Leído

¿AHORA QUIÉN ES EL MÁS DÉBIL?

Ante el FMI, Lacunza debe desandar las últimas horas de Dujovne

Dom, 18/08/2019 - 9:31pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La tensión en los mercados y en la city porteña tras las PASO del domingo 11 de agosto, puso en la mira al principal socio del oficialismo: el Fondo Monetario Internacional, que quedó en una posición muy débil para exigir. El debate central es si ocurrirá el próximo desembolso previsto de US$5.400 millones luego de las medidas de derroche fiscal para intentar sobornar al electorado que lanzó el presidente Mauricio Macri. "Si el Fondo retiene el próximo giro, la economía podría colapsar", presionó el ex viceministro de Economía Emmanuel Álvarez Agis. En este sentido, se cree que el nuevo ministro Hernán Lacunza, junto con Guido Sandleris (BCRA), tendrán la tarea de negociar con el gerente ejecutivo del FMI, David Lipton, para asegurar esos fondos.

¿Hernán Lacunza, el elegido para la transición?
Contenido

"Si el Fondo retiene el próximo giro por unos US$ 5.400 millones, la economía podría colapsar", presionó el exviceministro de Economía K, Emmanuel Álvarez Agis. Es que se abrió un enorme signo de interrogación sobre lo que pueda ocurrir en la semana entrante respecto de la misión que vendrá a la Argentina para revisar las cuentas fiscales del segundo trimestre de 2019 para autorizar o no el desembolso de US$5.400 millones previsto para septiembre.

Hoy, todos van a presionar al FMI para que no le tiemble la lapicera. Tanto en el oficialismo como en la oposición saben que si esos US$5.400 millones no se autorizan y si no se renegocia la deuda, el FMI entra en una debilidad extrema también porque lo único que le tiene que importar es que la Argentina pague su deuda, y está claro que para eso el Estado argentino necesita oxígeno.

El FMI no se puede dar el lujo de romper con quien asuma el 10 de diciembre, triunfe quien triunfe.

"Además, hay que ver si todo ese gasto fiscal que plantea Macri para ganar las elecciones finalmente ocurre. Tené en cuenta que IVA y Ganancias pueden ir para atrás porque eso tiene que pasar por el Congreso y negociarse con los gobernadores, y ninguna de las dos cosas ocurrieron. Por lo tanto, esta semana que entra se van a reunir los ministros de Economía provinciales y ahí se vas a definir la estrategia para frenar esto porque atenta contra las arcas de sus Estados", aclararon a Urgente24, entendiendo que no está claro si está en juego el equilibrio fiscal hasta el momento.

En este sentido, el FMI no tendría porqué dar de baja ese desembolso.

Es importante aclarar que el FMI tiene la obligación de autorizar ese paquete porque la decisión final se basa en las metas fiscales del primer trimestre y eso fue cumplido.

"¿Macri tomó rompió ya tres veces el acuerdo con el Fondo y nos va a castigar a nosotros?", se preguntan en las oficinas de San Telmo, del candidato Alberto Fernández.

"El Fondo vendrá a revisar la economía y lo primero que tiene que entender es que el acuerdo está caído no porque no lo quisieron cumplir, sino porque fue mal formulado. Y eso es responsabilidad compartida", disparó Álvarez Agis en declaraciones radiales.

"Quien sea el ministro de Economía deberá tomarse un avión a Washington y, la segunda, no volver a los 10 minutos con un acuerdo que no sirve. El único desafío financiero fuerte que tiene la economía argentina es devolver el préstamo stand by. El acuerdo con el Fondo lo hemos cumplido al pie de la letra y acá estamos. Hay que reformularlo. El FMI tiene que entender que está ahogando la economía argentina, que está en recesión, y a la que no se le puede seguir pidiendo ajuste", arremetió quien suena como futuro ministro de Economía en un eventual gobierno de Fernández.

"Creo que en este contexto el gobierno debería tomar tres medidas: controlar el dólar, controlar el dólar, controlar el dólar. Tomar medidas para paliar una situación que todavía no sabés cuán grave es, es un error", agregó.

Esto tiene relación directa con las reservas del Central, que cayeron US$5.485 millones en lo que va del mes. Por lo tanto, la presión sobre el FMI es aún mayor y todo indicaría que no habrá problemas para que se efectué el desembolso.