Leído

RESILIENCIA

Del rechazo a la oportunidad: 3 pasos para abrir una puerta cuando otra se cerró

Mar, 19/03/2019 - 4:16pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

No siempre las cosas salen como esperábamos. Ya sea en el amor, en el trabajo, o en cualquier otro matiz de la vida, sobreponerse al rechazo o a las oportunidades que perdimos puede ser una tarea titánica. Aquí, algunos tips para cerrar la herida y seguir adelante, teniendo en cuenta que de la vida solo podemos ver escenas, pero nunca la película completa porque no conocemos el futuro, por lo tanto es muy difícil para nosotros juzgar si eso que perdimos era verdaderamente lo mejor para nosotros.

Contenido

¿Alguna vez te dijeron que no, ya sea para un trabajo que esperabas conseguir, ya sea para salir con alguien que te gustaba? ¿Eso que esperabas ansiosamente no se cumplió? ¿Nada salió como esperabas? Todos hemos estado allí alguna vez.

Es por eso que Tim Herrera, de The New York Times, hizo la siguiente pregunta a sus seguidores en Twitter: "¿Qué rechazo tuviste que a la larga terminó siendo lo mejor que te pasó?"

"El cambio de perspectiva no es fácil de hacer, pero vale la pena el esfuerzo", plantea Herrera. En una nota en el mismo diario del mes pasado, Jennifer Taitz escribió que "los investigadores han encontrado que obsesionarse con arrepentimientos tiene un impacto negativo en el humor y el sueño, puede incrementar la impulsividad, y puede ser un factor de riesgo en los atracones de comida y abuso del alcohol."

Pero la gran pregunta, plantea Herrera, es ¿cómo transformar la obsesión por la oportunidad perdida en un resquicio de esperanza? Lo primero que debemos tener en cuenta es que nuestra percepción de la realidad es muy limitada. Hay mucho que no sabemos, no conocemos el futuro, y por lo tanto, es imposible saber con certeza si una oportunidad que perdimos era realmente lo mejor que podía pasarnos (o lo peor), porque no tenemos acceso a la película completa. Este rechazo es simplemente una escena. Para comprender verdaderamente lo que significa ese rechazo, qué rol jugará en nuestra vida, deberíamos mirar la película completa.

Luego, es importante tener en cuenta que, si bien fuimos rechazados, qué hacemos con ese rechazo depende de nosotros. No somos un objeto del destino ni de los demás. Tenemos el poder de decidir a qué y a quién le otorgamos poder. Nuestro valor no sube ni baja si somos aceptados o rechazados por otro, porque nuestro valor es intrínseco e independiente de lo externo, tiene que ver con el hecho mismo de nuestra unicidad. Cada uno de nosotros es único y por lo tanto imprescindible para llevar a cabo una misión que es exclusivamente nuestra. 

Un ejemplo de cómo un rechazo puede ser lo mejor que nos pasó (si lo miramos tiempo después, con la película completa) es lo que le pasó a la actriz Lisa Kudrow, quien encarnó a la inolvidable Phoebe Buffay en la serie Friends. Kudrow contó durante su discurso en un acto de graduación en la universidad Vassar College en 2010, que cuando, mucho antes de formar parte de Friends, fue elegida para formar parte del elenco de la serie Frasier, sintió que estaba ante la oportunidad de su vida. Poco tiempo después fue despedida. Despedida del show que todo el mundo decía que iba a ser el próximo éxito. "Fue muy difícil pensar que no estaba destinado a estar en mi carrera. Todo el mundo sabía que (Frasier) iba a ser un éxito, y lo fue", dijo. "Pocos meses después, estaba casi sin plata y un amigo -el actor Richard Kind- me llamó y me dijo 'Escuché lo que pasó -  no sé cómo podés levantarte a la mañana'." Fue entonces que Kudrow se dio cuenta de que estaba manejando el rechazo de mejor manera que lo que pensaba, y su suerte empezó a cambiar.

"Cuando una puerta se cierra, otra siempre se abre - eso era lo que yo me decía a mí misma para que esos momentos de duda fuesen solo 'momentos'. Funcionó, seguí adelante, y tras muchas audiciones fui la segunda persona elegida del piloto Friends Like Us... Que luego sería Friends."

Kudrow entendió luego que fue bueno que no hubiese quedado en el elenco de Frasier, ni de muchos otros programas donde no fue elegida, porque sino, nunca hubiese llegado a Friends, la serie más exitosa de la historia. "Así que gracias a Dios que fui despedida", dijo. 

1. El primer paso para superar la oportunidad perdida y en lugar de eso, verlo como una ventaja, es permitirte sentir el remordimiento, explicó West Duffy, co-autora de "No hard feelings" (Sin resentimientos), en el Times. "Sentarse con la emoción y procesarla es muy importante. Demasiado a menudo solo pensamos 'OK, simplemente enterraré esto adentro'." No obtener lo que querías es una buena oportunidad para reflexionar profundamente sobre lo que verdaderamente te motiva y lo que verdaderamente deseás. 

2. En segundo lugar, explica, identificá si el remordimiento que estás sintiendo sobre el pasado es por qué hay algo del presente que no está yendo bien. Si estás obsesionado con un trabajo que no obtuviste, podría ser porque hay algo de tu trabajo actual que te está molestando mucho y no lo estás teniendo en cuenta. 

3. En tercer lugar, intentá el siguiente ejericio: escribi 3 cosas sobre tu vida con las que estás contento. Seguí el rastro de hechos que llevaron a que esas cosas pasaran. Verás que en última instancia la vida está llena de giros y vueltas, y que un cambio -o la falta de él- nunca es inequívocamente bueno o malo. Todo tiene matices, y estos cambian según tu perspectiva. Estate preparado como un jugador de fútbol, para jugar donde tu director técnico (la vida) te pida.