Leído

OBJETIVOS DE VIDA

Por qué no conviene buscar la felicidad ni el orgasmo pero sí la alegría

Mar, 07/05/2019 - 4:39pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Si hoy preguntamos en un cuarto lleno de gente joven qué les trae felicidad, una respuesta común suele ser: "Cumplir mis objetivos". Sin embargo, desde varios ángulos se cuestiona la idea de que obtener lo que queremos nos traerá felicidad, ya que muchas veces solemos autoengañarnos respecto de lo que verdaderamente deseamos. Por otro lado, la noción misma de felicidad como objetivo de vida es problemática, ya que esta depende de los logros. La alegría, en cambio, trasciende el ser y surge espontáneamente en el dar y en construir relaciones a partir de poder mostrarnos vulnerables.

¿Cuál es la diferencia entre felicidad y alegría? /Foto:iStock
Contenido

"No busquen la felicidad. La felicidad es como el orgasmo: si pensás demasiado en ello, se aleja", dijo el comediante Tim Minchin durante un discurso en la Universidad de Australia Occidental. "Mantente ocupado e intentá hacer a otra persona feliz, y podrías encontrar que obtienes algo de felicidad como efecto secundario."

Si hoy saliéramos a preguntar a la gente joven qué los hace felices, una respuesta común probablemente sería: "Cumplir mis objetivos." 

Sin embargo, en un debate reciente, el filósofo Slavoj Zizek planteó algo que derrumba esta noción de felicidad a partir de obtener lo que queremos, ya que solemos autoengañarnos respecto de lo que queremos. 

Zizek apunta en contra de la noción de la felicidad como objetivo en sí misma: "La felicidad como objetivo de nuestra vida es una noción muy problemática", dijo. "La felicidad es una noción confusa, básicamente depende de la incapacidad o falta de preparación de la persona para confrontar por completo las consecuencias de su deseo. En nuestra vida cotidiana, pretendemos desear cosas que realmente no deseamos, por lo que en última instancia, lo peor que podría pasarnos es obtener lo que oficialmente deseamos."

Aún si no estamos de acuerdo con las afirmaciones del filósofo, otro punto a tener en cuenta es que la felicidad suele ser presentada como algo que depende algo externo, como un logro.

Por eso, el periodista del diario The New York Times, David Brooks, recomienda en cambio procurar la alegría.

"La felicidad suele involucrar una victoria del ser. La alegría tiende a involucrar la trascendencia del ser. La felicidad viene de los logros. La alegría viene cuando tu corazón está en el otro", escribió Brooks, y agregó que la alegría es "un regalo que te da la vida mientras vos das regalos."

"El punto central es que la felicidad es buena, pero la alegría es mejor. Es inteligente disfrutar la felicidad, pero es más inteligente ponerte en situaciones en las que podrías experimentar alegría."

Por otro lado, Brooks destaca la necesidad de mantenernos vulnerables en una época profundamente cruel. "Es híper importante mantener tu honestidad emocional aún después de que las personas se aprovechen de tu vulnerabilidad para causarte dolor. La vulnerabilidad es el único medio que tenemos para construir relaciones, y las relaciones son el único medio que tenemos para experimentar alegría."

En el mundo hay magia, momento mágicos. "No se puede crear la magia intencionalmente, pero cuando estás viviendo en el nivel afectuoso profundo, a veces solamente arde dentro tuyo. Una llamarada de alegría", escribió Brooks.