Leído

HABLARON LOS EXPERTOS

Basta de culpar a la tiroides por el exceso de peso

Dom, 18/08/2019 - 10:42pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Aunque muchas personas culpen a la tiroides por el exceso de peso y de hecho, exista una relación entre el funcionamiento de esta glándula y el metabolismo, los endocrinólogos derribaron este mito.

Contenido

Los endocrinólogos afirman que muchas personas culpan a la tiroides, una pequeña glándula en forma de mariposa de apenas 30 gramos situada en la parte frontal del cuello, justo debajo de la nuez, cuando buscan una explicación a su exceso de peso. Entonces recurren a estos especialistas asegurando que "deben tener un problema de tiroides porque no logran perder peso”.

Si bien existe un relación entre la enfermedad de la tiroides, el metabolismo y el peso corporal, esta no es la única causa por la cual muchos no logran adelgazar.

La glándula se encarga de producir hormonas T3 y T4, las vuelca a la sangre y las reparte por todos los tejidos del cuerpo. Estas hormonas nos ayudan a utilizar la energía, a mantener la temperatura corporal y a que nuestro cerebro, corazón y otros órganos funcionen perfectamente. Cuando la glándula produce demasiada cantidad de estas hormonas se origina la enfermedad conocida como hipertiroidismo, que acelera el metabolismo. Pero cuando disminuye su actividad y produce muy poca cantidad de T3 Y T4, nos encontramos ante un caso de hipotiroidismo, que provoca justamente lo contrario.

Iván Sánchez López, endocrino del Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz, confirma que "este trastorno es bastante frecuente entre la población, sobre todo femenina, aunque no siempre está diagnosticado porque no siempre el hipotiroidismo presenta síntomas".

La glándula tiroides no se estimula sola, sino que está regulada por una hormona que se segrega en la hipófisis, la TSH. Sin embargo, muchas veces, la T3 y la T4 funcionan lento mientras que la tiroides funciona bien porque la TSH es capaz de compensar la situación. Esto es lo que se conoce como hipotiroidismo subclínico, porque no da síntomas.

¿Nuestros hábitos alimenticios pueden desequilibrar la tiroides?

"La causa más frecuente de hipotiroidismo es la tiroiditis crónica autoinmune, provocada por unos anticuerpos que producen una inflamación crónica de la glándula tiroides, lo que ocasiona una pérdida de tejido que desemboca en un descenso en la producción de hormonas tiroideas. Ante esta causa no hay nada que podamos hacer o corregir para evitarla", explica el endocrino.

Aunque existen otras causas menos frecuentes, como el consumo de ciertos fármacos que son necesarios para otras patologías importantes (por ejemplo, problemas de corazón), por lo que normalmente no se pueden retirar.

Pero Sánchez explica que "El aumento de peso relacionado con el hipotiroidismo se puede relacionar principalmente dos factores. Por un lado, se produce un aumento del ácido hialurónico y otras sustancias que se depositan en el tejido intersticial (el espacio entre la piel y los órganos) de múltiples órganos, contribuyendo a la formación de mixedema o edema generalizado (acumulación de líquidos), que produce una sensación de estar hinchado. Por otra parte, el déficit de hormonas tiroideas genera una disminución del gasto energético basal, esencial para el metabolismo, y que se resume como el número de calorías que quemamos en una situación de reposo. Por lo tanto, al estar reducido ese gasto, se queman menos calorías”.

¿De cuantos kilos de más estamos hablando?

“Normalmente, salvo que se trate de un hipotiroidismo muy descontrolado, no suele producirse un gran aumento de peso, y gran parte de ese aumento suele estar provocado por la aparición de edema generalizado (acumulación de líquido), aunque también puede aparecer algo de grasa por la disminución del gasto energético", explica Sánchez

Lo cierto es que no se ha encontrado un vínculo entre hipotiroidismo y obesidad, pero además no todas las personas presentan los mismos síntomas, de hecho, algunas personas tienen hipotiroidismo y no aumentan de peso. "La explicación puede estar en su estilo de vida. Al no ser muchos los kilos que se ganan con esta enfermedad, si la persona hace ejercicio a menudo, su dieta es saludable y, además, cuenta con la genética a su favor, el aumento de kilos no tiene por qué aparecer", afirma el endocrino.

Además, el aumento de peso no es el único síntoma del hipotiroidismo. Son varios los síntomas que se presentan, aunque no todos a la vez y en ocasiones pueden pasar desapercibidos al confundirlos con otras enfermedades. Por ejemplo: intenso cansancio y la debilidad, la sequedad de piel, la intolerancia al frío, la alteración de la capacidad de la concentración y la memoria, el estreñimiento, la caída del cabello, el aumento de edemas en las piernas y alrededor de los ojos, la voz ronca, las alteraciones menstruales y la dificultad auditiva.

Cabe recalcar que, el hipotiroidismo es un tema complejo y, mucho más importante que el aumento de peso. Puede presentarse porque la tiroides no funcione correctamente, pero también porque exista algo en el cerebro que te impida segregar TSH. El tratamiento para el hipotiroidismo consiste en administrar de forma externa la hormona tiroidea (levotiroxina) que no está produciendo la tiroides. Cuando se hayan conseguido devolver los niveles de hormona tiroides a sus valores normales, recuperar el peso ideal será más fácil, porque la retención de líquidos irá desapareciendo y el gasto energético basal se reestablecerá. Aunque los especialistas señalan que siempre será más rápido si la persona sigue un estilo de vida saludable, realizando actividad física y manteniendo una dieta mediterránea.