"Cuando a uno no le pasa es muy difícil ver el dolor ajeno"

Leído

SILVANA SAVIO

"Cuando a uno no le pasa es muy difícil ver el dolor ajeno"

Dom, 05/05/2019 - 10:06am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El suicidio de un hijo o de una hija cambia drásticamente la vida de los que quedaron: Se quedaron sin el hijo o la hija que murió, quedaron sin el futuro que habían imaginado y hacia el cual caminaban y quedaron desorientados, con sus certezas hechas trizas y ya sin saber quizás quiénes son en realidad. Dialogamos con la Doctora en Psicología, Magíster en Terapia de Pareja y Familia quien detalló cómo iniciar una profunda reconstrucciòn interior después de semejante catástrofe.

Hay que ubicarse en la tragedia de los que quedaron vivos.
Contenido

¿Por dónde empezar en la reparación interior frente al suicidio de un hijo?

- Depende en que momento busca ayuda o toma conciencia que puede hacer algo por su propia reparación.

A corto plazo hay que ayudar a salir de la desorientación, en la muerte de un hijo la persona pierde un piso, la vida se destruye se cae todo lo que había construido hasta su propia identidad, es un dolor intolerable. Los familiares pueden ayudar con los básico que hacer con los trámites, las comidas, vestirse.

En el mediano plazo. Se puede busca un grupo de apoyo especiales para suicidios, una terapia individual. Y para las personas no tan abiertas resultan muy útiles los libros donde saber que pasa en casos de este tipo de duelos y que les espera en sentimientos que son normales para los que les está pasando con tantos sentimientos terribles.

Las personas afectadas se hacen una serie de preguntas, ¿por qué, por qué me hiciste esto a mi. Cómo no me dí cuenta?.

¿Es posible darse cuenta de lo que va a pasar?

- Entiendo que hay dos grupos de padres: un grupo con hijos diagnosticados con problemas de fondo, falta de control de impulsos o cuestionamientos sobre el sentido de la vida, si bien ellos no hablaban de quitarse la vida en algún punto lo temían, en ese caso lo tenían como posible.

Otros padres ni lo imaginan, para ellos todo sucede de la nada, no tenían indicios, de nada la vida no les mostraba que la persona quisiera quitarse la vida. En estos casos la desorientación es mayor y peor.

----------------

Entrevista a Silvana Savio

----------------

¿Cuáles son las herramientas para reconstruir el vínculo con el hijo que no está?

- Hay un punto donde tomar contacto con los sentimientos y los pensamientos. Ahí surge la conciencia del enojo, la frustración por lo que no fue, el enojo por la victima que se suicidó no hay otra persona con quien enojarse se enojan con ellos mismos.

¿Qué herramientas hay para salir de esta situación?

- Sirve escribir para uno mismo, es una manera de clarificar los sentimientos, las emociones y dejar de rumiar en la cabeza los sentimientos recurrentes que no dejan avanzar.

¿Cómo se puede reconstruir el vínculo?

- El vinculo hace falta reconstruirlo uno no deja de ser padre cuando una persona no está. Pero hay que hacerlo de una manera distinta

La propuesta es transformar el dolor en amor para llevar sus hijos en el corazón. Para llegar a ese punto hace falta reconocer las emociones que perturban llegar a un punto de alivio para los padres.

¿A qué se llama construir una historia propia coherente integradora?

- Uno explica la vida como causa – consecuencia. Cuando se produce el suicidio el hilo conductor se rompe entramos en un campo desconocido y queda una desconexión con todo lo que pasó antes.

Ya con dolor un poco más en calma hay que a mirar atrás aprender a vivir con las preguntas que no tienen respuestas para construir un historia con un hilo conductor entre el antes y el después del suicido para que se pueda continuar.

La escritura terapéutica es una propuesta para relatar la historia, cientos de veces. En la media que pasan los días se cambian las versiones de la misma historia dinámica hasta que, con el tiempo, construyan una que los deje satisfechos para que el hilo pueda continuar desde el antes hasta el presente.

¿Qué llevó a la investigación?

- Fue resultado de una experiencia tras la muerte de un amigo de la familia. Lejos de los hechos, donde no podía estar, fui hacia una ONG en Florida, USA; donde se observaban grupos para familiares con problemáticas de muertes. Las vivencias de padres y madres son muy particulares porque sus identidades se extinguen cuando muere un hijo. La vida literalmente se les acaba.

¿Cuándo tiempo demandó construir esta terapia para estos casos?

- Más de 16 años. Se aprende mas allá de los libros. Se aprende con cada reunión de grupo, la escuela de compartir con los padres cada reunión sirvió para construir una temática de apoyo cuando a uno no le pasa es muy difícil ver el dolor ajeno.

------------------

Escuchar en Spotify