Los Osos de Agua invaden la Luna

Los Osos de Agua invaden la Luna

La nave espacial israelí Beresheet (Génesis en hebreo), que se estrelló contra la Luna al tratar de aterrizar en abril, podría haber diseminado en la superficie del satélite natural de la Tierra, miles de tardígrados, conocidos como "osos de agua", capaces de sobrevivir en el vacío del espacio, y a temperaturas de entre -200°C y +150 °C, soportar presiones muy altas, resistir la deshidratación prolongada (hasta 10 años sin obtener agua) y la radiación ionizante.

Los miles de "osos de agua", aseguró Nova Spivack, cofundador de Arch Mission Foundation (que participó del proyecto espacial) "podrían hipotéticamente revivir en un futuro". En 1948 la bióloga italiana Tina Franceschi rehidrató tardígrados de una muestra de musgo conservada en un museo desde 1828. Luego de 12 días, 1 de los ejemplares mostró algún movimiento, después nada. Pero sus observaciones dieron pie al mito de que los tardígrados pueden revivir tras permanecer 120 años en estado de criptobiosis.
Los tardígrados fueron descritos por primera vez por Johann August Ephraim Goeze, en 1773, quien los bautizó "ositos de agua" (del alemán" Kleine Wasser-Bären"') porque caminan con el andar de un oso. En septiembre de 2007, la sonda Foton M3 llevó al espacio un grupo de tardígrados que sobrevivieron al espacio exterior, y mantuvieron su capacidad reproductiva, por lo que se les considera el ser vivo más resistente.
Orli Madmon, portavoz de Spacell, la empresa que envió la Beresheet a la Luna, dijo desconocer lo anunciado por Arch Mission, cuyo proyecto es archivar conocimiento y especies de la Tierra para futuras generaciones, y elaboró una "biblioteca lunar" del tamaño de un DVD con 30 millones de páginas de información, incluyendo la Wikipedia en inglés, la Torá hebrea, etc. etc.... y una resina sintética con pelo y muestras de ADN de 25 personas y miles de tardígrados deshidratados.
Nova Spivack le reveló a la revista Wired que, además, su equipo decidió en el último momento incluir en el archivo una cinta que fue rociada con un spray que contenía otros miles de tardígrados más, aunque él no cree que los tardígrados "conquisten" la Luna, ya que para ello tendrían que ser rehidratados para reproducirse. En la imagen un óvulo o embrión de "oso de agua".
La mayoría de los tardígrados son terrestres y habitan en la película de agua que cubre los musgos, líquenes o helechos, aunque también pueden llegar a habitar aguas oceánicas o de agua dulce. Los adultos más grandes pueden verse a simple vista porque alcanzan un largo de 0,5 mm promedio. Son de forma ovalada o alargada, y se alimentan succionando líquidos vegetales o animales. Se conocen más de 1.000 especies de tardígrados.
Científicos han revivido tardígrados que han pasado hasta 10 años en estado deshidratado. Es posible que puedan descubrirse formas de rehidratarlos después de períodos de latencia más largos. Spivack confesó que agregar la resina llena de ADN a la biblioteca lunar fue un riesgo importante, porque un error podría haber arruinado los grabados de níquel. Sin embargo, pudo haber salvado a la biblioteca de la destrucción porque hizo menos probable que se rompiera al impactar en la Luna.
Beresheet (Génesis en hebreo) fue la 1ra. misión a la Luna financiada por iniciativa privada. El módulo perdió su motor principal antes de aterrizar y se precipitó hacia un descenso incontrolado durante la maniobra de alunizaje. Pero Spivack dijo que el calor generado por el impacto no fue lo suficientemente alto como para derretir las capas de níquel, que estaban encerradas en varias capas protectoras para bloquear la radiación.
La ONG Spacel participó en 2015 del concurso Google Lunar, XPRIZE Competition, que proponía llevar a la Luna un vehículo espacial no tripulado. Google canceló el concurso en 2018, pero Spacel se alió con la Industria Aeroespacial Israelí (IAI) para continuar con el proyecto y recaudó los US$ 100 millones necesarios. Luego irrumpió Arch Mission Foundation con su propuesta de llevar al Mar de la Tranquilidad lugar la biblioteca / archivo. La imagen es el lado oscuro de la Luna, fotografiado por Beresheet.
El dibujo es la imaginación de un artista que imaginó a los Osos de Agua pululando por la superficie lunar.
Nova Spivack cofundó la pionera de Internet, EarthWeb, y su 'spin-off' DICE; trabajó con Stanford Research International (SRI) en SIRI, audioasistente digital que vendieron a Apple. Fundó y gestionó la incubadora de tecno y ciencia Magical, la de big data e inteligencia artificial Bottlenose; e invirtió y asesoró a Klout (análisis social), Fuzionaire (química), The Daily Dot (diario online). Creó Common Crawl Foundation (indexación de datos), y Arch Mission Foundation, memoria de la humanidad en el espacio.