Sobre harinas, ayunos y comer angustiados: Responde una nutricionista

Leído

ALIMENTACIÓN SANA

Sobre harinas, ayunos y comer angustiados: Responde una nutricionista

Jue, 07/03/2019 - 12:20
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Ayunar. Cortar definitivamente con las harinas. Saltearse la cena. Algunas personas incursionan en estas practicas para bajar de peso, pero la nutricionista Jimena Benedetti alertó en Urgente24 en contra de ellas. Lo ideal, apunta, es generar hábitos alimentarios saludables, respetando las 4 comidas diarias. No recortar grupos o bloques de alimentos por completo, ya que esto altera nuestro metabolismo, nos expone a la falta de energía y a la carencia de nutrientes. Por otro lado, conviene esperar antes de comer, si cuando nos sentamos a la mesa estamos angustiados o nerviosos, ya que "inevitablemente va a llevar a una dificultad digestiva". ¿Cuáles son los alimentos que no deben faltar en la dieta de los adultos mayores? Benedetti responde.

Contenido

 

Hallar información confiable sobre nutrición hoy por hoy se ha vuelto muy difícil. El motivo es que la información que fluye por los medios y redes sociales sobre el tema es tan abundante, que nos mareamos. Adicionalmente, muchas veces la fuente de los datos aportados no se conoce (no sabemos si viene de un médico o no). En ocasiones, nos encontramos con noticias específicamente contradictorias sobre un mismo tema.

Por ejemplo, en los últimos años se había puesto muy de moda el consumo de aceite de coco. Varios sitios de salud y fitness lo recomendaban como si se tratase de un elixir alimentario. En agosto del año pasado, la profesora de Harvard, Karin Michels, dijo que el aceite de coco es "una de las peores cosas que podés comer" por su alta proporción de grasas saturadas. Por otro lado, existen muchas dietas que instan a consumir muy pocos o nada de carbohidratos. También en agosto de 2018, una investigación de la Universidad Médica de Lodz, en Polonia, presentada en la mayor conferencia sobre salud cardíaca del mundo, en Münich, alertó en contra de una dieta así: "Encontramos que la gente que consumía una dieta baja en carbohidratos tenía mayor riesgo de muerte prematura", advirtieron.

Ante este panorama, es muy difícil elegir con qué información quedarse, en quién confiar. Es por eso que desde Urgente24 nos comunicamos con una profesional en el tema, Jimena Benedetti, directora del Centro de Nutrición Buenos Aires, para sacarnos dudas.

  • ¿Cuál es el motivo de consulta más común que recibís en tu consultorio?

"En el consultorio se reciben muchas consultas que tienen que ver con el cambio de hábito alimentario. Hoy por hoy se ve un creciente interés en los pacientes en mejorar la calidad de vida, la salud, en muchos casos mejorar el rendimiento físico, la energía diaria. Antiguamente se veía una atención más primaria al descenso de peso y hoy a mejorar hábitos alimentarios."

  • ¿Qué pensas de las dietas que proponen recortar totalmente o casi por completo los carbohidratos, las harinas?

"Es un concepto erróneo. Lo ideal siempre es tratar de modificar hábitos alimentarios. Siempre teniendo en cuenta que cada persona es un ser individual, que tiene requerimientos distintos. Recortar un grupo de alimentos, y sobre todo los hidratos de carbono que son una fuente de energía, es un error. Hay que evaluar casos puntuales y tener un determinado valor nutricional para cada uno, y de esa manera poder ajustarle los carbos. Lo ideal es siempre tratar de elegir carbohidratos complejos, evitar los refinados. Cambiar harinas blancas por harinas integrales. No sacar ese grupo de alimentos sino saber elegir cuál es el mejor."

  • Algunas personas que conozco, para hacer dieta, no cenan. ¿Tampoco es recomendable esto?

"No. Lo ideal es siempre tratar de, dentro de los horarios de vigilia, distribuir en 4 comidas la alimentación: desayuno, almuerzo, merienda y cena. Tratar de elegir horarios acorde a eso, de acuerdo a nuestro ritmo de vida. Pero no sacar uno de los bloques alimentarios. Por lo menos las cuatro comidas principales deberíamos hacerlas. De esta manera vamos a evitar carencia de nutrientes también."

  • ¿Cuánto tiempo conviene esperar después de cenar para ir a dormir?

"Lo ideal es esperar dos horas y luego poder acostarnos. Para favorecer la digestión no conviene cenar e irnos inmediatamente a dormir. Muchas veces conviene adelantar la cena. A veces llegamos tarde y cenamos inmediatamente, muy cerquita de que llegamos a casa, a veces conviene dejar la comida pre-lista para darnos un margen mayor, poder digerir bien el alimento antes de irnos a dormir."

