Leído

ESPAÑA

Zidane vuelve al Real Madrid: Bale, Ceballos y Llorente pegan el ‘portazo’

Lun, 11/03/2019 - 5:05pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El argentino Santiago Solari tiene las horas contadas al frente de la dirección técnica del Real Madrid tras la prematura eliminación de la UEFA Champions League luego de caer ante el Ajax de Holanda 1-4. Una vez consumada la eliminación del equipo “merengue” de la Champions y la inminente salida del “Indiecito”, el francés Zinedine Zidane volverá a hacerse cargo del elenco “blanco”, según informó la prensa española. El técnico volverá a la dirección técnica de un equipo que dejó el pasado 31 de mayo, tras finalizar la temporada. Casi un año después, los cambios llegados al Real Madrid, primero con Julen Lopetegui y después con Santiago Solari, no parecen haber surtido los efectos deseados en un combinado madridista vapuleado en marzo de la Liga, Copa del Rey y Champions. Con el regreso de Zinedine Zidane, el galés Gareth Bale, Dani Ceballos y Marcos Llorente son los jugadores que abandonarán el plantel “merengue”. El 4-4-2 al que se fue abrazando el técnico apartó de la titularidad al galés, desgastando una relación entrenador-jugador que explotó en Kiev. Suplente en la final de la Liga de Campeones, decidió, sin embargo, el partido con dos goles, para después poner en duda su continuidad en el equipo madridista.

Zinedine Zidane regresará en shock como entrenador del Real Madrid luego de que el club decidió el lunes despedir a Santiago Solari, según el 11 de marzo de 2019, en la prensa española.

Contenido

El último fin de semana, el Real Madrid, con el argentino Santiago Solari ya renunciado, goleó al Valladolid 1-4 por el campeonato de la Liga de España 2018/2019. Sin embargo, la victoria con goleada incluida no fue motivo suficiente para que el ‘Indiecito’ siga en el cargo a causa de la prematura eliminación de la UEFA Champions League luego de caer frente al Ajax de Holanda 1-4. Esta dura eliminación aceleró la salida de Solari y el inminente regreso del francés Zinedine Zidane

 

Una vez consumada la eliminación de este certamen europeo, tanto el presidente Florentino Pérez como sus compañeros coincidieron que el golpe que significó la eliminación ante el Ajax fue demasiado duro para continuar con el argentino. Esto fue la seguidilla de dos derrotas ante el Barcelona, por Copa del Rey y Liga.  

 

Por otra parte, Solari renovó su contrato hasta 2021 luego de ganar sus primeros cuatro partidos, allá por noviembre, el entrenador argentino sabe que el puesto de entrenador del Real Madrid se mantiene si hay títulos a final de año.

 

Santiago Solari ya ganó el Mundial de Clubes esta temporada, pero al final de curso el balance se hace con los tres grandes títulos, Liga, Champions y Copa del Rey, especialmente con los dos primeros.

 

En las últimas semanas, había muchas voces que afirman en el seno del Real Madrid que al argentino le faltaba aún mucho para ser entrenador de gran nivel, que no lee bien los partidos o que tiene muchas cosas que pulir.  

 

En tanto, el Madrid venía de ganar tres Champions consecutivas (2016 en Milán, 2017 en Cardiff y 2018 en Kiev), algo que ningún equipo logró desde que esta competición adoptó el actual modelo en 1993, sumando 13 en su historial, un número glorioso hasta el año pasado, pero que ahora puede ratificar su influencia con la mala suerte.

 

Claro que esta debacle parecía tener hasta un anuncio y todo, porque los agoreros que rodean al club presidido por el hoy denostado (los aficionados le pidieron la renuncia) Florentino Pérez hacían público un temor por este partido ante los holandeses que parecía exagerado después del 2-1 con el que el equipo dirigido por el “Indiecito” se volvió de Amsterdam.

 

Pero a la luz de los hechos esos temores no eran infundados, porque los holandeses refrendaron su noche más gloriosa en el Santiago Bernabéu liderados por un excelso Tadic y terminaron por destapar las vergüenzas de un plantel que está muy lejos de lo que era un año atrás, y que día a día demuestra cuánto lo extraña al portugués Cristiano Ronaldo.

