Leído

FAKE DEL FAKE

Todos pueden caer: The Guardian tuvo que disculparse con Sputnik

Mar, 06/08/2019 - 9:11pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

The Guardian publicó una foto en su colección Fake or for Real (falso o real), a la que calificó como editada. Sin embargo, la imágen había sido captada por un fotógrafo de Sputnik y, luego de que esto se comprobara, el reconocido medio inglés pidió disculpas.

Contenido

Hace apenas unos días hubo revuelo en Argentina porque Reverso denuncio una 'fake news' de un video que tenía subtítulos falsos, que compartió Aníbal Fernández y que fue difundido por varios medios de comunicación.

Organismos como Reverso, dedicados al chequeo de información en tiempos en los que las "fake news" (o noticias falsas) son un verdadero problema, existen en todo el mundo. Ya que este tipo de información circulando rápidamente en las redes es un fenómeno mundial.

Sin embargo, las entidades que se dedican al "chequeo", como los medios de comunicación regulares, tampoco son infalibles.

Lo que sucedió fue que una foto de Sputnik fue usada por el diario The Guardian, junto con varios sitios de verificación de datos, para afirmar que Sputnik estaba utilizando las imágenes para perpetuar una narrativa antimusulmana.

Pero la fotografía utilizada por el medio ruso no era ningún "fake" sino una imagen verídica tomada por un corresponsal. Lo que se veía en la misma era la catedral de Notre Dame en llamas, y frente a ella hay dos jóvenes sonrientes de aspecto oriental, que pasan bajo un cordón policial.

Cuando la imagen tomada por el corresponsal de Sputnik France, no se hicieron comentarios sobre la misma. Sin embargo, esta se viralizó rápidamente. Algunos usuarios de las redes sociales la usaron como evidencia de que los musulmanes supuestamente celebraban la tragedia. 

Los medios europeos difundían la "dudosa" imagen, la tildaban de fake xenófobo y la web rusa aclaró: "Se trata de una foto hecha por un corresponsal de la edición francesa de Sputnik y publicada en la página web del medio".

"La presencia de dos personas en primer plano es casual, la intención del periodista era capturar el fuego en el techo de la catedral. Las caras de estos hombres no son el tema de esta fotografía ni están relacionadas con la situación mostrada. La foto se publicó sin comentar sobre estas personas ni explicar el motivo de su risa. No atrajeron la atención de nuestro corresponsal cuando hizo la foto ni de los editores cuando la publicaron", comentó más tarde Natalia Nóvikova, directora de Sputnik Francia

El 19 de abril The Guardian publicó la foto en su colección Fake or for Real en Instagram. El periódico clasificó la imagen como una noticia falsa, citando la opinión de expertos estadounidenses que afirmaron que la foto había sido editada. No obstante, Sputnik proporcionó la evidencia de que la imagen es genuina.

"La precisión es importante para nosotros, por lo que si es seguidor de nuestro proyecto Fake or for Real [falso o real], lea lo siguiente: en la edición de Fake or for Real del 19 de abril, dijimos que la fotografía tomada durante el incendio en Notre Dame fue editada. El titular de los derechos de autor de la foto nos contactó y reconocemos que la foto no fue editada. Pedimos disculpas por decir lo contrario", dice una publicación que colgó The Guardian en Instagram Stories.

The Guardian