Dylan vs. Balcarce: PASO a cara de perro

Dylan vs. Balcarce: PASO a cara de perro

El resultado de las PASO del domingo 11/08 comienza a decidir el futuro de la economía argentina. Es un motivo fundamental para evaluar su resultado. De un lado, Mauricio Macri y del otro Alberto Fernández. El resultado de los comicios podría impactar el lunes 12/08 en los mercados. Así como abundan las diferencias entre ambos, tienen en común que tienen perros conocidos por la opinión pública. Balcarce, en el caso de Macri; Dylan, en el caso de Fernández. Curioso: en algunas encuestas bocas de urna en la mañana electoral, cada uno fue identificado, precisamente, como Balcarce / Dylan. 

Balcarce fue adoptado por los dirigentes del PRO antes de que Mauricio Macri asumiera la Presidencia. Fue rescatado, con objetivo de marketing, de un refugio de animales de Castelar. Dylan es el perro de Alberto Fernández, de raza Collie, también conocido como pastor escocés. Hace poco tiempo fue padre de 4 cachorros, evento anunciado en Instagram.
Balcarce tuvo cuenta en Twitter en junio de 2015, 8 meses antes que lo sentaran en el sillón presidencial. Según Jaime Durán Barba, "es más importante que el Fondo Monetario Internacional". Pero fue otra exageración marketinera del ecuatoriano. Ya no vive en la Quinta de Olivos porque lo adoptó Agustina Bonnecarrere, productora multimedia de las redes sociales de la Presidencia y que rescataba perros de la calle.
Dylan le permite a Alberto Fernández consolidar su imagen de 'hombre común'. De hecho, viven juntos desde antes de su precandidatura presidencial. El rito matutino fue pasear a las 8:30 con el 'collie', y sólo después hablar con los periodistas. Antes del paseo, los otros ritos fueron hablar con Cristina Fernández de Kirchner, quien estaba en Río Gallegos (Santa Cruz). Para marcar el orden de importancia de Dylan.
Mauricio Macri -sin Balcarce en Olivos no paseó perro en la mañana- concurrió a votar en la escuela N°16 Wenceslado Ponce, en Juncal 3131, de Ciudad de Buenos Aires. Llegó acompañado por su mujer, Juliana Awada, aunque en la foto importante (depositando el sufragio), estuvo él solo. Fue en la mesa N°6608. REUTERS/Luisa Gonzalez
Alberto Fernández concurrió a votar también de mañana, en la mesa N|60, de la Universidad Católica Argentina, en el barrio Puerto Madero. Él también llegó acompañado por su pareja, en su caso Fabiola Yañez. Pero las fotos importantes fueron en soledad. Se dijo en ese momento que Cristina Fernández de Kirchner permanecerá en Santa Cruz en la noche del domingo, cualquiera sea el resultado electoral. REUTERS/Agustin Marcarian
Mauricio Macri prometió "un día de fiesta para la democracia, espero que todos los argntinos vayan a votar. Les pido paciencia porque los resultados estarán a las 22:30". Y dejó su arenga proselitista: "Esta elección expresa mucho para la Argentina, tanto hacia adentro como hacia afuera. A partir de estas PASO se definen los próximos 30 años". REUTERS/Luisa Gonzalez
Alberto Fernández lució "muy contento, tranquilo y relajado. Para los que alguna vez no vivimos en democracia, valoramos mucho este día de elecciones. Seguro que la gente nos va a acompañar". Pero también envió su mensaje, aunque hacia adentro: "Los peronistas estamos todos unidos". REUTERS/Agustin Marcarian
Macri distribuyó entre los periodistas las cajas con medialunas, tal como lo hace habitualmente en días de comicios. También estaba su otra cábala: su vocero mudo Iván Pavlosky. El Presidente dijo: "Estamos tranquilos. Hicimos todo lo que teníamos para poner y dar con el corazón, todo eso pusimos”. REUTERS/Agustin Marcarian
Alberto Fernández, el armador que logró unir al peronismo. "Generamos nuestro propio centro de cómputos, ese sí funciona bien y bueno, controlaremos", anunció antes de retirarse del centro de votación para estar "con amigos". REUTERS/Agustin Marcarian