Leído

FÚTBOL

Golpazo para Piqué: perdió contra el fisco español y deberá pagar € 2,1 M

Mie, 10/07/2019 - 9:09pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El defensor del Barcelona Gerardo Piqué fue condenado este miércoles (10/07) por la Audiencia Nacional española a pagar la suma de 2,1 millones de euros en concepto de multas e impuestos atrasados de 2008, 2009 y 2010. Hacienda considera que el deportista simuló ceder los derechos de imagen a su empresa, Kerad Project 2006, para pagar menos al fisco. Piqué y su pareja, la cantante colombiana Shakira, han tenido sus contratiempos con Hacienda. La artista colombiana compareció hace un mes ante la justicia española tras ser acusada por la Fiscalía de un fraude fiscal de 14,5 millones de euros contra la Hacienda pública. Los funcionarios de la Agencia Tributaria consideran que entre 2012 y 2014 residía en España y, por tanto, debía tributar en el país y no en otros lugares con menor fiscalidad.

El defensor del Barcelona, Gerard Piqué, fue condenado este miércoles (10/07) por la Audiencia Nacional española a pagar la suma de 2,1 millones de euros en concepto de multas e impuestos atrasados de 2008, 2009 y 2010.
Contenido

En Argentina no pasa pero en España y en los demás países europeos no perdonan a las personas que no pagan impuestos. Tal como le ocurrió a Lionel Messi, ahora es el turno del defensor del Barcelona, Gerard Piqué, quién fue condenado este miércoles (10/07) por la Audiencia Nacional española a pagar la suma de 2,1 millones de euros en concepto de multas e impuestos atrasados de 2008, 2009 y 2010. Hacienda considera que el deportista simuló ceder los derechos de imagen a su empresa, Kerad Project 2006, para pagar menos al fisco.

Piqué y su pareja, la cantante colombiana Shakira, han tenido sus contratiempos con Hacienda. La artista colombiana compareció hace un mes ante la justicia española tras ser acusada por la Fiscalía de un fraude fiscal de 14,5 millones de euros contra la Hacienda pública. Los funcionarios de la Agencia Tributaria consideran que entre 2012 y 2014 residía en España y, por tanto, debía tributar en el país y no en otros lugares con menor fiscalidad, según publicó este mismo miércoles el diario El País de España.  

Mientras la cantante resuelve sus asuntos pendientes con el fisco, ahora es el deportista catalán quien ha recibido un duro golpe de la justicia. La Audiencia Nacional rechazó el pasado 13 de mayo el recurso contencioso-administrativo que Gerard Piqué había interpuesto contra una resolución del TEAC dictada en diciembre de 2016 que le condenaba a pagar 1.457.855,61 euros en impuestos atrasados de 2008, 2009 y 2010, más otros 678.012,59 euros en multas. La batalla del futbolista con Hacienda aún no ha terminado porque Piqué puede recurrir mediante un recurso de casación ante el Tribunal Supremo, según publicó El País.

El asunto viene de lejos. Arrancó en 2013, cuando la delegación de la Agencia Tributaria de Cataluña revisa las declaraciones de la renta de los años 2008, 2009 y 2010 del defensa central del FC Barcelona. Hacienda concluyó que el jugador había utilizado una empresa para desviar los ingresos percibidos por los derechos de imagen y pagar el impuesto de sociedades con un tipo del 30%, en lugar de tributar como persona física en el IRPF, con un gravamen del 45%, reveló El País.  

La mayoría de los grandes futbolistas españoles fueron sancionados y pagaron. Hacienda consideraba que la venta de sus derechos de imagen a sus sociedades era una simulación. Los extranjeros que habían usado sociedades en paraísos fiscales como Messi, Cristiano Ronaldo, Radamel Falcao, Ángel Di María, Marcelo o Luka Modric fueron denunciados en vía penal y la inmensa mayoría llegaron a acuerdos. El único que, convencido de su inocencia, decidió ir a juicio fue Xabi Alonso. 

Los futbolistas españoles fueron sancionados, pero sin llegar a la vía penal, porque sus sociedades estaban en España y no se les podía acusar de ocultación, un elemento clave para el delito fiscal.  

En diciembre de 2016, el tribunal administrativo de Hacienda confirmó en parte la sanción a Gerard Piqué: mantuvo que debía pagar los 1,5 millones pero retiró los 678.000 euros de sanción. El 9 de febrero de 2017, Piqué planteó un recurso a la Justicia. Las fechas son significativas. Solo un mes después, Piqué aprovechó un partido de la selección española para cargar contra la Abogacía del Estado por perseguir a los futbolistas del Barcelona.