Leído

RUGBY

El ‘boom’ de Los Jaguares despertó el interés de las empresas

Lun, 15/07/2019 - 5:08pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El seleccionado argentino, Los Jaguares, una de las franquicias de la Unión Argentina de Rugby, mostró un crecimiento vertiginoso en su cuarta temporada del Súper Rugby tras consagrarse subcampeón en Nueva Zelanda. Tras caer en el partido final frente a los Crusaders, los Jaguares mostraron un progresivo crecimiento desde que aterrizó en el torneo más exigente del mundo. Incluso en lo más importante y visible: los resultados. En su temporada de debut consiguió apenas cuatro victorias en 15 partidos y concluyó 13º, por encima de cinco rivales en la tabla general: Southern Kings y Cheetahs (de Sudafrica, ambos disueltos), Sunwolves (Japón), Reds y Force (Australia). El balance mejoró en 2017, el último de los dos años de “Aspirina” Pérez: sumó siete triunfos y ocho derrotas, que dejaron 10º a Jaguares. Además, les rindió frutos la incesante estrategia de comunicación detrás del equipo como marca, de sus jugadores como assets y hasta de su mascota (Jaguardo) como una herramienta de difusión para otro público, no explotado, demostrando el alto nivel de profesionalismo que atraviesa hoy al deporte.

El subcampeonato de Los Jaguares en el Súper Rugby tras caer en el partido final frente a los Crusaders despertó el interés de las empresas.
Contenido

El rugby argentino está viviendo un gran momento luego de que una de las franquicias de la Unión Argentina de Rugby, Los Jaguares, logrará el subcampeonato del Super Rugby tras caer en el partido final frente a los Crusaders en Nueva Zelanda. Este logro de la franquicia argentina, en su cuarta temporada en esta competencia, despertó el entusiasmo del público que hasta colmó las tribunas en el estadio de Vélez Sarsfield en el encuentro de semifinal, como no sucedía en el deporte, hace mucho tiempo.
 
Por eso, las estadísticas dan fe de que el equipo de la UAR siempre se fue de menor a mayor. No importa el rubro. Los Jaguares fueron mostrando un progresivo crecimiento desde que aterrizaron en el torneo más exigente del mundo. Incluso en lo más importante y visible: los resultados. En su temporada de debut consiguió apenas cuatro victorias en 15 partidos y concluyó 13º, por encima de cinco rivales en la tabla general: Southern Kings y Cheetahs (de Sudafrica, ambos disueltos), Sunwolves (Japón), Reds y Force (Australia). El balance mejoró en 2017, el último de los dos años de “Aspirina” Pérez: sumó siete triunfos y ocho derrotas, que dejaron 10º a Jaguares.  

La llegada de Mario Ledesma provocó el primer salto ostensible: nueve victorias y la misma cantidad de derrotas, un octavo lugar en la tabla y la primera clasificación para los playoffs, que duraron un solo compromiso para los argentinos, por la derrota contra Lions en un cuarto de final, como visitantes. Ya 2019 fue estupendo: 12 victorias y cinco caídas, el primer puesto de la Conferencia Sudafricana, el tercer mejor registro general y la segunda ubicación -por una cuestión normativa- entre los 15 conjuntos, por debajo del tricampeón, Crusaders.

Si se pone el acento en el juego, se ve un cambio radical en el balance ataque-defensa entre el equipo de Quesada y los de sus predecesores. En esta temporada lleva 482 puntos marcados y 368 recibidos en 17 partidos, lo que da una marca favorable de +114, mientras que el saldo de 2018 fue de -26, el de 2017 cerró en +18 y el de 2016 terminó en -51.  

La primera conclusión es, entonces, un rugby más ofensivo. Jaguares resultó el segundo equipo más goleador, detrás de Crusaders, y anotó 62 tries, con un promedio de 3,6 por partido. En este rubro se ubica cuarto en el ranking, pero está muy por encima de sus 53 de 2018 (10ª lugar), sus 49 de 2017 (10º) y sus 44 de 2016 (13º). Curiosamente, no hay hay argentinos en el Top 10 de los tryman ni de los goleadores del certamen, lo que deja de manifiesto la rotación exitosa de Quesada en el último tramo de la temporada.

El buen rendimiento se da también, a tono con el ADN argentino, en la defensa. Es el tercer conjunto que menos puntos recibió, por debajo de Crusaders y Sharks, y el segundo al que menos tries (39) le marcaron, siempre debajo de la franquicia neozelandesa. En efectividad de tackles está sexto, con 85,1%, y escaló varias ubicaciones con el correr de las temporadas; en 2016 se situó 15º, con 81,1%, en 2017 subió al 12º lugar, con 82,8%, con el 81,9% de 2018 figuró 13º.  

En cuanto a la indisciplina, los argentinos cedieron 177 penales en sus 17 actuaciones, un promedio de 10,4. Son rebasados solamente por Sunwolves, con 187 infracciones. Además, Jaguares se ubica 3º en cantidad de tarjetas amarillas, con 6. La abundancia de infracciones se condice con la agresividad que suelen mostrar los equipos argentinos cuando no tienen la pelota; el objetivo, en este caso, no se trata de ser los más disciplinados posible sino de evitar llegar a los dos dígitos de penales por encuentro.  

