Leído

SIGUE LA POLÉMICA

Quiebra del Central entre nacionalización del sistema financiero, bomba de Leliqs e inflación 112%

Jue, 08/08/2019 - 4:53pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Al final de cuentas, Mauricio Macri terminó siendo parte del problema: la bomba de Leliqs y todos los problemas que está generando serán un verdadero desafío para el próximo gobierno. "Es posible equiparar el drama que dejó el kirchnerismo con el sistema energético con la situación que está dejando Macri con el sistema bancario", graficó días atrás el economista Rodolfo Santángelo. En el mientras tanto, el Central dilapida reservas para evitar lo inevitable.

Contenido

"Hace décadas que no sucede lo que está pasando hoy. Prácticamente, el 75% de los depósitos que manejan los bancos están colocados en el Banco Central, ya sea a través de Leliq, encajes y otros instrumentos. Estamos al borde de una nacionalización del sistema financiero. Es una situación de emergencia que deberá ser atacada de manera muy profesional por el próximo gobierno", disparó el economista Rodolfo Santángelo, quien junto a Carlos Melconian dirige la consultora Macroview.

En diálogo para Infobae en julio pasado, Santángelo explicó que esa es la raíz del problema, impidiendo que las entidades bancarias trasladen esos pesos hacia el sector privado a través de créditos y así reactivar la economía.

Mientras tanto, el Banco Central sigue perdiendo reservas a un ritmo desesperante: por caso, ayer (7/08), cayeron 56 millones de dólares y cerraron en 66 mil millones de dólares. Esto significó una caída desde que empezó agosto (sí, en sólo 5 días hábiles) de US$1.489 millones. Por si esto fuera poco, no pudo evitar un salto de 30 centavos y el mercado parece haberle tomado el tiempo a la autoridad monetaria (pisan el acelerador a pocos minutos de tocar las 15, hora que cierra el mercado).

Es interesante el punteo que hizo el analista financiero Christian Buteler, porque habla de la magnitud de la masa de pesos que está generando presión sobre esa bomba:

 

A su vez, sigue el debate sobre las reservas netas del Central que le quedarán al próximo gobierno -sea cual sea el signo político- para comenzar a enderezar la nave-. Carlos Rodríguez, economista, salió a aclarar en Twitter a un colega que "unos 18 mil millones de esas "Reservas" son yuanes no convertibles. No sirven para respaldar al peso. Y unos 20 mil millones son contrapartida de depósitos en dólares de la gente en los bancos... No son reservas bajo ninguna circunstancia. No dejemos que la gente se confunda"

Es que cada vez son más los profesionales que coinciden en que el Central sólo dispone de unos 12 mil millones de dólares para intervenir en el mercado de cambios, además de los contratos a futuro, pero todavía falta mucho hasta el 11 de diciembre cuando asuma el ganador y en sólo 16 días hábiles, Guido Sandleris dilapidó la mitad del último desembolso que realizó el Fondo Monetario Internacional. Según recueda BAE Negocios, "el FMI depositó el último desembolso el 16 de julio. Ese día las reservas del BCRA pegaron un salto de US$5.180 millones, a pesar de que el envío fue por US$5.382 millones. Ese mismo martes ya había comenzado el drenaje. Si se toma ese dato, lo perdido del último desembolso trepa a 47,2%. Las reservas cerraron en aquel entonces en US$68.739 millones. Los fuertes y constantes pagos de deuda y la falta de confianza en la economía generaron una salida total de US$2.337 millones desde entonces".

La depreciación del Yuan en las últimas jornadas fueron uno de los detonantes porque eso explica un 20%. El Cronista Comercial fue muy claro en lunes 5 de agosto pasado: el valor de esa porción de las tenencias de la entidad cayó algo menos de 300 millones de dólares en el día.

Este escenario es alarmante porque la hiperinflación está a la vuelta de la esquina: el economista Diego Giacomini ya adelantó que si esto sigue así, la inflación 2018-2019 cerrará en más del 100%.

Algo hay que hacer antes de que sea tarde, pero los candidatos no explican cómo lo harán y los votantes no exigen las explicaciones del caso. Luego, aparecen las sorpresas.