Leído

FÚTBOL

La Serie A de Italia se sumó a Inglaterra, Alemania y parte de España contra la Superliga europea

Mar, 11/06/2019 - 8:40pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Un total de 15 de los 20 clubes que componente la Serie A de Italia votaron este martes (11/06) en contra la propuesta de reforma de la Champions League. En un comunicado que reprodujo la agencia de noticias Reuters, estos quince clubes respaldan que la clasificación para competiciones de clubes de la UEFA, como la Liga de Campeones, se basen exclusivamente en los resultados conseguidos en las ligas nacionales, según ocurre en la actualidad. La Juventus fue el único club que votó en contra de esta resolución, mientras que el Inter de Milán, el Milan, la Roma y la Fiorentina se abstuvieron. Las ligas hacen frente común en contra de la nueva Champions. Con La Liga, la Premier League inglesa, la Bundesliga alemana y la Ligue 1 francesa en esa misma línea. Habiendo hecho pública su posición contraria a la propuesta. Los torneos nacionales no aprueban la propuesta.

La Serie A de Italia se sumó a la Premier League, la Bundesliga y a la Liga española contra el proyecto de la Superliga europea.

Contenido

El proyecto de reforma de la UEFA Champions League sigue sumando rechazos y ahora, se sumaron 15 de los de los 20 clubes que componente la Serie A de Italia.  Una oposición que es especialmente unánime en el Reino Unido y Alemania, y casi absoluta en La Liga española.

 

En un comunicado que reprodujo la agencia de noticias Reuters, estos quince clubes respaldan que la clasificación para competiciones de clubes de la UEFA, como la Liga de Campeones, se basen exclusivamente en los resultados conseguidos en las ligas nacionales, según ocurre en la actualidad. La Juventus fue el único club que votó en contra de esta resolución, mientras que el Inter de Milán, el Milan, la Roma y la Fiorentina se abstuvieron.

 

La Asociación de Clubes Europeos (ECA), que representa a los clubes más poderosos del continente, y la UEFA han propuesto crear una liga europea de tres niveles con promoción y descenso entre las divisiones. El nivel superior sería la nueva versión de la Liga de Campeones, pero 24 de los 32 equipos mantendrían sus lugares para la siguiente temporada, rompiendo la tradición de que la clasificación se logra a través de las ligas nacionales. 

 

En el mes de febrero de 2019 se acordó que hasta el año 2024 se iba a respetar el actual formato y calendario internacional, pero los grandes clubes europeos estarían presionando para la creación de una Superliga que sustituiría a la actual Champions League y que supondría más ingresos para los equipos, según una publicada en el diario español 90min.com

 

Esta competencia estaría formada por 32 equipos repartidos en dos divisiones. En la Primera División comenzarían ​Real Madrid (España), ​Fútbol Club Barcelona (España), Atlético de Madrid (España), Manchester United (Inglaterra), Manchester City (Inglaterra), Liverpool (Inglaterra), Arsenal (Inglaterra), Chelsea (Inglaterra), AC Milan (Italia), Inter de Milán (Italia), Juventus (Italia), Roma (Italia), PSG (Francia), Olympique de Lyon (Francia), Bayern Múnich (Alemania) y Borussia Dortmund (Alemania); mientras que la Segunda División podrían componerla clubes de la talla de Sevilla o Valencia.

 

En este sentido, los 16 equipos que forman la Primera División se repartirían en dos grupos de 8 clubes que jugarían entre ellos. Los cuatro mejores pasarían a disputar los cuartos de final en un formato similar al de la Euroliga de básquet mientras que los dos peores clasificados de cada grupo al final de la temporada descenderían. Por tanto, serían cuatro descendidos, que serían cubiertos por los cuatro ascendidos de la división dos, según dio a conocer 90min.com.

 

Un calendario que resulta muy atractivo para los clubes europeos, pues se asegurarían que cada semana podrían darse partidos del calibre de un Real Madrid-Manchester City o un Barça-PSG que supondrían mayores ingresos que los que reciben actualmente. Sería una Liga llena de espectáculo y que pretende competir a nivel mundial con la NBA o la NFL, reveló 90min.com.

Por ahora las grandes ligas europeas (LaLiga, Premier, Bundesliga y Serie A) ya tomaron medidas al respecto y firmaron un acuerdo que ya enviaron a la UEFA en el que se niegan a ceder los fines de semana para la Champions y a trasladar los campeonatos nacionales a las jornadas entre semana.

 

La Premier League emitió un comunicado, que reprodujo el portal Palco23, en el que recuerdan que todos los clubes, incluidos los denominados Big Six, mantienen una “firme oposición a la reforma propuesta de las competiciones de clubes de la Uefa a partir de 2024, que alteraría la estructura, el calendario y la competitividad del fútbol de la liga”.

 

El torneo, uno de los que más factura en todo el mundo, considera, según reproduce Palco23, que “las propuestas, particularmente el formato y los criterios de calificación sugeridos, serían perjudiciales para las ligas nacionales en todo el continente”.

 

Los equipos ingleses están de acuerdo con que “el fútbol nacional debería seguir siendo la prioridad para los clubes profesionales, y cualquier cambio en el calendario de fútbol debe respetar los requisitos de las competiciones nacionales”. Es una visión compartida por La Liga española, cuyo presidente, Javier Tebas, ha sido de los más contundentes en la crítica al formato propuesto por parte de la ECA.

 

Porque si hoy quedó algo claro es que no es una visión compartida por todos, ya que la Bundesliga también recordó su rechazo a estos planteos. En su caso también tiene el respaldo del Bayern de Múnich y el Borussia Dortmund, cuyos máximos responsables anunciaron públicamente estos días que no comulgan con un ideario que se atribuye sobre todo a Andrea Agnelli, presidente de la Juventus.

 

“Somos tradicionales y tenemos que dejar claro que la liga nacional es lo más importante; si haces una pirámide como la que ha propuesto la ECA, destruiríamos a todos los clubes y eso es peligroso”, ha advirtió Reinhard Rauball, presidente del Dortmund. “¿Por qué tendríamos que cambiar algo?”, añadía estos días Karl-Heinz Rummenigge, presidente ejecutivo del Bayern y expresidente de la ECA, para abogar por una reforma que no impacte en las ligas nacionales.

 

En el caso de España, el apoyo no consiguió ser unánime debido a FC Barcelona y Real Madrid, y ello pese a la intensa actividad de Javier Tebas para hacer ver los riesgos que conlleva este cambio. De momento, La Liga española sí consiguió que una amplia representación de sus equipos con voz en la ECA expresen públicamente el rechazo compartido de toda la competición, con la única excepción de Barça y Madrid, que sí serían partidarios de ese nuevo modelo. Algo que no aceptan Athletic Club, Atlético de Madrid, Málaga, Sevilla, Real Sociedad, Valencia y Villarreal como miembros de la asociación europea.

“Cualquier modelo semicerrado pondrá en peligro el valor de las competiciones nacionales”, sostienen los clubes de la Serie A en el comunicado.