Leído

PATROCINIOS

El crecimiento del deporte femenino atrae a empresas pero persiste la desigualdad

Mar, 11/06/2019 - 5:12pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El deporte femenino, gracias al impulso del Mundial de Francia 2019, mostró un crecimiento extraordinario y a una audiencia cada vez más masiva, vive su mejor época, y son más las marcas que intentan asociarse con clubes, federaciones o individualidades. Lo cierto es que no es fácil saber a ciencia cierta las cuantías que las empresas destinan a estas áreas. Iberdrola, una de las compañías más vinculadas al patrocinio femenino, asigna cerca de 5 millones de euros a 16 federaciones gracias al Programa Universo Mujer del Consejo Superior de Deportes, pero no desgrana cómo se divide esta cantidad.

Contenido

El Mundial de Fútbol Femenino Francia 2019 se encuentra en plena etapa de disputa y ya ganó mucha aceptación entre los aficionados y en el desembarco potenciales patrocinadores.

 

Cabe recordar que antes de que arrancara el torneo (7 de junio), ya se habían vendido 940 mil entradas de las 1.3 millones a la venta y tanto los organizadores como la FIFA, esperan que esa cifra siga en aumento.

 

Pero eso no es todo. Las empresas de televisión también apostaron al deporte. Para esta edición, las televisoras pagaron 113,03 millones de dólares para los derechos de difusión, cuando en 2015 fueron 960,78 mil. Este año la FIFA espera poder rebasar los mil millones de telespectadores.

 

A todo esto, el deporte femenino, arropado por una audiencia que crece cada día, vive su mejor época, y son más las marcas que intentan asociarse con clubes, federaciones o individualidades. Sin embargo, explicó Mar Mas, en declaraciones que reprodujo el diario español Cinco Días, presidenta de la Asociación para Mujeres en el Deporte Profesional, la igualdad sigue estando muy lejos, y “a las profesionales no siempre les llega el dinero que las instituciones deportivas y las compañías distribuyen”.

 

Lo cierto es que no es fácil saber a ciencia cierta las cuantías que las empresas destinan a estas áreas. Iberdrola, una de las compañías más vinculadas al patrocinio femenino, asigna cerca de 5 millones de euros a 16 federaciones gracias al Programa Universo Mujer del Consejo Superior de Deportes, pero no desgrana cómo se divide esta cantidad. Seat, tras varios años vinculada al mundo del fútbol, ha entrado este ejercicio en el patrocinio femenino. “Las cifras no se comparten, pero el dinero destinado a esponsorización representa un esfuerzo importante, y la mayoría va al fútbol”, explica Víctor Sarasola, director de marketing de Seat en una nota que concedió el periódico español Cinco Días. 

 

Algo parecido sucede con Caixabank, vinculada desde 2013 a la Federación Española de Baloncesto y asociada a la de fútbol en 2018: “Desconocemos cuánto se destina al patrocinio femenino, porque cuando cerramos un acuerdo lo hacemos de manera global, y por tanto, la inversión no está desagregada por sexo”, cuentan desde la dirección ejecutiva de comunicación, relaciones institucionales, marca y RSC. Lo mismo ocurre con Herbalife Nutrition, una de las últimas marcas en firmar con un club, en este caso con el Atlético de Madrid femenino: “Hablamos de una suma considerable dentro del presupuesto de la empresa. Creemos que nuestra ayuda ha fomentado la visibilidad del club en particular y del fútbol femenino en general”, prosigue Tara López, directora general de Herbalife Nutrition España. Walt Disney, Renfe o Siemens Gamesa son otros de los grupos vinculados a este sector.

 

El problema, continúa Mas, es que todas estas cantidades no son suficientes para solucionar un problema endémico del deporte femenino. Por una parte, apunta, estas categorías parten de un nivel presupuestario tan bajo que prácticamente cualquier cuantía adicional parece suficiente. Por otra, “las futbolistas siguen sin convenio, seguimos debatiendo si tienen que tener o no un contrato y en algunos casos, si una deportista se queda embarazada, el empleo ligado a una federación llega a su fin”. Mar Mas también pone el foco en las cuotas de pantalla, al menos en lo que se refiere a la radiotelevisión pública: “Reclamamos un reparto equitativo, del 50%, y solo estamos en un 6%”. Y también en el grueso del sector que sostiene a las deportistas de élite: “Masajistas, preparadoras, dietistas, equipos técnicos... son las grandes olvidadas”.

