Leído

MUCHAS SOSPECHAS JUNTAS

SmartMatic en el centro de la polémica

Dom, 04/08/2019 - 7:49pm
Enviado en:
2 comentarios
Por Urgente24

Nunca fueron resueltas las sospechas de fraude en 2004 en Venezuela, evento que provocó que SmartMatic, uno de cuyos negocios es la provisión de soluciones electorales, llegara a los grandes medios de comunicación globales. SmartMatic logró cambiar su imagen en 2017, cuando desde Londres (Reino Unido), su fundador y actual CEO, Antonio Mugica (aunque su accionista más relevante hoy es George Mark Malloch Brown, quien integra la Cámara de los Lores británica), denunció que las cifras anunciadas en Venezuela habían sido manipuladas en al menos 1 millón de votos. En el interín, SmartMatic protagonizó la compra de Sequoia Voting Systems, en USA, pero ante el debate público que ocurrió, la vendió 1 año después. SmartMatic volvió a la polémica en 2018 por denuncias de fraude en El Salvador. En 2019, en la Argentina la principal oposición pedirá su apartamiento de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias 5 días antes del domingo 11/08.

El PJ denuncia que hasta ahora SmartMatic no hizo pruebas previas confiables de su herramienta.
Contenido

Ya era previsible que SmartMatic provoca especulaciones de fraude entre los opositores, y en parte esto es consecuencia de las irregularidades cometidas por el Ejecutivo Nacional en su mala organización de los procedimientos previos para el comicio del domingo 11/08.

La mala organización involucra a Adrián Pérez, a cargo de la Dirección Nacional Electoral. Pero también a su jefe, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio (nieto).

La semana que pasó concluyó con un incremento de la polémica que se arrastra desde el Partido Justicialista (PJ), que adelantó que volvería a reclamar ante la Cámara Nacional Electoral (CNE).

El jueves 01/08, la propia CNE le pidió al Gobierno que tome una serie de medidas para asegurar la transparencia del nuevo sistema de transmisión del escrutinio provisorio.

El Ministerio del Interior contrató a la empresa trasnacional Smartmatic, un software propietario denominado Election-360, o se que su códio fuente no es público, y por no tanto no auditable por los fiscales informáticos.

La Administración Macri defiende su contratación mencionando algo que afirma la empresa en su página web: "(...)  es la compañía de tecnología de elecciones más grande, avanzada e innovadora del mundo.De Chicago a Manila. De Utah a Bélgica. Y desde Los Ángeles a Londres, desde 2003, Smartmatic ha diseñado e implementado con éxito tecnología de votación segura para comisiones electorales en los cinco continentes en 25 países. (...) Como proveedor aprobado del Departamento de Defensa de los Estados Unidos y miembro fundador del Subsector de Infraestructura Electoral del Departamento de Seguridad Nacional, Smartmatic no se basa en ninguna aplicación única para garantizar la integridad de las elecciones."

Pero estos antecedentes provocan menos confianza en el Frente de Todos, que por estos días descubre en Netflix el documental sobre manipulación de opinión pública a cargo de Cambridge Analytics, y ahí se menciona que en la Argentina intervino la empresa en los comicios de 2015.

La CNE ha sido crítica de muchos de los procedimientos que la Administración Macri ejecutó (mal) en la preparación del comicio, y Urgente24 ya ha dado cuenta de ello, incluyendo la falta de recursos presupuestarios suficientes en el Ejército Argentino luego del embargo de fondos para asistir a la mala liquidación de jubilaciones, luego de un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. El Ministerio de Defensa, entonces, negó todo afirmando que el Google Map aplicado a las urnas cuando sean trasladadas era suficiente recaudo, y como casi nadie entiende mucho del tema, la burrada pasó desapercibida.

Ahora que la CNE pidió explícitamente algunas medidas, pero no bloqueó el uso de SmartMatic, en el Ministerio del Interior festejaron la decisión. Pero para el PJ nada ha terminado, según su apoderado del PJ, Jorge Landau: “No tenemos la seguridad de que los resultados que se carguen el domingo de las PASO sean los verdaderos porque no entregaron el software para auditar”.

Y hay un tema central que mencionó Landau y es el motivo de nuevos reclamos a la Cámara Nacional Electoral: Smartmatic aún no entregó el software “que debería haber puesto a disposición hace 3 semanas”.

Frente a los apoderados de todos los partidos políticos, ese software debe estar vacío, sin datos cargados. Luego deberá guardarse sellado para sólo ser abierto e instalado en presencia de todos los apoderados el día del comicio. Este procedimiento no fue realizado.

Acerca de este tema escribió Horacio Verbitsky, vocero oficioso de CFK desde su web El Cohete a la Luna.

Él anticipó:

"La presentación que el Frente de Todes hará el martes 6 ante la jueza electoral María Servini, reclamando que se excluya a la empresa SmartMatic del escrutinio provisorio del próximo domingo, es un intento por romper la trampa preparada por el Poder Ejecutivo para acomodar las cifras a las conveniencias del presidente Maurizio Macrì, quien imagina posible continuar otros cuatro años como Jefe Supremo de los Restos de la Nación y está dispuesto a cualquier cosa para lograrlo porque dijo que esta elección es una bisagra de la que depende cómo será la Argentina durante un siglo. Ese sacrificio que está dispuesto a hacer incluye al Hada Buena, que con alta probabilidad perderá la gobernación bonaerense. Esto es también expresión del vengativo espíritu presidencial, que no perdona los pujos de autonomía demostrados a partir de la crisis cambiaria de 2018 y no permitió que la elección bonaerense se desdoblara de la presidencial.

El apoderado de Todes, Jorge Landau, señala en el escrito que al no haber recibido el código fuente del software que se empleará en las PASO, los principales partidos de la oposición no estarán en condiciones de fiscalizar la limpieza de los datos que se difundan el domingo 11, atribución que el Código Nacional Electoral confiere en su artículo 108 a los partidos políticos. También menciona diversos antecedentes de la empresa, como una elección en Filipinas, donde SmartMatic cambió el software en medio del escrutinio y a partir de ese momento se invirtió la tendencia de los resultados. Esto derivó en una denuncia penal y varios directivos huyeron del país. Uno de ellos está ahora en la Argentina, practicando su arte de prestidigitación electoral.

El fiscal electoral Jorge Di Lello dijo que no hay riesgo de fraude porque el sistema electoral vigente es seguro. Pero se refería al escrutinio definitivo, que estará terminado entre dos y tres semanas después de la votación y que es el único que tiene valor legal. Su control está a cargo de la Cámara Nacional Electoral y de los fiscales y jueces electorales de cada distrito. Di Lello y Servini cumplen esa función en la Capital Federal. Servini deberá resolver la presentación de Todes en un plazo perentorio y el gobierno o el Frente podrán apelar su decisión ante la Cámara Nacional Electoral. ¿Darán los tiempos? (...)".

Comentarios