Leído

EXCLUSIVO U24

The Intercept Brasil: "Sin el periodismo hay abuso de poder, no dejemos que gane el cinismo"

Vie, 30/08/2019 - 12:18pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

En una era donde las noticias falsas y la desinformación están en todos lados, sobretodo en los medios que más consumen las personas: las redes sociales, el periodismo continúa haciendo su tarea de "watchdog" ("perro guardián"), todavía más en países donde el escenario político está hundido en incertidumbres y desconfianzas con respecto a la capacidad de gobernar del actual presidente, Jair Bolsonaro y su gabinete. Es por eso que desde Urgente 24 hablamos con el periodista de The Intercept Brasil, Andrew Fishman, quien estuvo a cargo de la publicación de los mensajes que involucraban al ex juez Sergio Moro y el fiscal de la operación Lava Jato, Deltan Dallagnol, quienes direccionaron la investigación para encontrar a Lula culpable.Pero en este contexto: ¿cómo es hacer periodismo en la era de las noticias falsas y de descreimiento en la profesión?, ¿Cuál es el futuro que le espera a Brasil?

Contenido

En el contexto de la Media Party, el evento que se realza durante 3 días en el Centro Cultural Konex donde se presentan emprendedores, periodistas y diseñadores de distintas partes del mundo, para debatir sobre el futuro de la comunicación y del periodismo, desde Urgente 24 hablamos con el periodista Andrew Fishman, quien fue una de las cabezas detrás del equipo de The Intercept Brasil en dar a conocer los mensajes que inculpan al ex juez y actual Ministro de Justicia, Sergio Moro, por direccionar la investigación de Lava Jato que concluyó con la sentencia del ex mandatario brasileño, Lula da Silva

"Las personas necesitan movilizarse, unirse y crear una visión alternativa para lo que Brasil puede y debe ser, no podemos dejar que gane el cinismo, porque sino todos pierden". "Vazajato (la filtración de mensajes del juez Moro) es otra de las crisis que ya atentaron contra el gobierno y demostraron que no están capacitados para liderar", aseguró el periodista, duro y apocalíptico con respecto a la adminsitración Bolsonaro.

El periodista de 31 años y nacido en Estados Unidos, desde 2016 que es quien dirige la sede de la revista norteamericana, The Intercept, en Brasil. Aunque muchos, al igual que nosotros se preguntarán: ¿por qué Brasil y no Argentina o Chile? "Fue algo al azar", explica Andrew para luego agregar que en 2016, cuando el escándalo de Lava Jato (la red de corrupción y de lavado de dinero que involucró a funcionarios de más de 12 países de América Latina), desde la sede de Estados Unidos decidieron publicar una artículo sobre la situación en Brasil. Pero lo que menos se esperaban era el feedback que obtuvieron.

"La nota tuvo 400.000 visitas y después de un mes, 15% de nuestra audiencia de Facebook era brasileña. Además recibimos miles de emails de personas diciéndonos de abrir una central en Brasil", asegura el periodista todavía un tanto sorprendido. Si bien ir por la expansión es una decisión riesgosa para cualquier medio, todavía más cuando lo haces en 2 semanas como fue el caso de The Intercept, a ellos les salió bien y lo que menos esperaban es todo lo que vino después.

"El impeachment ya casi estaba terminando y llegaban los Juegos Olímpicos, entonces era el momento perfecto". "Además los medios estaban concentrados y faltaban voces, es por eso que también había masivas protestas", cuenta Andrew recordando las manifestaciones contra la gran cadena: Globo.

Pero antes de seguir recordemos que fue lo que consagró a este medio en Brasil. Si bien ya lo mencionamos anteriormente, el lunes 10/06 se comenzó con la publicación de mensajes privados entre el ex juez y actual Ministro de Justicia de Jair Bolsonaro, Sergio Moro, y los fiscales de la causa Lava Jato, entre ellos quien hoy debería ser investigado, Delta Dallagnol.