 

El mal clima en Madrid incluyó una fuerte discusión entre Pérez y el defensor Sergio Ramos.

 

No obstante, Zinedine Zidane volverá a hacerse cargo del equipo blanco, afirmaron este lunes (11/03) la cadena de televisión La Sexta y la emisora Cadena Ser.

 

“El francés, entrenador de las tres Champions consecutivas, volverá a hacerse cargo del conjunto blanco a partir de este mismo martes”, afirmó La Sexta, añadiendo que “el club hará oficial el acuerdo en las próximas horas, acompañado del cese de (Santiago) Solari”.

 

El presidente del Real Madrid “Florentino Pérez comunicará este lunes a su junta directiva la propuesta de despedir a Solari para hacer regresar a Zidane al club”, afirmó por su parte la Cadena Ser, afirmando haber confirmado la información adelantada por La Sexta.

 

De esta manera, el técnico regresará a un equipo que dejó el pasado 31 de mayo, tras finalizar la temporada.

 

“Este equipo debe seguir ganando y necesita un cambio para esto. Después de tres años necesita otro discurso, otra metodología de trabajo y por eso tomé esta decisión”, razonó entonces el técnico francés.

 

Casi un año después, los cambios llegados al Real Madrid, primero con Julen Lopetegui y después con Santiago Solari, no parecen haber surtido los efectos deseados en un equipo blanco golpeado en marzo en la Liga, Copa del Rey y Champions. 

  

Con el retorno de Zinedine Zidane, el galés Gareth Bale, Dani Ceballos y Marcos Llorente son los jugadores que abandonarán el plantel “merengue”. El 4-4-2 al que se fue abrazando el técnico apartó de la titularidad al galés, desgastando una relación entrenador-jugador que explotó en Kiev. Suplente en la final de la Liga de Campeones, decidió, sin embargo, el partido con dos goles, para después poner en duda su continuidad en el equipo madridista.

 

Un negro futuro que, ya sin Zidane aunque sin su esperado golpe encima de la mesa tras la salida de Cristiano Ronaldo, recuperó cierta claridad, al igual que lo hicieron las sendas de Dani Ceballos y Marcos Llorente. El primero ganó peso con Lopetegui, mientras que el segundo, sin oportunidades con el marsellés, se tornó en un hombre importante en el esquema blanco tras la lesión de Casemiro y su buen hacer como sustituto del brasileño.

 

Pero bien distinto es ahora el panorama para estos tres futbolistas, señalados en su día por Zinedine y ante la incógnita hoy de un futuro pendiente de lo que quiera de ellos el nuevo salvador del coloso madridista.

 

A diferencia de su ciclo anterior, el francés va a tener poderes absolutos en la configuración total del plantel. Tanto en el actual plantel del conjunto blanco como también en el diseño del Real Madrid del futuro, según publicó este mismo lunes el diario español Sports.

 

Bajo este nuevo dibujo táctico es como debe entenderse este nuevo Zidane que se hace de manera inmediata con el mando del Real Madrid pensando en lo que resta de temporada y pensando en las próximas campañas. Curiosamente este regreso se conoce este lunes, justo el mismo día que el francés regresó de Italia, donde pasó los últimos días y desde donde mantuvo los contactos con Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, según dio a conocer el diario Sports.

 

La relación entre el presidente y el ahora nuevo entrenador del conjunto blanco nunca se ha roto. Han sido constantes las llamadas entre ambos en todo este tiempo para saber cómo se encuentran, reveló el diario Sports.

 

Porque Zinedine Zidane bien sabe que su implicación con el Real Madrid es total. El agradecimiento que el francés tiene al conjunto blanco es total. Y eso nunca lo ha olvidado. Primero en su etapa como jugador donde renunció a su última temporada en la primera plantel madridista. Y especialmente en su carrera como entrenador, según Sports.

