Leído

YOGA

"Ese cúmulo de deseos hace que uno entre en un nivel de insatisfacción permanente"

Dom, 17/03/2019 - 11:31am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Desde Urgente24, entrevistamos al profesor de yoga Néstor Martínez para saber: en qué se diferencian el yoga que se practica hoy en el mundo con el de la India antigua, cuál era la relación de este con la reencarnación, cuáles son las prácticas que quedaron afuera y que hoy son consideradas peligrosas. "Yo creo que el sufrimiento del ser humano en la actualidad está marcado por la gran oferta de cosas que tiene", explicó Martínez. "El deseo hace que uno deje de ser, y hasta que no obtiene eso que desea, no logra ser, se siente incompleto, insatisfecho. Y una vez que lo obtiene, va a recibir una oferta de otra cosa, de lo que sea, puede ser una comida, una ropa de marca, un viaje, relacionarse con alguien, etcétera. Ese cúmulo de deseos hace que uno entre en un nivel de insatisfacción permanente. "

Contenido

  • El yoga que se practica hoy en el mundo dista bastante del que se practicaba en la India antigua. ¿Cuál es la principal diferencia en cuanto al objetivo de la practica?

La practica de lo que era el yoga antiguo está muy vinculada a lo que eran las creencias de los pueblos orientales. Básicamente al yoga se lo conoce como una búsqueda espiritual. Sin embargo, en la actualidad, las clases se destacan por ser físicas. Mucha gente me ha preguntado, ¿dónde está lo espiritual y lo filosófico? El tema es que en el yoga antiguo, el principal objetivo era dedicar su practica a lo que ellos llamaban limpiar sus pecados y purificar su cuerpo para alcanzar lo que se llama el estado de iluminación, un estado de superación humana, para ir con la deidad que ellos creían. Ese era el principal objetivo que tenían los practicantes del yoga antiguo. Cosa que ahora no ocurre realmente porque es una practica que tiene que ver con superar los niveles de estrés, estar más tranquilo para confrontar los problemas del día a día, una búsuqeda de una vida saludable, etcétera.

  • ¿Y cómo jugaba la reencarnación en ese esquema del yoga antiguo?

El tema de la reencarnación básicamente tiene que ver con parte de las líneas filosóficas que había en Oriente. (...) Ellos creen que con la practica del yoga logran evitar esa cadena de nacimientos y muertos. Cuanto más me purifique, más posibilidad tengo de unirme con aquel que creó el universo, ya sea un dios o una entidad de cualquier nombre, como puede ser Vishmu o puede ser Shiva, etcétera. Depende la creencia de cada uno, ellos buscan a través del yoga evitar un nuevo nacimiento y evitar el sufrimiento de lo que es la vida terrenal.

  • En el camino hay practicas que fueron quedando afuera. ¿Hay alguna que me puedas contar, que hoy nos parecería muy extraña o que podría estar prohibida?

Las practicas del yoga para alcanzar distintos niveles de superación o lo que es la iluminación, tiene que ver con la retención del aire en lo que se llama las técnicas respiratorias del pranayama. Trabaja mucho haciendo algunas figuras, reteniendo pulmones llenos. Esa retención más la potencia de la figura que se haga, hace que la mente se detenga por unos instantes. Ese detenimiento de las imágenes mentales sería la definición que le dio el maestro de los sutras, los aforismos, Patanjali. Él describió como el detenimiento de las formulaciones de la mente el estado del yoga. Y de alguna manera, la retención de pulmones llenos en una figura es una manera de alcanzar un estado de superación.

  • ¿Puede ser que haya habido un maestro que haya logrado controlar su propio corazón?

Sí, el registro que hay a principios del siglo XX es Krisnamacharya, quien fue el maestro que prácticamente dispersó y generó lo que se conoce como el yoga moderno. Él formó unos maestros muy famosos como a Iyengar, Pattabhi Jois, incluso Indra Devi, la primera mujer occidental, que fueron grandes maestros de yoga. Él lograba detener el ritmo cardíaco entre 2 y 3 minutos aproximadamente. Lo chequeaban y el solo, a voluntad, podía reactivar el ritmo cardíaco. Esto realmente es muy raro y es único, y actualmente no se practica por una cuestión de seguridad, porque incluso tiene que ver con el estado de salud de los practicantes. Un detenimiento de ese nivel podría provocar un ACV. Esta enseñanza prácticamente esta prohibida y casi nadie lo sabe.

  • Esta practica que ya no se usa y que es peligrosa, ¿era parte de un camino hacia un dominio total del cuerpo? ¿Ese era el objetivo?

Yo no lo tomaría tanto como el objetivo sino como la consecuencia de una práctica dedicada al yoga. Cuanto más tiempo yo me dedico a los secretos y los misterios del yoga, más capacidad tengo para ir avanzando en prácticas que en la actualidad serían arriesgadas. Ubicándonos en fines del 1800, primeras décadas del 1900, todavía había practicantes de yoga -sin estar demasiado difundido- que se dedicaban todo el día a la práctica de la meditación, de la respiración, la concentración, el dominio orgánico, el dominio esquelético, la detención de las imágenes mentales. Indudablemente por consecuencia, llegan a este nivel de dominio corporal. Pero siempre enfocado a una evolución superior, a una cuestión espiritual de volverse más sutiles, de alejarse de lo que tiene que con el elemento denso o grotesco que es el cuerpo físico.

  • ¿El yoga otorga independencia del mundo terrenal?

De alguna manera, cuanto más se profundiza en la práctica, uno se va tornando más independiente y va bajando los niveles de deseos. Eso es lo que realmente provoca la evolución del ser humano. Yo creo que el sufrimiento del ser humano en la actualidad está marcado por la gran oferta de cosas que tiene. El deseo hace que uno deje de ser, y hasta que no obtiene eso que desea, no logra ser, se siente incompleto, insatisfecho. Y una vez que lo obtiene, va a recibir una oferta de otra cosa, de lo que sea, puede ser una comida, una ropa de marca, un viaje, relacionarse con alguien, etcétera. Ese cúmulo de deseos hace que uno entre en un nivel de insatisfacción permanente. Un practicante de yoga que vivía en un lugar alejado de las grandes ciudades, en pueblos con muy poca población, no tenía esos problemas, porque estaba enfocado ciento por ciento en su práctica.