian Andrada estrelló su tiro en el travesaño de Germán Lux. Por otro lado, Ignacio “Nacho” Fernández, Nicolás De la Cruz, Cristián Ferreira, Rafael Santos Borré y Benjamín Rollheiser acertaron sus tiros para River Plate.   

En los octavos de final, el “Millonario” enfrentará a Godoy Cruz de Mendoza que eliminó en los 16avos de final a Huracán, también en los penales.