 

Porque el Real Madrid, y especialmente Florentino Pérez, respaldó y apoyó cada paso de Zidane en el momento que decidió emprender su carrera como técnico del elenco “merengue”. Es más fue Florentino Pérez quien apostó ciegamente en él desde el principio, sabía que estaba llamado a dirigir algún día al Real Madrid. Primero dándole la responsabilidad del filial madridista cuando apenas tenía experiencia y, de hecho, estaba todavía terminando su formación para la titulación de UEFA PRO. Cuando le empezaban a llover las ofertas de Francia, el presidente blanco tuvo claro que la forma de aguantarle en Madrid y reservarle para el futuro, era otorgándole al Real Madrid Castilla, según ese medio. 

 

A principios de 2016, el emblemático ex futbolista -que por entonces tenía 45 años- se calzó el traje de entrenador del Real Madrid y condujo el ciclo más exitoso del club en las últimas décadas.

 

El cambio desembocó en la segunda mejor etapa del club desde el gran Madrid de Alfredo di Stéfano. Por otro lado, la pelea pública con las dos figuras del equipo, Ronaldo y Bale, profundizaron el desgaste de las últimas temporadas.

 

Con Zidane, Ronaldo fue campeón de Europa y Balón de Oro, pero sus palabras tras la final de Kiev apuntaban a un cambio de ciclo. Bale era otro jugador que parecía estar más fuera que adentro: con Zinedine Zidane, el galés apareció menos de lo esperado, y quizá con otro entrenador pudiera tener más continuidad, pero el propio Gareth Bale parecía haber dado por concluido su ciclo en el Madrid.

 

Cabe recordar que el festejo por la obtención de la tercera Champions no fue completo. Cristiano Ronaldo había anunciado su intención de marcharse del club, y también el goleador de la jornada, Bale.

 

“No era el momento adecuado, pero he sido honesto. No hablo mucho, pero cuando hablo, hablo... Claro que tengo algo que decir, pero no era el momento adecuado, aunque no me arrepiento, porque cuando eres honesto... ¿Qué pasa? Vas aguantando, aguantando... pero te descontrolas. ¿Cuál es el problema? Viene de lejos. El dinero no es el problema. He ganado 5 Champions, 5 Balones de Oro... . Ya estaba en la historia, pero ahora aún más. No estoy molesto porque sé lo que doy al club. No quiero borrar este momento único, con mis compañeros que son unos campeones. No me voy a esconder, en los próximos días hablaré... La vida no es sólo gloria. ¿Florentino? Hablo y le saludo, como un buen profesional que soy. Se está creando una tempestad de donde no la hay”.

 

Con estas palabras, Cristiano Ronaldo dos Santos Aveiro le concedió un sabor agridulce a la epopeya del Real Madrid, y a la revancha personal de Gareth Bale, tan relegado en la temporada pasada.

 

En medio de los festejos, inmediatamente los periodistas fueron sobre Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, quien primero intentó no responder y terminó: “¿Me vas a preguntar a mí estas cosas el día que estamos celebrando? Todo el mundo tiene derecho a hablar, pero lo que sí quiero decir es que lo importante es el club. Y un día como hoy todos debemos estar festejando. No voy a entrar en temas personales”.

 

Pero luego él ingresó: “Todo el mundo tiene derecho a hablar, lo importante es el club y en un día como hoy lo importante es que todos estemos celebrando la Champions, entre otras cosas porque siempre se habla de él y luego no pasa nada. Estoy encantado de que Cristiano tenga cinco Copas de Europa como yo. Pregúntele a él. Va a seguir siendo feliz. No es que se vaya a quedar, es que tiene contrato, no estoy para hablar de nadie a nivel particular”.    

 

Zinedine Zidane, el único entrenador de la historia que levantó tres Champions en el Madrid y el único en el fútbol continental en hacerlo de forma consecutiva, se va con logros sobresalientes: además de las citadas Copas, obtuvo 1 torneo de Liga, 2 Supercopas de España, 1 Supercopa de Europa y 2 Mundiales de clubes. 

 

Según la prensa española, Zidane dirigirá ya su primer entrenamiento el miércoles antes de encarar el partido de Liga del próximo sábado contra el Celta en la 28ª jornada de Liga.

Eliminados de la Champions y Copa del Rey, y prácticamente descartados para la Liga, a doce puntos del líder, el Barcelona, a falta de once jornadas para el final, los objetivos del equipo blanco se centran en asegurar la plaza de Champions para la próxima temporada.