Los soldados del siglo 21 quieren volar

Los soldados del siglo 21 quieren volar

El desfile militar conmemorativo de la Toma de la Bastilla, exhibió en Francia una novedad impactante: una plataforma voladora de 10 minutos de autonomía que puede alcanzar los 190 kilómetros por hora, y permitiría desde acciones comando hasta arribo inmediato a una emergencia.

Franky Zapata, campeón mundial de jet-sky, acaba de sobrevolar la tribuna presidencial durante el desfile del Día Nacional de Francia, el domingo 14/07/2019, con el Flyboard, una plataforma volante que él mismo desarrolló y que, según la ministra de Defensa francesa, Florence Parly, puede tener un gran futuro militar.
Es un vehículo con 5 turborreactores de aire alimentados con kerosene que permiten despegar y avanzar a hasta 190 kilómetros por hora, “con diferentes usos, como por ejemplo, una plataforma logística volante o bien una plataforma de asalto” para los militares, según la ministra de Defensa francesa, Florence Parly. Según la empresa RedBull en 2018, la relación peso/potencia de la plataforma es 10 veces mejor que otras fuentes de energía. El mando es manual.
Si 1 de los 5 motores se rompiese todavía se pueden utilizar los otros 4 para alcanzar una zona segura porque un problema en un propulsor puede ser compensado con facilidad por el computador de a bordo y por los controles manuales del piloto, afirma Zapata Flyboard Air, la empresa de Franky Zapata. Si fallasen 2 motores, el Flyboard Air aún descenderá hasta el suelo de manera controlada.
Según la web de RedBull cuando conoció el producto en 2018, es "una de las invenciones más increíbles (y terroríficas) que hemos visto en los últimos tiempos. Nos recuerda a las mochilas a reacción que se vieron en los años '60 del siglo pasado. Este artilugio es una mezcla de Segway, tabla flotante y avión a reacción. Es el sistema de avión personal más seguro, fácil, ligero y maniobrable jamás creado”.
“Usamos la misma electrónica que se emplea para estabilizar un dron. El problema es crear los algoritmos correctos. Hay que combinar la inteligencia que hay en la tabla con la de tu cerebro”, dijo Franky Zapata. El 1er. Campeonato Mundial Flyboard tuvo lugar en Doha, Qatar, en octubre de 2012. Luego, Francia prohibió el Flyboard hasta 2019, cuando parece que lo monopolizará para uso militar.​ En los extremos inclusive puede portar cámaras de video.
El Flyboard fue la estrella del desfile militar del 14/07/2019. Pero es cierto que hay limitaciones en el uso: A todo el mundo no le resultará agradable llevar en la espalda una mochila llena de combustibles para alimentar los reactores, y de pie sobre la tabla, el piloto queda muy expuesto y vulnerable.
En un principio, el Flyboard era un dispositivo que se adjuntaba a una moto acuática, permitiendo al piloto múltiples grados de libertad, incluso permitiendo al piloto ir bajo el agua si así lo deseara. El equipo se podìa utilizar de dos modos: o 2 personas para controlar el acelerador PWC que regula la potencia y la altura + el piloto: o un accesorio llamado Kit de Gestión Electrónica, que permitía al conductor controlar el acelerador PWC.
El piloto sobre el Flyboard se aseguraba en fijaciones similares a una tabla de wakeboard y el piloto era lanzado desde los chorros de agua por debajo del equipo. El Flyboard era boyante para la seguridad, permitía al piloto descansar en el agua entre los paseos si se fatigaba. El uso de un dispositivo de flotación personal y el casco para proteger un golpe en la cabeza eran personales, no venían con el equipo.
Pero en 2015, Franky Zapata aceptó la apuesta de un amigo, por 1 euro, a que podía construir una tabla voladora capaz de conseguir el vuelo más largo jamás inscripto en el Libro Guinness de los Récords Mundiales. Así nació el Zapata Flyboard Air y Franky ganó la apuesta.
El equipo de Franky Zapata recibe el certificado del Guinness World Records. El próximo desafío de Zapata ya tiene fecha: el 110 aniversario de la aviación francesa, por el primer vuelo a través del Canal de la Mancha del aviador galo Louis Blériot, intentará cubrirlo montado en su Flyboard Air. La hazaña que requerirá, según la cadena BFMTV, tener que repostar en pleno vuelo, ya que actualmente solo tiene autonomía por 10 minutos.