Son notables las diferencias que se dieron en la efectividad del line-out entre el período de Raúl Pérez y las etapas de Ledesma y Quesada. En aquellas dos primeras temporadas Jaguares registró 84,7 y 85,2% de efectividad, que lo posicionaron 14º y ¡16º!, respectivamente (por aquel tiempo, las franquicias del torneo eran 17). Después, se metió en el podio con 88,2% en 2018 y 91,3% en lo que va de 2019. Parece mínima la diferencia, pero no lo es en este nivel. Más allá de las notorias mejoras que se dieron en el scrum, y más con la incorporación de Andrés Bordoy al staff, esa formación fija sigue siendo el talón de Aquiles del conjunto argentino: está último en eficacia desde hace dos temporadas.   

Además, los buenos resultados a los argentinos les rindieron frutos a la incesante estrategia de comunicación detrás del equipo como marca, de sus jugadores como assets y hasta de su mascota (Jaguardo) como una herramienta de difusión para otro público, no explotado, demostrando el alto nivel de profesionalismo que atraviesa hoy al deporte.    

En este contexto, Marcelo Rodríguez, presidente de la UAR manifestó en declaraciones que concedió el portal especializado Marketing Registrado en que “Jaguares fue para nosotros un gran desafío, puso en prueba nuestra capacidad organizativa y de proyección futura. Subestimamos lo que era el rigor de la competencia pero hemos ido creciendo mucho, principalmente al ver a jugadores que salen de nuestro propio sistema, desde nuestro propio proyecto”.

Con relación al vínculo de la franquicia con las marcas y a su nivel de influencia en la región, Rodríguez en diálogo con el sitio Marketing Registrado que “fue un aprendizaje en conjunto, hemos aprendido mucho de nuestros propios sponsors, pero el concepto es el de ‘espectáculo’ para toda la familia, con una propuesta integral para todos en el marco del mejor rugby de mundo”. Después agregó: “Si la región crece, Argentina va a seguir creciendo. Para eso necesitamos que Uruguay esté cada día mejor, que Brasil se termine de desarrollar, que Colombia y Paraguay se consoliden. El trabajo que se está haciendo con la America Rugby es muy bueno”.

Sin embargo, el presidente de la UAR no es el único que piensa de esta manera, ese sitio web habló también con Diego González Puig, Brand Manager de Cerveza Imperial, quién se refirió al impacto del equipo en la estrategia trazada para su marca y manifestó: “La alianza con la UAR es súper positiva desde todo punto de vista, es un honor acompañar a la Unión en este proceso de crecimiento, somos la recompensa del rugby argentino”. También agregó: “Los valores que compartimos son: el trabajo en equipo, la pasión por lo que uno hace, el esfuerzo, la dedicación y la obsesión por buscar la perfección constantemente”.

Consultado por una de las principales novedades que tiene el Super Rugby desde su llegada a Argentina, como es el “Beer Garden” como experiencia y tercer tiempo dentro del Fan Fest en los partidos que se juegan como local, González Puig explicó a Marketing Registrado que: “El propósito del ‘Beer Garden’ es ser el espacio de recompensa post partido que reúne a los jugadores con amigos, familia y fans. Para la marca es un lugar muy especial no solo por el branding que aporta, sino también por la experiencia que se vive todos los partidos de local”. A lo que concluye: “El año de mundial es muy importante, vamos a acompañar a la UAR y a Los Pumas como lo venimos haciendo hace 4 años, tenemos muchas expectativas”.

En esta misma sintonía, Silvana Cataldo, Gerente de Fidelización y Experiencia de marca de TELECOM, se refirió a la importancia de contar con los naming rigths de la competencia de parte de Personal en Argentina y al impacto que le genera su presencia en las vallas publicitarias, backs de prensa y Fan Fest en el Estadio José Amalfitani.

“El principal objetivo que buscamos con este tipo de alianzas es poder generar la mejor experiencia y engagement de nuestros  clientes con la marca  a través del deporte. Incentivando el uso de nuestro club de beneficios Club Personal, con premios y entradas asociadas a Jaguares y Pumas. Generar una experiencia de calidad y diferencial en los partidos con espacios exclusivos para clientes y desarrollar distintas propuestas lúdicas con experiencias de nuestros productos y servicios en momentos donde los asistentes están más predispuestos a participar como el ingreso al estadio previo al partido o los entretiempos”, destacó Cataldo a ese medio.

De la mano de los Jaguares se pueden contar 19 empresas que apuestan por el proyecto desde su conformación en el 2016, siendo todos miembros de un “pack” que también abarca a Los Pumas y todos sus derivados (selecciones juveniles y demás), como una de las fuentes de ingresos que sostienen al rugby hoy en el país.

La recaudación de las entradas se mimetiza con los abonos pagados por quienes forman parte del “Club Jaguares”, otra curiosa propuesta que funciona a la perfección tal y como en otras regiones del mundo, y a todo esto se le puede sumar el número por venta de camisetas oficiales y merchandising, considerando que el valor de la camiseta oficial es de $3.190 pesos argentinos en su versión Stadium y de $ 3.690 en Match.