Leído

LUCHA CONTRA MONOPOLIO

La UE volvió a multar a Google que ya acumula 8 mil millones de euros en sanciones

Mie, 20/03/2019 - 8:19pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Es la tercera sanción que se lleva la empresa monopólica, Google, de parte de la Unión Europea por hacer abuso de su posición hegemónica en el mercado de la web, dejando sin chance de participar a otros buscadores web competidores, más pequeños, que se están quedando sin publicidad ya que todo pasa primero por Google. Ahora deberá pagar por tercera vez a la UE, la sanción correspondiente al abuso de poder frente a los demás actores web.

Contenido

Son tres los casos que la gigante de la web perdió contra la UE hasta ahora. El caso Google Search, el caso Android y ahora, el caso AdSense.

En diferentes ocasiones y con astucia, poder y herramientas diversas Google logró instalarse y reinstalarse como monopolio web en todos los dispositivos del mundo, logrando así una posición hegemónica que trató (y trata) por todos los medios mantener.

Google Shopping

El primer caso por el cual tuvo que pagar 2.420 millones de euros, fue en 2017. Una multa por abusar de su posición dominante en el mercado de las búsquedas en internet. 

La Comisión Europea tiene una estricta ley anti-monopolios e investigó a Google por 8 años antes de aplicar la primera multa. En esta investigación descubrió que Google imponía “Shopping Ads”, o anuncios de productos en sitios donde no correspondía, llevando siempre al usuario a hacer click en las marcas de sus anunciantes. 

Por otro lado y más importante, descubrió que Google tiene una serie de sistemas de castigo que le aplica a otros servicios de compra a partir de parámetros definidos haciendo que la competencia esté muy abajo en los resultados de búsqueda. Pero claro, Google no estaba aplicando estos parámetros para sí mismo, lo que lo hacía contar con gran ventaja. 

Android

En esta disputa Google volvió a perder frente a la UE y debió de pagar una multa multimillonaria de 4.340 millones de euros, algo insólito en la historia de los juicios de la UE, nunca antes visto. 

android

Esta vez, el monopolio de Google alcanzó otro nivel al pre-instalar aplicaciones de la compañía en los teléfonos Android.

La responsable de la Política de Competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager, ha declarado:

"Google ha utilizado Android como vehículo para consolidar el dominio de su motor de búsqueda. Estas prácticas han privado a sus competidores de la posibilidad de innovar y competir en función de sus méritos. Han impedido a los consumidores europeos beneficiarse de una competencia efectiva en un ámbito tan importante como el móvil. Esto es ilegal con arreglo a las normas de defensa de la competencia de la UE".

Los fallos a favor de la UE requieren de que se termine con la actividad ilícita o abusiva en el lapso de 90 días o la empresa sufriría una pena y multa aun mayor. 

En este caso Google debió establecer una medida democrática permitiendo en los nuevos dispositivos Android la elección del usuario acerca de qué buscador querrá como predeterminado. Incluyendo otros buscadores además del Chrome: Internet explorer, Mozilla Firefox, Safari, entre otros. 

algo asi

AdSense

Pero, parece que Google no aprendió porque hoy (20/03) se topó con una nueva multa de 1494 millones de euros, también por abuso de su posición dominante esta vez en relación al AdSense.

Adsense

Para hacerlo claro, Google monopolizó las búsquedas pagas en los buscadores de las diferentes páginas web, por lo que si alguien busca dentro de cualquier página un producto o una palabra Google lanzará inmediatamente publicidad de sus auspiciantes.

Ese dinero irá una parte hacia el dueño/a de la página y la otra gran parte para Google. Ahora, ¿qué pasa con los buscadores más chicos que también tienen auspiciantes y quieren aparecer entre los primeros resultados?

Bueno, eso es lo que investigó la UE y estas son las trampas hegemónicas que le descubrió a Google:

  • Exclusividad: se obligaba a los terceros (las páginas web) a no obtener anuncios de búsqueda de los competidores de Google.
  • Visualización preferente de un número mínimo de anuncios de búsqueda de Google: se exigía a los sitios que tengan un número mínimo de anuncios de búsqueda de Google y reserven el espacio más importante en sus páginas de resultados de búsquedas a los anuncios de búsqueda de Google. Además, los anuncios de búsqueda competidores no se pueden mostrar por encima o cerca de los de Google.
  • Derecho a autorizar anuncios de la competencia: se obliga a los terceros a obtener la autorización de Google antes de introducir cualquier cambio en la visualización de los anuncios de búsqueda de la competencia.

Estas tres restricciones en diferentes formatos y páginas web impidieron el crecimiento de muchas páginas y anunciantes que nunca llegaron a aparecer por ser competencia de Google. 

Ya son tres los casos donde Google es culpable de abuso de poder y también sos tres los monopolios tecnológicos que están en jaque por competencia desleal y que cada vez son más vigilados por las diferentes comunidades e instituciones económico-políticas de diversas regiones: Facebook, Amazon y por supuesto, Google.