Hasta el día de hoy ya llevan casi 50 publicaciones y filtraciones. Esto por supuesto desató un gran escándalo político en Brasil y contra la imagen de Bolsonaro. Despertó dudas que todavía hoy siguen con pedidos de habeas corpus por parte de la defensa del ex mandatario, Lula da Silva, y con una investigación sobre Moro. 

Sin embargo, esta no es la primera gran filtración llevada a cabo por periodistas en la historia. Recordemos situaciónes como la controlada por el creador de The Intercept en Estados Unidos y ganador del premio Pulitzer, Gleen Greenwald, con las revelaciones de Edward Snowden o los famosos Wiklileaks de Chelsea Manning y Julian Assange. Pero la gran pregunta que siempre aparece en estos casos es: ¿libertad de prensa o violación de la privacidad? 

"Sin el periodismo solamente hay abuso de poder, y eso es lo que sucedió con lava jato por 5 años", contesta la pregunta Andrew Fishman para luego profundizar en la descripción de la situación al decir que las personas poderosas, como lo es Moro en este caso, nunca quieren que se publiquen sus cosas, ya que no están acostumbrados a que ese nivel de responsabilidad. En consecuencia reaccionan y presionan. "Si vos vas detrás nuestro, vamos a atraparte, ni lo intentes", dice Andrew explicando que es lo que piensan los poderosos al escuchar sus acusaciones. 

De acuerdo a lo que explica el periodista, la situación fue tan extrema que desde The Intercept nunca revelaron la fuente ni tampoco la mencionan, es por eso que las autoridades nunca llegaron al centro de la cuestión. Aunque hasta hace algunos meses la misma fue reconocida y ahora está en prisión. Esto por supuesto lleva a otra de las preguntas que muchos se hacen con respecto a la labor periodística: ¿Cómo y cuando se decide publicar la información?

"La primera vez que publicamos fue muy estresante porque nosotros sabíamos que teníamos historias muy importantes. Hubiese sido genial haber tenido 20 historias preparadas y 'boom boom boom', publicar todo. Pero también sabíamos que Dellagnol y Moro sabían que sus comunicaciones habían sido intervenidas y estaban buscándolos", relata Fishman justificando la rápida decisión, para luego explicar el temor que sentían él y su equipo todas las mañanas al no saber si ese sería el día en que la Policía Federal golpee su puerta. Esto por supuesto podría haber significado la intervención del trabajo y el direccionamiento de las publicaciones.

Por otro lado, Fishman destacó la importancia de el apoyo ciudadano de cara al periodismo. "Es clave porque si se trata información que realmente importa, habrá una gran ola de personas que no concuerden con vos, que descrean y presionen y ahí es donde el pueblo tiene que abrazar a los periodistas". Desde The Intercept el apoyo se sintió con el crecimiento de las membresías, es decir que los usuarios paguen por leer el contenido, algo por lo que muchos de los miembros actuales luchan hoy en día, ya que es una de los nuevos modelos de negocios frente a la caída del diario papel. 

¿Cuál es el futuro que le espera a Brasil?

"Para ser honesto, es deprimente", asegura el norteamericano. El mismo asegura que el gran problema del país es que nadie cuestiona seriamente la elección de Jair Bolsonaro, no es como en Estados Unidos, que por lo menos los demócratas intentan presionar por un juicio político desde el Congreso. Nadie se pregunta por la ola de mensajes falsos que se difundieron por Facebook o Whatsapp, mensajes que según explica Andrew, "fueron pagadas ilegalmente". 

Al mismo tiempo y al igual que muchos analistas políticos ya aseguraron, Andrew explica que la presidencia de Bolsonaro ocurrió porque Lula estaba preso, acción que hoy sabemos fue forzada. Sin embargo, por más que las pruebas existan, la Justicia no actúa y en tanto sigue existiendo un desequilibrio político en Brasil. "El gobierno claramente no está preparado y esta rodeado por un grupo de miembros más extremistas que no creen en procesos judiciales y no les importa quemar y cortar la Amazonia", asegura Andrew para luego explicar que la débil izquierda tampoco ayuda, teniendo en cuenta que luego del impeachment y la detención de Lula, la misma "está destruida".