Leído

MEDIOS, JUSTICIA Y POLÍTICA

Campaña 2019 sostenida por escuchas: ilícitas a efectos de la justicia, pero válidas para difundirlas

Mar, 28/05/2019 - 7:36am
Enviado en:
1 comentario
Por Urgente24

La difusión de una escucha telefónica que fue ordenada por un juez no es, en principio, ilegal, pero desde que se dieron a conocer conversaciones de figuras políticas en programas televisivos (con una marcada línea oficialista) se ha puesto en duda la legalidad de los mismos y sobre todo, la transparencia y seriedad de la justicia argentina. En ese marco también entra la política y la campaña electoral, y por último, se cuestiona incluso, la ética periodística. Justicia, política y periodismo, parecen ser en Argentina un 'cóctel mortal'.

Contenido

La difusión de escuchas telefónicas que dio a conocer el periodista Jorge Lanata en PPT este domingo 26/05, han vuelto a abrir las interrogantes y cuestionamientos sobre la legalidad de las escuchas y por supuesto, su difusión pública y explícita en programas periodísticos. 

La primera duda surge porque varias escuchas telefónicas son mostradas, casi siempre, por los mismos personajes que, periodísticamente, están vinculados con el oficialismo, lo que pone en duda la transparencia de la justicia en el país, pero sobre todo, su autonomía.

Un sector salió a cuestionar que las escuchas telefónicas  siempre son filtradas a la prensa "a los mismos actores", y se preocupan además por la "violación de secreto" que ejercen los funcionarios públicos, pero sobre todo, alegan que es muy preocupante que la cadena de custodia de la justicia "en un marco que no es legal" no sean capaz de preservar dichas escuchas.

Los cuestionamientos surgen porque las escuchas telefónicas difundidas por los periodistas Luis Majul, y posteriormente por Jorge Lanata, son, para efectos de la justicia, ilegales y sin validez. Y es que por ejemplo, los audios que involucran al dirigente kirchnerista Eduardo Valdés, fueron solicitados anteriormente por la justicia en el marco de una causa de narcotráfico, pero posteriormente, y por considerar que no había delito alguno, el juez federal de Zamora, Federico Villena, solicitó la destrucción de los audios, cosa que evidentemente nunca pasó. 

Es allí donde entra entonces el cuestionamiento a la prensa argentina, y el dilema ético (o no) de difundir dichos audios. En ese contexto, un caliente debate se registró esta noche en uno de los paneles más diversos de la TV. En el programa Intratables que conduce Fabián Doman, sus integrantes confrontaron opinando sobre el tema. 

"Somos periodistas y hay que difundir los audios, sino se difunden sería censura", alegó la periodista Débora Plager, que enfáticamente defendió la postura de la prensa a difundir cualquier hecho irregular y que sea la sociedad la que también, además de estar informada, juzgue a los políticos que eligió o elige. 

En cambio, Ernestina País cuestionó a la justicia y alegó que las escuchas son ilegales, y referente al periodismo y su difusión planteó varios cuestionamientos: "siempre son filtrados a la prensa, pero a los mismos, raro, y además esos audios son pequeños extractos, está todo editado, realmente lo que están es sosteniendo una campaña con escuchas, y ojo, esta será una de las campañas más sucias de la historia del país", puntualizó. 

Ético o no, las escuchas jurídicamente no son válidas a efectos de una nueva investigación, pero sin son muy válidas, y sobre todo en tiempos de campaña electoral, mediáticamente. La prensa, que pareciera que termina influyendo en las preferencias de algunos electores, juega también un rol clave dentro de lo es la carrera por ocupar (o desocupar) o seguir ocupando el sillón de la Rosada. Rol que muchos prefieren llamarle "periodismo militante". 

En esa militancia entra por supuesto, la política argentina, para Eduardo Valdés, por ejemplo, "las escuchas son un estilo de vida y de hacer política del presidente Macri", incluso, durante su intervención en el programa Intratables aseguró que es parte de la campaña de Cambiemos y que es un parte de un show para también, favorecer, "al delincuente de Stornelli".

 

Desde la justicia por su parte, explicaron que "el Código Procesal Penal de la Nación permite a los jueces ordenar la intervención de comunicaciones telefónicas, según establece el artículo 236. También pueden obtener los registros que existan de sus comunicaciones telefónicas. La Ley de Inteligencia Nacional sostiene el mismo principio: las comunicaciones son inviolables en todo el país, “excepto cuando mediare orden o dispensa judicial en sentido contrario".

Sin embargo advierten que "siempre es ilegal si viola principios como el derecho a la intimidad, el secreto de las comunicaciones o la inviolabilidad del domicilio regulada en la Constitución Nacional".

y agregaron: "La prensa tiene lo que se llama derecho de información y reserva de su fuente, no se le consideraría ilegal, pero si da para que se discuta, a nivel periodístico, un tema ético".
 

Comentarios