Leído

MOVIMIENTO NATURAL

Gatear, trepar árboles, lanzar objetos: Una gimnasia para recuperar habilidades perdidas

Mar, 26/02/2019 - 6:07pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

¿Qué movimientos haría un humano en el contexto de naturaleza? Esa es la pregunta de partida de un nuevo tipo de entrenamiento físico llamado "MovNat", hijo moderno del "Método Natual" de George Hébert, un oficial de marina francés quien observó que los indígenas africanos tenían resistencia, fuerza y flexibilidad sin entrenamiento alguno, solo por vivir en medio de la naturaleza. El método busca ayudarnos a recuperar habilidades perdidas por el sedentarismo, y es ideal para quienes encuentran a las disciplinas que se suelen enseñar en los gimnasios algo mecánicas y repetitivas. Desde Urgente24, hablamos con Germán Laurora, autor del libro "El personal trainer científico", quien está practicando y enseñando el "MovNat" en Argentina.

"¿Qué movimientos haría un humano en el contexto de naturaleza? Desde el moverse con comodidad en el piso hasta correr, siempre con la idea de recuperar un pie libre (la actividad se suele hacer sin calzado)." /Foto:DailyMotion.com
Contenido

Germán Laurora: "Puede haber personas que se ven flacas y que no estén del todo saludables"

Germán Laurora es licenciado en Educación Física, autor del libro "El personal trainer científico" y coordinador de programas de entrenamiento en los gimnasios Megatlon.

Desde Urgente24, lo entrevistamos para sacarnos algunas dudas: cuánta actividad física conviene hacer y de qué intensidad, por qué y desde cuándo hay máquinas en los gimnasios, si estar flaco es sinónimo de salud o no; entre otros temas.

Laurora es uno de los pocos en Argentina que enseñan un tipo novedoso de gimnasia llamado "MovNat", sistema de entrenamiento creado por el francés Erwan Le Corre, quien a su vez se basó el "Método Natural" de Georges Hébert, un oficial de marina e instructor de educación física francés.

Hébert había viajado por todo el mundo y estaba impresionado por el desarrollo físico y las habilidades en el movimiento de los indígenas africanos y de otras regiones, explica Wikipedia. En particular su resistencia, fuerza y flexibilidad. Esto a pesar de que no habían tenido entrenamiento gimnástico, sino simplemente por vivir en gran contacto con la naturaleza.

El método hace foco en los movimientos naturales del cuerpo: caminar, gatear, trepar, hacer equilibrio.

 

 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Germán Laurora (@germanlaurora) el

Esto fue lo que contó Laurora en entrevista con Urgente24:

  • Si bien muchos estudios científicos sostienen los beneficios que trae hacer actividad física, hay mucha gente a la que le cuesta mantener una practica de manera estable porque no encuentra placer en la actividad física. ¿Qué les recomendarías a estas personas?

Actividades hay un montón. Cuando uno busca el beneficio de la actividad física asociado a la salud, todas son válidas. La intensidad de la actividad física con la que uno se compromete, tiene que ser media, y la cantidad de dedicación por día tendría que ser de al menos media hora. Esto es lo que recomiendan las grandes organizaciones de la salud.

  • O sea, ¿lo ideal sería hacer media hora por día de actividad física, todos los días?

Se puede hacer todos los días o podemos hacer un día una hora y al otro día no hacer nada. Tiene que ver con activar al cuerpo, con el objetivo de evitar enfermedades cardiovasculares y metabólicas. Únicamente estamos jugando a favor de esto. Salir del sedentarismo. Eso significa hacer media hora de actividad física por día a intensidad media. La intensidad se mide por una escala de percepción del esfuerzo de 0 (cero) a 10, donde 0 (cero) es estar tirado en un sillón sin hacer nada y 10 es el máximo esfuerzo que uno puede hacer. Entonces, 4 o 5 sería el número que uno tendría que perseguir. Por ejemplo, salgo a caminar, ¿qué representa eso para mí? Si es un 2, habría que aumentar un poco el ritmo de caminata para llegar a 4 o 5.

