Cuando una estrella muere

Cuando una estrella muere

El telescopio espacial Hubble de la NASA ha captado a una estrella muriendo en la constelación de Géminis. Se trata de NGC 2371/2, una estrella parecida a nuestro Sol que se está descomponiendo al llegar al final de su ciclo de vida. La imagen de la agencia espacial confundió a los astrónomos al principio. Pensaron que en ella se veían 2 objetos formando una nebulosa planetaria: uno en la parte superior derecha de la imagen y otro en la parte inferior izquierda. Sin embargo, los dos objetos resultaron ser el material del que está compuesta la estrella, que se está desprendiendo a medida que muere y lanzándolo al espacio. El punto brillante en el centro de la imagen es un remanente estelar sobrecalentado. Un vestigio de lo que la estrella fue antes de morir.

 

Esta imagen atmosférica tomada con el telescopio espacial Hubble de la NASA / ESA muestra una escena oscura y sombría en la constelación de Géminis (los Gemelos). La imagen confundió a los astrónomos; en lugar de clasificarse como un solo objeto, se registró como 2 objetos, debido a su estructura lobulada simétrica (conocida como NGC 2371 y NGC 2372, aunque a veces se hace referencia en conjunto como NGC 2371/2).
Estos 2 lóbulos son visibles en la esquina inferior izquierda y superior derecha del marco, y juntos forman algo conocido como 'nebulosa planetaria'. A pesar del nombre, tales nebulosas no tienen nada que ver con los planetas; NGC 2371/2 se formó cuando una estrella similar al Sol llegó al final de su vida y despegó de sus capas externas, desprendiendo el material constituyente y empujándolo hacia el espacio para dejar solo un remanente estelar sobrecalentado.
La estructura de esta región es compleja. Está lleno de densos nudos de gas, chorros de rápido movimiento que parecen cambiar de dirección con el tiempo y nubes de material en expansión que fluyen hacia afuera en lados diametralmente opuestos de la estrella remanente. Los parches de esta escena brillan intensamente cuando la estrella remanente emite radiación energética que excita el gas dentro de estas regiones, haciendo que se ilumine.
Esta escena continuará cambiando en los próximos miles de años. Eventualmente, los lóbulos nudosos se disiparán por completo, y la estrella remanente se enfriará y se atenuará para formar una enana blanca. Foto ESA / Hubble y NASA, R. Wade.
La NGC 2371/2 devendrá en una 'enana blanca': un remanente estelar que se genera cuando una estrella de masa menor que 1/9 - 1/10 masas solares ha agotado su combustible nuclear. Es una etapa de la evolución estelar que atravesará el 97% de las estrellas que conocemos, incluido el Sol. El 99% de las enanas blancas es carbono y oxígeno, residuos de la fusión del helio. Pero hay una capa de hidrógeno y helio prensados que forman su atmósfera.
Gracias al telescopio espacial Hubble, que orbita en el exterior de la atmósfera, en órbita circular alrededor del planeta Tierra a 593 kilómetros sobre el nivel del mar, se conoce que las'enanas blancas' poseen temperaturas muy altas, pero al no producir energía, se van enfriando gradualmente hasta que ya no emitan radiación detectable, para entonces convertirse en enanas negras.
El telescopio espacial bautizado en honor del astrónomo Edwin Hubble, fue puesto en órbita el 24/04/1990 como un proyecto conjunto de la NASA y de la Agencia Espacial Europea, y puede obtener imágenes con una resolución óptica mayor de 0,04 segundo de arco. Permite eliminar los efectos de la turbulencia atmosférica. Además, la atmósfera absorbe la radiación electromagnética en ciertas longitudes de onda, especialmente en el infrarrojo, disminuyendo la calidad de las imágenes.
Una estrella es una esfera luminosa de plasma que mantiene su forma gracias a su propia gravedad. La estrella más cercana a la Tierra es el Sol.​ Otras estrellas son visibles a simple vista durante la noche.​ Las estrellas más prominentes fueron agrupadas en constelaciones y asterismos, y las estrellas más brillantes tienen nombres propios. La mayoría de las estrellas en el Universo, incluyendo las que están fuera de nuestra galaxia, la Vía Láctea, son invisibles a simple vista desde la Tierra.