Leído

MENSAJERÍA INSTANTÁNEA

Google competirá con WhatsApp, Telegram, etc.

Mie, 19/06/2019 - 12:29pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Google ofrecerá un servicio de mensajería instántanea a los usuarios Android que será independiente al servicio de las operadoras en vez de que los usuarios tengan que esperara que las compañías den soporte al protocolo RCS. Se espera que llegue a sustituir a los SMS. La aplicación  es parecida al iMessage, de Apple. Por ahora, la principal desventaja es que el RCS aún no cuenta con mensajes cifrados de extremo a extremo, lo cual debilita su privacidad. La app incluye las funciones habituales: recibos de lectura, archivos adjuntos de alta calidad e indicadores de escritura. Los usuarios Android podrán escoger si quieren actualizar el chat RCS o no. Por ahora, Google no quiere que el Chat RCS sea el predeterminado de los usuarios.

Contenido

Hace más de 2 años, la aplicación de Google Mensajes irrumpió en escena pero su despligue está siendo muy lento. 

Hasta ahora, dependía de las operadoras, pero Google se ha cansado de la lentitud, y comenzará a activar por sí mismo el RCS a sus usuarios de Android. 

Así Google intenta darle un impulso definitivo al estándar RCS: Rich Communications Services (servicios de comunicaciones enriquecidas). 

Cuando la tecnología RCS esté desplegada, no será necesario vincular el número de teléfono con ningún servicio externo para chatear con los diferentes contactos. 

El despliegue estará listo para los usuarios de Reino Unido y Francia a finales de junio, sin importar si sus operadoras ofrecen soporte para esta tecnología. No obstante, aquellas operadoras que así lo deseen podrán implementar esta tecnología entre su oferta de servicios. 

Los RCS se extenderán al resto de países de forma progresiva, según ha explicado la compañía a la web especializada The Verge. 

Los RCS se presentan como una evolución muy mejorada de los SMS. Los usuarios ya casi no los usan y, en su lugar, suelen optar por aplicaciones que les ofrecen más posibilidades como WhatsApp o Telegram. 

Con los Rich Communications Services, Google pretende ofrecer en la aplicación de Mensajes del móvil las mismas funciones que las apps de mensajería instantánea. Por ejemplo, chats de grupo, estados, confirmación de lectura de los mensajes, ubicaciones, emojis o notas de voz. 

De esta forma, el usuario podría aprovecharse de todas estas opciones sin necesidad de utilizar una aplicación de terceros.

El mayor problema del nuevo servicio de Google es que los mensajes aún no están cifrados de extremo a extremo. 

Aplicaciones como iMessage, WhatsApp y Signal están protegidas de esa manera e incluso Facebook ha afirmado que hará que todas sus aplicaciones estén encriptadas de forma predeterminada. 

Google reconoce la necesidad de garantizar la privacidad de los usuarios en su nuevo servicio y ya trabaja en ello, según dijo a The Verge la directora de Gestión de Producto a cargo de este servicio, Sanaz Ahari: “Creemos que la comunicación, y especialmente la mensajería, es muy personal y que los usuarios tienen derecho a la privacidad de sus comunicaciones. Estamos totalmente comprometidos para encontrar una solución para nuestros usuarios”.

El nuevo servicio de Google

Aunque los RCS no están por el momento cifrados de extremo a extremo, la compañía ha asegurado que eliminará los mensajes de sus servidores tan pronto como sean entregados al destinatario. 

“Si lo guardamos, es solo para entregarlo cuando esa persona se conecte”, ha explicado Drew Rowny, líder de producto de Mensajes de Google. 

No ocurrirá lo mismo con el envío de archivos como GIFs, fotos o vídeos, que sí se conservarán durante un breve periodo de tiempo en los servidores aunque sin nada que identifique a los usuarios para garantizar que todos los destinatarios puedan descargar el archivo.

Una diferencia entre los RCS con respecto a otros servicios de mensajería instantánea o aplicaciones como iMessage es que no existe una base de datos de quién los tiene y quién no. 

En este caso, cuando el usuario envíe un mensaje, el sistema consultará si el usuario receptor cuenta con soporte para la tecnología RCS. Si es así, se habilitarán todas las funciones disponibles con el nuevo servicio. En el caso contrario, se recurrirá a los SMS.