  • ¿Por qué y desde cuándo hay máquinas en los gimnasios?

Las máquinas permiten que mucha gente pueda hacer trabajos de fuerza sin mucho "coacheo", por usar una palabra fácil. En una máquina uno no tiene que revisar tanto la postura, la mecánica de un ejercicio. Simplemente uno se puede sentar en una máquina, empujar, traccionar o puede empujar con las piernas. Eso para salir del no hacer nada, está muy bien, pero la máquina tendría que ser un lugar por el que uno pasa, gana algo de fuerza, trata de hacerlo con la mejor postura posible y después tendría que venir el entrenamiento. (...) Uno tendría que salir de ahí para dedicarse a trabajar con el propio peso corporal, con pesos libres. Ahí se requiere de buenos niveles de movilidad, buen control motor, que es como el sistema nervioso maneja al cuerpo... Son actividades más desafiantes que simplemente pasar por un sistema de máquinas y ganar fuerza. Uno puede pasar por ahí pero después debería venir algo donde la complejidad sea mayor. El mundo es complejo, entonces nos preparamos para transitarlo de la mejor manera posible. Por ejemplo los saltos, que requieren de un control motor y de un nivel de movilidad interesante, nos permiten luego saltar un charco en la calle. Esa es mi apuesta como entrenador. Llevar a quienes entrenan conmigo a actividades más desafiantes.

 

 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Germán Laurora (@germanlaurora) el

  • Existe un movimiento nuevo, no sé si has escuchado hablar de él, que se llama "activismo gordo". Ellos cuestionan la idea de la gordura como algo que debe ser erradicado, y el concepto de delgadez como sinónimo de salud y de la gordura como sinónimo de enfermedad. ¿Conocés al respecto?

No, pero es fácil hablar del tema. El sobrepreso está asociado directamente a enfermedades metabólicas, cardiovasculares. Esto no lo digo yo: hay cientos de miles de estudios sobre el tema. "El mono obeso" es un libro de Campillo (José Enrique Campillo Álvarez, médico español) que explica muy bien cuál es la relación entre sobrepeso, obesidad, con, por ejemplo, los índices de glucosa en sangre alterados o los líquidos alterados en sangre (lo que se llama "síndrome metabólico"). Puede haber personas que se ven flacas y que no estén del todo saludables. En el caso de una persona flaca que no hace actividad física, habría que ver cómo está su composición corporal. Puede haber un flaco que tenga muy poco de masa muscular y mucha grasa corporal, que no se ve en ese cuerpo, pero que está. Una persona flaca que hace actividad física, aeróbica y de fuerza, seguramente va a tener un nivel de salud cercano al ideal.

  • Alguna vez me comentaste que existen 2 escuelas de entrenamiento físico, una que viene de Suecia y otra que viene de Francia. ¿Qué propone cada una de ellas, qué quedó de cada una de ellas en los entrenamientos que practicamos hoy y qué quedó afuera?

Hay varias escuelas. A principios del siglo XX, la escuela sueca, en cuanto a gimnasia general, era la que comandaba en el mundo. Apareció el "método natural" en Francia, de la mano de un profesor de educación física que entrenaba a los militares franceses, Georges Hébert, padre del hebertismo. Ese método se había dejado de usar pero hoy reapareció con el nombre de "MovNat". Yo estoy muy metido en esta corriente, que creo que cuando uno habla de fitness relacionado a la salud, es una opción casi ideal. Es una actividad totalmente compatible con nuestra genética. El ser humano, como los otros animales, se mueve primariamente con el objetivo de conseguir alimento. Y un poco el movimiento natural lo que rescata es esto: ¿qué movimientos haría un humano en el contexto de naturaleza? Desde el moverse con comodidad en el piso hasta correr, siempre con la idea de recuperar un pie libre (la actividad se suele hacer sin calzado). Saltar, trepar, lanzar objetos. Lo que uno ve es que cuando la gente se compromete con el movimiento natural, empieza a sentirse muy bien, gana habilidad y la composición corporal mejora, como consecuencia de pasar por esto de ir incorporando habilidades perdidas.

 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Germán Laurora (@germanlaurora) el