Sensible pérdida para Carrió

Leído

ADIÓS A ELENA HIRSCH

Sensible pérdida para Carrió

Mar, 12/02/2019 - 16:08
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Desde aquella vez que Elisa Carrió hizo públicos diálogos privados con Eduardo Escasany quedó en evidencia su ingreso a influyentes familias del 'círculo rojo'. Sin duda que cuando ella comenzó a frecuentar a Elena Lynch, la mujer de Mariano Carlos Grondona, la red se multiplicó. Sin embargo, otra contacto de Carrió destacó por muchos motivos, y acaba de fallecer: María Elena Olazábal Estrada de Hirsch.

Contenido

María Elena Olazábal Estrada de Hirsch fue la 2da. esposa de Mario Hirsch Gottschalsk, hijo del alemán Alfredo Hirsch y la argentina Elisabeth Fanny Gottschalsk.

Mario Hirsch se casó en 1914 con María Teresa Blaquier Unzué, hija de Enrique Adolfo María Blaquier Oromí y Marta del Corazón de Jesús Unzué Baudrix. Ella falleció en 1956, a los 42 años.

Hirsch se casó en segundas nupcias con Elena Olazábal Estrada, hija de Enrique de Olazábal Domínguez y Carmen de Estrada Borbón.

Ella había estado casada con Marcelo Carlos Alberto Saint Malbranche, y habían tenido 3 hijos: Elena María Saint Olazábal, Marcelo Santiago Emilio Saint Olazábal y Marina Victoria Saint Olazábal.

Tal como sucedió con Amalia Lacroze de Fortabat, con otro estilo Elena multiplicó el negocio heredado.

Comega fue un emprendimiento familiar que Mario Hirsch heredó de Alfredo Hirsch, al igual que muchas acciones de Bunge & Born, ya que en 1897 junto a Jorge Oster se sumaron al emprendimiento de Ernesto Bunge y Jorge Born, y Alfredo lo comandó durante 28 años.

Los Hirsch desarrollaron fuertemente el negocio de las cabañas pecuarias, entre las que se encontraban Las Lilas, Corral de Guardia, Bellamar y El Bonete.

A partir de 1992, tras el fallecimiento de Hirsch, se dividió el negocio agropecuario en 4 unidades, una de las cuales fue bautizada Bellamar Estancias.

Elena devino en propietaria de un gigante agropecuario con 70.000 hectáreas propias, 2da. criadora de toros con un stock de 40.000 bovinos, repartidas en 7 establecimientos, en las provincias de Buenos Aires (3), Córdoba (2), Formosa (1) y Salta (1).

A su vez, retuvo 3 de las 4 cabañas que administró su marido y no solo conservó lo heredado, sino que incrementó los rodeos e incluso, creó una “sucursal” de Corral de Guardia, en Salta, hace 10 años.

Ahora, un interesante fragmento, en octubre de 2007, en 'Charlas de Quincho', del diario Ámbito Financiero:

"¿Es cierto que una archimillonaria quiere aportar a la campaña de Roberto Lavagna?» Sí, contestó un entendido, pero no desea que se conozca su nombre. Suponemos que no le faltará plata al ex ministro, ya que la generosa donante hasta buscó una persona de su confianza como intermediaria para resolver el aporte. El diálogo, casi envidioso, se escuchaba en el fund raising que se organizó para la candidatura de Elisa Carrió en el Club Sirio Libanés. En rigor, lo planificó la propia candidata, a quien parece tampoco le faltan colaboraciones de damas importantes: en la cena, ella se deshizo en elogios para una elegante señora, la viuda de Mario Hirsch (mítico titular de Bunge & Born durante décadas), Elena Olazábal («quien está aquí, mi adorada amiga, pero no desea que la nombre»). Curioso el dato: se suponía que la viuda colaboraría con su sobrino (Jorge Pereyra de Olazábal), quien preside una lista de diputados en la nómina de Alberto Rodríguez Saá. En verdad, ella debe disponer para atender varias ventanillas al mismo tiempo."

En verdad, todas las familias vinculadas a Bunge y Born fueron financistas por aquí o por allá.

Aún se recuerda el caso de la consultora Lynch, Menéndez y Nivel, que abrevaba en el holding cuando no existía el centro de estudios Nueva Mayoría.

Lo de Carrió fue más 'políticamente correcto'.

Y su vínculo con Elena se mantuvo.

Cuando Barack Obama estuvo de visita, al inicio del mandato de Mauricio Macri, en la lista del protocolo quedó asentado que Elena Olazábal de Hirsch fue invitada a "pedido Dip. Carrió".

El listado famoso con el pedido de Elisa Carrió.

Se desconoce si hay vínculo con la heredera más activa de la viuda de Hirsch, su hija mayor (Elena también, con 5 hijos en múltiples negocios).

Así ilustró Forbes una bio de María Elena Olazábal Estrada de Hirsch.