Leído

BONO DE US$ 85.000M

Saudi Aramco hace furor en los mercados de deuda

Mar, 09/04/2019 - 2:22pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La emisión internacional de deuda de Saudi Aramco había recibido una demanda de US$ 85.000 millones (75.395 millones de euros) antes del cierre de las sesiones en Asia y Europa del martes 09/04, una cifra récord para una colocación de bonos emergentes y multiplica por 8 la oferta de papel que tiene previsto colocar la petrolera estatal de Arabia Saudí, que oscilará entre los US$ 10.000 millones y los US$ 15.000 millones (8.871 y 13.307 millones de euros), según distintos medios. El ministro de Energía de Arabia Saudí, Khalid al Falih, ya había anticipado durante su intervención en el Foro de la Energía, en Riad, que las órdenes de compra de los bonos de Aramco se habían situado "al Norte" de los US$ 30.000 millones, apenas abiertos los libros de la operación, según  la cadena televisiva CNBC.

Lo que más curiosidad despertaba ente los analistas eran, por un lado, los costes de producción y el beneficio por barril, y por otro, los acuerdos financieros entre Aramco y el Gobierno saudí. 
Contenido

La operadora estadounidense Verizon Communications protagonizó en 2013 una emisión de deuda por US$ 49.000 millones (43.457 millones de euros) para financiar la compra de la participación del 45% de la británica Vodafone en su filial de móviles, atrayendo una demanda de US$ 100.000 millones (88.690 millones de euros), ¿podrá Saudi Aramco superar lo de Verizon?

Las agencias encargadas de calificar a Saudi Aramco tuvieron acceso a sus cuentas, y desvelaron que su beneficio neto en 2018 alcanzó los US$ 111.100 millones, unos 99.000 millones de euros. Los ingresos se elevaron a US$ 355.900 millones, unos 316.000 millones de euros.

La petrolera estatal saudí se convirtió en la firma más rentable del mundo, después de desvelar que en 2018 logró un beneficio neto atribuido de US$ 110.985 millones (98.482 millones de euros), un resultado neto más abultado que el de Apple, Facebook y Microsoft juntas.

Con respecto al sector energético, Saudi Aramco también obtuvo un beneficio neto superior al de Royal Dutch Shell, ExxonMobil y Chevron, que cerraron 2018 con un resultado neto de US$ 22.352 millones (19.894 millones de euros), US$ 20.840 millones  (18.549 millones de euros) y US$ 14.860 millones (13.226 millones de euros), respectivamente.

Con el respaldo que otorgan estas cifras, los inversores se han lanzado a la compra de los primeros bonos ofertados por Aramco, en unasuerte de test que podría desbloquear la esperada salida a Bolsa del gigante petrolero, prevista inicialmente para 2018 y aplazada de momento a 2021.

La emisión internacional de deuda recibió una demanda de US$ 85.000 millones (75.395 millones de euros) antes del final de la jornada financiera el martes 09/04, una cifra récord para una colocación de bonos emergentes y multiplica por 8 la oferta de papel que tiene previsto colocar la petrolera estatal de Arabia Saudí, de entre US$ 10.000M y US$ 15.000 millonesM (8.871 y 13.307 millones de euros).

El interés provocado por la 1ra. colocación internacional de deuda de la empresa más rentable del mundo ha superado al debut en los mercados de Arabia Saudí, que logró en 2016 una demanda de US$ 67.000 millones (59.421 millones de euros) en su emisión inaugural de bonos.

Según Financial Times, la emisión saudí consta de 6 tramos de vencimientos, que oscilan entre los 3 y 30 años. El precio inicial delNº1 de los tramos se ubica 75 puntos básicos por encima del bono del Tesoro estadounidense equivalente, mientras que el diferencial para los bonos a 5 años es de 95 puntos básicos y de 125 en el caso de los bonos a 10 años

Por su parte, los bonos con vencimiento a 20 años cuentan con una prima de 160 puntos básicos sobre el bono de USA y la deuda a 30 años de 175 puntos básicos.

Algunas cifras cuestionan el valor que le atribuyó el príncipe heredero, Mohamed Bin Salmán, al anunciar su intención de lanzar la oferta pública de venta (OPV) hace 3 años, según el diario madrileño El País.

Lo que más curiosidad despertaba ente los analistas eran, por un lado, los costes de producción y el beneficio por barril, y por otro, los acuerdos financieros entre Aramco y el Gobierno saudí. 

Ambos datos son clave para calcular el valor de la empresa, cuyo nombre oficial es Saudi Arabian Oil Co., pero aún mantiene en su logo y en su web el nombre Aramco (Arabian American Oil Company) que proviene del acuerdo original entre Arabia Saudí y la Standard Oil estadounidense en 1933.

Aramco, que extrae el 10% del crudo mundial, sigue siendo un productor barato. Le cuesta 6,4 euros llenar cada barril frente a los casi 27 de otras petroleras. Sin embargo, a causa de la presión fiscal, no redunda en mayores beneficios, ya que los ingresos que generó por barril el año pasado, US$ 25,9 o 23 euros, están por debajo de los 33 que obtiene la holandesa Shell (US$ 37,2) o los US$ 30,43 o 27 euros de la francesa Total.  

Sucede que la Cortea saudita depende de Aramco para financiar su gasto social y militar, así como el lujoso estilo de vida de varios miles de príncipes. “El sector del petróleo fue casi 63% de todos los ingresos del Gobierno en los años 2016 y 2017, respectivamente”, según un documento destinado a los inversores.