Aunque decline la economía, la Fed no bajará las tasas de interés

Leído

DOCUMENTOS INTERNOS

Aunque decline la economía, la Fed no bajará las tasas de interés

Mie, 22/05/2019 - 7:45pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Las actas de la más reciente reunión de 2 días del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés) apuntan como los principales funcionarios consideran la debilidad en la inflación como "transitoria". Además, en el encuentro, que comenzó el 30/04 y culminó el 01/05, los funcionarios del grupo encargado de decidir el rumbo de la política monetaria estadounidense, determinaron que mantener su paciencia "es la postura adecuada" en estos momentos.

Contenido

La Reserva Federal (Fed) estadounidense no subirá los tipos de interés a corto plazo, tras los 4 incrementos aplicados en 2018, según las minutas de la más reciente reunión del FOMC, que concluyó a comienzos de mes y cuyo contenido acaba de divulgarse.

El FOMC (Federal Open Market Committee o Comité Federal de Mercado Abierto) tiene la obligación legal de supervisar las operaciones de mercado abierto en USA, liderando el Sistema de la Reserva Federal en los mercados de moneda extranjera, aunque toda intervención en ellos es coordinada con el Tesoro.

El FOMC tiene 12 miembros con derecho a voto: los 7 miembros de la Junta de la Reserva Federal y 5 de los 12 presidentes de los Bancos de la Reserva Federal. Lo preside el titular de la Reserva Federal.

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York es miembro fijo de este comité, y los otros presidentes sirven plazos rotativos de un año. Las plazas rotativas se colocan de los siguientes 4 grupos de bancos, un presidente por cada grupo: Boston, Filadelfia y Richmond; Cleveland y Chicago; Atlanta, St. Louis y Dallas; Minneapolis, Kansas City y San Francisco.

En esta ocasión, el FOMC (o sea la Fed) ha reiterado desde comienzos de 2019 que su próximo movimiento no debería producirse hasta 2020.

Al cierre de aquel encuentro, Jerome Powell, borró de un plumazo la idea de un posible recorte de tasas de interés del banco central estadounidense como próximo movimiento al asegurar que la Fed no estaba preocupada por la baja inflación y se contentaba con mantener su pausa.

"La reunión de mayo no apoyó la narrativa del mercado de que el FOMC estaría barajando un recorte como seguro de vida a corto plazo", indica Andrew Hollenhorst, economista de Citi. Por el contrario, Powell caracterizó repetidamente la debilidad de la inflación como "transitoria".

En las notas internas de la Fed, se explicó que los miembros del banco central estadounidense consideraron apropiado seguir siendo pacientes "durante algún tiempo", sobre todo, en un ambiente de crecimiento económico moderado y sin presiones de la inflación. Esta postura se mantendrá "incluso si la economía global y las condiciones financieras continúan mejorando".

Las tasas de interés en USA permanecen en un rango de entre el 2,25% y el 2,5% desde diciembre 2018.

"Los miembros observaron que un enfoque paciente para determinar los futuros ajustes en el rango objetivo de la tasa de fondos federales probablemente seguirá siendo apropiado durante algún tiempo, especialmente en un entorno de crecimiento económico moderado y presiones inflacionarias moderadas, incluso si las condiciones económicas y financieras mundiales continúan mejorando", afirmó el documento.

La mayoría de los miembros de la Fed considera probable que la reciente disminución de la inflación sea "transitoria", lo que aleja la posibilidad de un recorte de los tipos.

Antes de publicarse las actas, el mercado seguía descontando claramente al menos una rebaja de tipos para este año (43,1%) según el FedWatch de la CME. 

De hecho, un 20,2% de los operadores observan hasta dos rebajas de 25 puntos básicos cada una frente al 32,1% que esperan que el precio del dinero se mantendrá inamovible en el 2,25% y el 2,50% actual.

De hecho, el presidente de la Reserva Federal de San Luís, James Bullard, dijo durante una entrevista con Bloomberg desde Hong Kong que "los tipos están en un buen lugar en este momento, si acaso diría que son algo restrictivos", matizó. "Me preocupa que podamos haberlo exagerado un poco con nuestra subida de tasas en diciembre", añadió.

Dicho esto, los economistas de S&P Global consideran que la guerra comercial podría empujar a la Fed hacia un recorte del precio del dinero. En un informe, destacó como la posibilidad de que el ciclo alcista haya llegado a su fin y que la institución opte por rebajar los tipos "ha aumentado".

Muchos estiman que la escalada de tensiones comerciales podría convertirse en un lastre mayor para la economía estadounidense que las rondas anteriores de aranceles. Un arancel del 25% sobre todas las importaciones de China equivaldría a un impuesto del 0,6% del PIB, solo una parte del cual se compensaría con un aumento de las ayudas y subsidios agrícolas. Si a ello sumamos el impacto que sufrirán las exportaciones estadounidenses por las represalias chinas, el daño general a la economía de USA podría alcanzar el 0,7% del PIB.

La reunión de la Reserva Federal se realizó antes de que el presidente Donald Trump incrementara el choque comercial con China poniendo fecha a la imposición de nuevos aranceles, que comenzaron a aplicarse hace diez días y que han sido contraatacados por el Gobierno de Beijing en la misma proporción.

Según Trump, "China bombeará más dinero a su sistema y probablemente bajará los tipos para compensar el negocio que pierde y que, probablemente, perderá. Si la Fed hiciera alguna vez lo mismo, sería el fin de la partida. Ganaríamos".

Las minutas de la Reserva Federal confirman que Jerome Powell no comparte esa opinión y, además, él advirtió de señales de desaceleración en el crecimiento del gasto de los hogares e inversión empresarial durante el 1er. trimestre.

La siguiente reunión de la Fed se celebrará entre el 18/04 y el 19/04, cuando se actualizarán las estimaciones macroeconómicas y de evolución de los tipos