Leído

COMPLICADO

En España, imputaron al BBVA por cohecho, corrupción y revelación de secretos

Lun, 29/07/2019 - 3:42pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El juez del caso Villarejo, Manuel García Castellón, ha imputado este lunes al BBVA como persona jurídica por cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios. El magistrado atiende así la solicitud de la Fiscalía Anticorrupción y rechaza que la entidad pueda ejercer como acusación particular al presentarse como parte perjudicada, explican fuentes jurídicas a El Confidencial. Junto al BBVA, que tendrá que designar ahora una persona para que lo represente en la causa, otros ocho directivos y exdirectivos del banco se encuentran también imputados por los mismos hechos, entre ellos el que fuera consejero delegado del banco Ángel Cano y el exjefe de Seguridad de la entidad Julio Corrochano.

Contenido

Según el diario CincoDías (Grupo Prisa):

"El juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón ha acordado este lunes 29/07 imputar como persona jurídica al BBVA por los presuntos delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios relacionado con la una operación de espionaje encargada en 2004 al comisario jubilado José Manuel Villarejo, según han confirmado fuentes jurídicas a Europa Press.

Así, el titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 acepta la petición realizada por la Fiscalía Anticorrupción de investigar si el banco habría encargado el espionaje a diferentes personas contratando los servicios de Cenyt, grupo empresarial del comisario, con el objetivo de conocer diversa información relacionada con la constructora Sacyr. (...)":

Según el diario elEconomista,

"(...) Anticorrupción señaló en su informe que los "pagos presuntamente ilícitos" realizados a la empresa Cenyt, del excomisario José Manuel Villarejo, "afectaron a varias áreas sensibles del banco y a diversos ejecutivos de la entidad durante un prolongado periodo temporal".

Según la Fiscalía, "alguno" de los directivos investigados "habría percibido dádivas del entorno del grupo Cenyt por la facilitación de tales contrataciones", lo que supondría un delito de corrupción en los negocios. Entre los directivos y exdirectivos del banco imputados están el exconsejero delegado, Ángel Cano; el exjefe de Seguridad de BBVA, Julio Corrochano; el responsable de Control y Datos en Finanzas, Javier Malagón Navas; la directora de Seguridad Corporativa, Inés Díaz Ochagavía; el jefe de equipo de Seguridad, Nazario Campo; el consejero de la filial turca Garanti, Ricardo Gómez Barredo; el presidente de Distrito Castellana Norte (firma participada por BBVA), Antonio Béjar; y el director de Red de Banca Cormercial, Ignacio Pérez Caballero.

El Ministerio Público señaló que las contrataciones a Villarejo habrían tenido por objetivo el desarrollo de múltiples servicios de inteligencia y/o investigación de naturaleza patrimonial y "carácter ilícito". Estas labores realizadas por Villarejo serían incompatibles con la condición de funcionario policial en activo que tenía (delito de cohecho activo). 

Además, en el desarrollo de la prestación de servicios contratados, habría implicado una reiterada injerencia en los derechos fundamentales de las personas mediante seguimientos personales y acceso a sus comunicaciones o a su documentación bancaria, lo que constituirían múltiples delitos de descubrimiento y revelación de secretos. (...)".

Explica la web El Confidencial:

"(...) Respecto a la implicación de altos cargos del BBVA en la contratación de Villarejo, el Ministerio Público explica que "alguno de los directivos investigados habría percibido dádivas del entorno del Grupo Cenyt por la facilitación de tales contrataciones (delito de corrupción en los negocios)". Un audio grabado por el propio comisario al que ha tenido acceso El Confidencial en una investigación conjunta con 'Moncloa.com' implica además a Francisco González en al menos una de las operaciones de espionaje.

Según se desprende de la cinta, el expresidente del BBVA habría ordenado personalmente que la entidad contratara al comisario Villarejo para investigar al constructor Fernando Martín, principal accionista de Martinsa Fadesa, un encargo que se produjo a finales de 2009 para recuperar la deuda de unos 80 millones que el empresario arrastraba con la entidad. Así lo reveló el entonces jefe de Seguridad del banco, Julio Corrochano, en una conversación grabada por Villarejo a finales de ese mismo año.

En la grabación se escucha a Corrochano explicarle a Villarejo cómo se habían producido los movimientos internos que habían desencadenado otra vez en su contratación. Además de a Francisco González, la cinta salpica a Ángel Cano, antiguo consejero delegado de la entidad y jefe directo de Corrochano en ese momento. Este último afirma en el audio: “Ángel [Cano], en un momento dado, me comenta: 'Oye, estos son unos gilipollas' [en referencia a Kroll] (…) Bueno, de hecho, lo dije, y cogieron y se fueron al otro lado. Es que no lo entiendo. Yo creo que les han pegado el tirón de orejas, porque además les insistió mucho, porque yo creo que estaban acojonados por segunda vez. Cogió el presidente [Francisco González], la primera que le llamaron y cuando él se entera y les dice: 'Pero bueno, ¿habéis hablado con Julio? ¡Hablad con Julio!'”.