Leído

UN CASO CONTROVERSIAL

La clínica del contador Belocopitt

Lun, 06/05/2019 - 12:49pm
Enviado en:
0 comentarios

A veces aparecen historias que desnudan a las personas más allá de sus palabras y frivolidades. Por ejemplo, aquí hay un caso:

Contenido

El médico pediatra Jorge Hipólito Meijide, desde tiempos inmemoriables (bah, nació en 1947), tuvo la afición por el dibujo y el guión, actividad en la que su 'nom de guerre' es Meiji.

En los '80, él le acercó a Andrés Cascioli, por entonces editor de la revista Humor Registrado, la idea de una tira llamada La clínica del Doctor Cureta, con dibujos de Eduardo Omar Campilongo (Ceo). Más adelante también intervino en la historia Miguel Repiso (Rep).

¿Por qué el Dr. Cureta era el Dr. Cureta? ¿Por avaricia o por ego? ¿Era sólo él o parte de un sistema que lo toleraba?

Meiji no lo explicó pero sí relató una anécdota: "(...) Yo estaba en una salita de Temperley donde había un médico que estaba arreglado con un laboratorio que le vendía medicamentos a los abuelos, Sulconar. Estaba en la guardia y venían señores reclamando medicamentos que curaban la esclerosis, un curro… entonces pensé “algo hay que hacer con este tipo”, e inventé al Dr. Chant Kent con la cara de él (N. de la R.: que dibujaba en cartulinas que pegaba en las paredes de la salita). De pronto, venían ataques de placas de colesterol… Él se metía en la cabina telefónica y era súper Serconar e iba a atacar esas placas. Perdía como en la guerra, siempre. (...)".

Más tarde llegó Cureta, el sucesor de Chant Kent.

Claudio Fernando Belocopitt es un poderoso empresario, con base en la medicina prepaga. Antes del derrumbe del peso en 2018, él había ingresado al ranking World’s Billionaires, de Forbes, al estimársele un patrimonio personal de al menos US$ 1.000 millones.

Entre Meiji y Belocopitt hay un océano de diferencias, comenzando porque uno estudió para médico y el otro para contador público, o sea que podría administrar la clínica en la que trabajaría Meiji. El mínimo denominador común que comparten es el reconocimiento de la importancia del arte, aunque quizás tengan preferencias diferentes en materia de escuelas, períodos y creadores.

Meiji es el fundador del Museo del Juguete y se desempeña en la Asociación Estímulo de Bellas Artes. La productora cinematográfica de Belocopitt fue una de las que participó en la financiación de 'Relatos Salvajes'.

Entre los activos que controla Belocopitt, se encuentran sanatarios tales como de los Arcos, Agote, Olivos, Zavala, San Lucas, Altos de Salta, Suizo Argentina, SMG Seguros, SMG Life, Instituto de Salta, ECCO Emergencias Médicas, Blue Cross & Blue Shield de Uruguay, SMG ART, SMG Travel y SMG Laundry... hasta el restó bar Godoy, en la esquina de Godoy Cruz y Paraguay....

Belocopitt estudió en la Escuela del Sol, el colegio del barrio de Colegiales que fundaron Francis L. Sweet y Mariana Biró, quien sigue al frente.

Es curioso: la joven motivo de esta historia también egresó de la Escuela del Sol, y hace 17 años que intenta que Belocopitt reconozca en sede judicial la mala praxis que le practicaron en la Suizo Argentina de la avenida Pueyrredón.

Belocopitt tiene perdido el caso, en forma irremediable, pero intenta trabar, una y otra vez, en un caso al que destinó diferentes abogados. ¿Qué dirá Mariana Biró de este conflicto de intereses entre 2 egresados de la Escuela del Sol?

Todo comenzó en 2002 y Belocopitt sigue estirándolo mientras en un canal de TV que él controla, A24, el periodista Eduardo Feinmann se queja de cuánto tiempo duran los juicios en la Argentina.

"A todos los recién nacidos se les realizan pruebas para detectar precozmente ciertos defectos metabólicos de nacimiento que pueden causar enfermedades. Uno de ellos es el F.E.I., que consiste en la extracción de una pequeña muestra de sangre del talón del bebé, entre las 48 hs. de vida y los 10 días. (...) Es importante seguir las recomendaciones del pediatra para facilitar el desarrollo saludable de su hijo."

Esto lo explica la propia empresa de medicina prepaga Swiss Medical, de Belocopitt, en su página web.

Pero ¿qué ocurre cuando el F.E.I. se hace mal y no identifica una dolencia en un recién nacido? 

En la web Guía Infantil, Marisol Nuevo lo explicó en 2018:

"El hipotiroidismo origina un retraso mental irreversible, cuando faltan las hormonas tiroideas, que son necesarias para el desarrollo del sistema nervioso central. Tras el nacimiento, gracias a la instauración de la prueba del talón a todos los recién nacidos, es posible diagnosticar y tratar con la celeridad necesaria la mayoría de los casos de hipotiroideos congénitos, aunque no presenten síntomas."

Los artilugios que han empleado los abogados de Belocopitt resultan extraordinarios pero enfrentan una situación irreversible: la documentación original obtenida en el allanamiento inicial.

En 2019, Belocopitt se afana por demostrar que el daño producido no fue irreversible. Los padres de la aún menor de edad agradecen a Dios, y a los 15 profesionales que trabajaron con su hija durante 17 años, comenzando por Sonia Iorcansky, a quien tanto adeuda la medicina argentina en materia de Endocrinología Infantil.

Pero también a una situación financiera particular que pudo pagar todo el tratamiento, a veces con especialistas que no aceptan coberturas médicas. ¿Cuál hubiera sido la suerte de la hoy adolescente en cuestión en un hogar con menor capacidad financiera?

Sin embargo, aunque el empresario que participó de los 'Panama Papers' no comprenda, y que agradeció tanto a Mauricio Macri la revalorización de sus activos (antes del fracaso de Macri, obvio), la clave está en el reconocimiento de Swiss Medical de que se equivocó, no en un depósito en un paraíso fiscal.

El abogado Jorge Taiah ya conoce hace 17 años de qué trata el caso, y afirma que se ingresó a la etapa final.

Es contradictorio que, tiempo atrás, Belocopitt fuese con premura al frente de su ejército de investigadores contra su competidor OSDE para denunciarlo por un supuesto incumplimiento fiscal (N.de la R.: según comunicó el Gobierno, luego de la ofensiva de Belocopitt, OSDE pagó $ 1.721 millones al contado y $ 5.129 millones en 120 cuotas mensuales ajustables por tasas de mercado), pero se empeña en no reconocer la responsabilidad de su empresa en una situación en la que las pruebas son evidentes y el final sólo fue demorado por su decisión.

La situación obliga a reflexionar más allá de la medicina: cuando Belocopitt invierte en medios de comunicación ¿lo hace porque cree que así compra impunidad o porque cree tener un compromiso ético con la información? Sería bueno saberlo. ¿Cuál sería la ética de los medios de Belocopitt en tiempos de cuestiones tan diversas como 'fake news', fabulación, desinformación, etc.?

"La única verdad es la realidad", dijo Aristóteles, el alumno más famoso de la Academia de Platón. En este caso la realidad es que la calesita lleva casi la edad de Julieta, la hermana de Facundo, el primogénito del empresario.