  • ¿Hay algunos alimentos específicos que convenga evitar en la cena?

"Va a depender justamente del horario en que cenemos. Si no tenemos demasiado tiempo y nos tenemos que ir a dormir cerca del horario de la cena, conviene evitar las proteínas, que tienen una mayor complejidad para digerir. Pero si no, cualquier alimento es correcto para la noche."

  • En Estados Unidos, se están imponiendo mucho las dietas de ayunos, ¿qué pensás sobre esto?

"Lo ideal es tratar de no ayunar. Mientras estamos despiertos, poder comer en bloques. El ayuno prolongado muchas veces lo que hace es que al otro día, tengamos más cantidad de apetito o que no tengamos una alimentación tan prolija. Muchas veces pasa que un día entero ayunamos y comemos solo fruta, verdura o líquidos, y al otro día tenemos mucho más hambre y necesitamos una ingesta mayor. Lo ideal es tratar de evitar ayunos y poder darle a nuestro cuerpo la energía que necesita para mantener una vida lo más saludable posible. Pasar mucho tiempo sin comer lo que hace es alterar el metabolismo. Nosotros lo que necesitamos es que nuestro metabolismo funcione de manera correcta. Con ingestas cada 4 horas logramos que nuestro metabolismo funcione bien, tenemos energía suficiente para desarrollarnos a través del día, no tenemos somnolencia o dificultad en la concentración."

  • A veces llega el momento de almozar o de cenar y estoy preocupado, estresado por las cosas del día o angustiado. Es muy probable que me caiga mal la comida así. ¿Qué hago: como o espero?

"Esperamos. Tratamos de tomarnos 5 minutos, de manejar la respiración. Muchas veces conviene llevar nuestra cabeza a momentos agradables, con personas, lugares, viajes; momentos que hayan sido de plenitud, de alegría. Tratar de conectarnos con esa parte sensorial que nos hace cambiar el foco de lo que estamos sintiendo negativo en ese momento. De esa manera, una vez que estamos más tranquilos, iniciar la ingesta. Comer apurados, comer rápido, nerviosos, angustiados, inevitablemente va a llevar a una dificultad digestiva."

  • ¿Cuáles son los alimentos que no pueden faltar en la etapa de adultos mayores?

"En la etapa de adultos mayores, encontramos un gran déficit de hierro y de calcio en muchos casos. Es interesante el consumo de carnes rojas y blancas. Muchas veces la consistencia es algo importante, ya que tienen dificultad para la masticación en algunos casos. Por eso elegir carnes trituradas, carnes picadas, siempre bien cocidas en el centro, es un aporte proteico y de hierro interesante para los adultos mayores. Y por otro lado el calcio: leche, yogur, queso; no deberían faltar en esta etapa en que se pierde mucho más calcio. Tenemos, en algunos casos, números interesantes de osteoporosis así que tener el calcio y el hierro en un nivel acorde sería sumamente importante. El consumo de fibra también, muchas veces se ve disminuido. El consumo de verduras o frutas crudas, por el mismo problema de masticación. Elegir siempre frutas de estación, más blanditas. En esta época el durazno, la pera, la sandía; alimentos provechosos y fáciles de masticar."

  • Existe un movimiento nuevo llamado "activismo gordo" que cuestiona desde el vamos la noción de que la obesidad o el sobrepeso sean algo patológico. Ellos dicen que los gordos en nuestra sociedad son presentados como personas sin voluntad, desagaradables, tanto estéticamente como por ser no saludables. ¿Coincidís con esta visión sobre la estigmatización de la gordura y de dónde pensás que viene?

"Siempre hay que tratar a la persona obesa como una persona que está enferma y ayudarla. No estigmatizarla, no aislarla, sino incluirla, tratar de darle un contexto de amorosidad para que se sienta cómoda. Buscar alternativas, ayuda, siempre hay profesionales dispuestos a trabajar con personas obesas y ayudarlos a cambiar la visión. Cambiar hábitos alimentarios, movernos, comer sano; no es algo sencillo pero se puede lograr. Pero siempre desde el respeto, desde el cariño, desde la empatía. De esa manera logramos que sean personas que estén completamente adaptadas y ayudarlos a mejorar su calidad de vida y fundamentalmente su salud."

  • Pero ellos lo que dicen es que no tienen una patología. Cuestionan eso precisamente.

"La obesidad es una patología. Primero tendríamos que trabajar con la aceptación y sí ayudarlos respecto de esto. Pero la patología muchas veces trae asociadas enfermedades, que tienen que ver muchas veces con la hipertensión, con glucemias elevadas. Es una patología en crecimiento. Lo importante es buscar ayuda, buscar profesionales responsables, serios y que los puedan ayudar, justamente, a combatirla."