 

Las organizaciones son conscientes de esta brecha. “Queremos ayudar a dar visibilidad a las profesionales, porque en comparación con sus compañeros siguen sin tener ese reconocimiento”, añadió Víctor Sarasola. Pero también son conscientes de sus limitaciones y del esfuerzo que hay que invertir: “Reducir la brecha de género es un proceso a largo plazo. Si las empresas ven visibilidad, patrocinarán más, y con más fondos las deportistas tendrán la posibilidad de dedicar a su deporte todo el tiempo necesario. Así obtendrán mejores resultados, creándose un círculo virtuoso que con suerte acabará con la desigualdad”, cuenta Tara López.

 

El deporte femenino español hizo suyo el célebre lema olímpico y en los últimos años creció mucho más rápido, más alto y más fuerte de lo que lo había hecho hasta ahora. Un desarrollo en el que Iberdrola ha jugado un papel destacado. La eléctrica es el motor principal del programa Universo Mujer del Consejo Superior de Deportes. Respalda a 16 federaciones y da nombre a varias competiciones nacionales, entre ellas la Liga Iberdrola de fútbol. El apoyo institucional y la inversión privada han prolongado el ciclo de éxitos que hace años iniciaron Lydia Valentín, Carolina Marín y Mireia Belmonte. Ellas abanderan una generación de oro en la que también sobresalen los triunfos colectivos de las selecciones de básquetbol, waterpolo o natación sincronizada. Sus logros las convirtieron en referentes para futuras generaciones y sus valores han conquistado el terreno empresarial. 

 

Por lo tanto, la empresa de tarjetas de crédito Visa selló un acuerdo para ser patrocinador de la Federación Femenina de Fútbol en Estados Unidos hasta 2025, demostrando su interés por apoyar cada vez más a la disciplina.

A este convenio se le suma la alianza de la compañía con la UEFA  y la FIFA, incluido el Mundial de Francia 2019 y las Copas Mundiales Femeninas de Fútbol Sub-17 de Uruguay 2018 y Sub-20 de Francia 2018. 

 

Por consiguiente, la casa madre del fútbol mundial reiteró en numerosas ocasiones que ellas son su mejor oportunidad para hacer crecer el negocio y considera al fútbol femenino “un mercado objetivo importante”. En su estrategia para comercializar este deporte emergente, el Mundial de Fútbol femenino juega un papel destacado, y el apoyo de los patrocinadores resulta “vital”, como ha reconocido Sarai Bareman, directora de Fútbol Femenino de la FIFA.

 

Igual de vital es crear referentes y fomentar el liderazgo femenino dentro y fuera de los campos de fútbol. En esa línea se ha posicionado Visa, socio oficial de servicios de pago de la FIFA y patrocinador del Mundial de Francia que se diputa en el país galo en este mes de junio. La compañía estadounidense acaba de lanzar una campaña de marketing global en 33 países, que se centra en el empoderamiento de las mujeres. Bajo el título ‘Un momento puede cambiar el juego’, la campaña de Visa pone de relieve el papel de la mujer en todos los ámbitos de la industria del fútbol, ya sea inspirando deportividad en el campo, influyendo en las decisiones de compra, o liderando en las salas de reuniones.

 

Como ha explicado Lynne Biggar, directora de marketing y comunicaciones de Visa, “el fútbol femenino está en un punto de inflexión, en un contexto global de apoyo al empoderamiento femenino”. Los datos corroboran el crecimiento que está experimentando esta disciplina deportiva. Las cifras de asistencia que se han visto este año en los estadios y el respaldo de los aficionados al Mundial, “con entradas agotadas para los partidos de apertura y para la final”, confirman la corriente alcista.

 

Bajo el paraguas del Team Visa, la compañía también patrocina a doce de las mejores jugadoras de Europa, incluida la centrocampista alemana del Olympique de Lyon, Dzsenifer Marozsán. Ella es una de las cinco futbolistas protagonistas de la campaña de Visa, en la que se muestran escenas inspiradas en historias reales de Marozsán, la británica Lucy Bronze, la francesa Eugenie Le Sommer, la escocesa Kim Little, y la danesa Nadia Nadim. Con el fútbol como hilo conductor, el espot muestra cómo los momentos de aceptación y empoderamiento pueden tener un impacto profundo en la vida de las personas.

Con esta alianza, VISA será también patrocinador de la Copa SheBelieves, un torneo femenino internacional de cuatro equipos que se juega en Estados Unidos todos los años.