El odio pasó por El Paso, Texas

El odio pasó por El Paso, Texas

Patrick Crusius condujo 9 horas, desde Dallas a El Paso, para provocar una masacre y así rechazar la “invasión hispana de Texas”. Él alegó: “Si podemos deshacernos de suficientes personas, nuestra forma de vida puede ser más sostenible”. Mató a 20 e hirió a 26. El fiscal del condado de El Paso, Jaime Esparza, anunció: “Hemos manejado la investigación como un caso doméstico de terrorismo, crimen de odio, con cargos federales por homicidio capital. Es un incidente tan horrible que esta comunidad no está acostumbrada. Yo fui a Walmart y vi todo lo que pasó, sé que la pena de muerte es algo muy fuerte, pero en este caso es necesario. Él perdió el derecho de estar entre nosotros”. El interrogante es si volverá a suceder.

 

El cartel en El Paso (Texas, USA), es un mensaje elocuente ante la barbarie racista: "Somos resistentes. Somos fuertes. Somos El Paso. Permanecemos juntos."
“Ahora ya le va a dar a uno miedo, habrá que tener precaución y más seguridad para venir a El Paso. Todos los días encomendarse a Dios… Es una locura lo que hizo ese muchacho por odio”, dijo Silvia Posada, quien vive en Ciudad Juárez, pero todos los días cruza la frontera. En la imagen, otra mujer no puede creer lo que acaba de ocurrir en el Walmart en El Paso. REUTERS / Jose Luis Gonzalez
Vigilia en Ciudad Juárez, cerca de la valla fronteriza entre México y USA después de la matanza en El Paso. El afiche dice: "No más armas. Haga el amor". Valeria Piña, cruzó por el puente el domingo 04/08, de compras, pero prometió no acercarse al Walmart. Escribió en Facebook que aumentaron muchísimo los controles para cruzar. 03/08/2019 REUTERS/Carlos Sanchez
El Diario, de Ciudad Juárez, editorializó: "Es Cielo Vista un espacio común para Ciudad Juárez y buena parte del estado de Chihuahua. Miles de personas, todos los días, desde muy temprano, conviven sin importar nacionalidad, color o religión. Quien planeó el ataque lo sabía." Flores y juguetes en homenaje a las víctimas en el Walmart de El Paso. 04/08/2019. REUTERS/Jose Luis Gonzalez
Colombianos, vistiendo la camiseta de su selección nacional de fútbol, en un homenaje a los asesinados en El Paso. Demostración de que no es un tema sólo de mexicanos. Editorial de El Diario: "Es un corazón de la actividad comercial paseña y latina, y ahora también de masivos cruces migratorios ilegales. De ahí la maldad y el dolo con que se perpetró. Odio racial, la motivación principal que hasta ahora conocemos como motivo". 04/08/2019. REUTERS / Callaghan O'Hare
La imagen permite comprender la zona: una ciudad dividida, que de un lado es El Paso y del otro es Ciudad Juárez, con varios pasos. La zona de Cielo Vista Mall, donde confluyen los mexicanos a comprar, y el Walmart en esa zona.
Jordan Anchondo murió mientras protegía a su bebé de 2 meses de la lluvia de balas dentro de Walmart. Ella había ido de compras junto a su pareja, Andre Anchondo. Antes, había dejado a otra hija de 5 años en una clase de porristas. La bebé tuvo algunas fracturas. “Cuando le dispararon, la estaba abrazando y se cayó sobre ella, y por eso las fracturas. Pero ella vivió porque su mamá le dio la vida", dijo Leta, herman a de Jordan. Un hombre pinta una pared en El Paso, Texas, USA. REUTERS / Jose Luis Gonzalez
Manifestantes juntos con las banderas de México y USA, en una movilización contra el odio en El Paso, Texas, USA. 04/08/2019. REUTERS / Jose Luis Gonzalez
Abrazando a un sobreviviente durante una vigilia un día después de la matanza en Walmart en El Paso, Texas, USA. Domingo 04/08/2019. REUTERS / Callaghan O'Hare
"El silencio es violencia": alegato militante contra el odio, en una manifestación contra el odio en El Paso, Texas, USA. 04/08/2019. REUTERS/Jose Luis Gonzalez