En la primera edición de su programa, Lanata se entrevistó a sí mismo frente a un espejo

Leído

INSÓLITO

En la primera edición de su programa, Lanata se entrevistó a sí mismo frente a un espejo

Mar, 26/03/2019 - 10:34pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El primer programa de "Hora 25" fue un tanto desconcertante y volvió locas a las redes. Jorge Lanata estuvo solo en la pantalla, frente a un espejo, hablando consigo mismo y a la audiencia. Así, habló de su propia vida, dio consejos de vida a quienes quisieran oírlo, habló de su carrera y hasta se enojó: "Yo no soy el payaso que anima tu fiestita, ¿por qué me tengo que bancar que me digas cualquier forrada? Me encantaría elegir quién me ve, pero no se puede".

Contenido

Meme

La figura de Jorge Lanata fue una de las claves del periodismo argentino hace unos años. Comenzó a trabajar en medios cuando era muy joven y pasó por diversos rubros, fundó diarios y revistas, trabajó en televisión y radio. De hecho, este lunes 26/3 comenzó en TN un ciclo inspirado en un programa radial que él tenía en los '90.

El programa televisivo "Hora 25", que comenzó este lunes 26/3, va a transmitirse por la pantalla de Todo Noticias de lunes a jueves a las 23 horas. Según Jorge Lanata, se dedicará a entrevistar a "gente común", porque dice todos tenemos una historia contar. Y así es que quiso comenzar con él mismo: Sentado frente a un espejo, literalmente le hizo preguntas a su reflejo y se las respondió.

En los primeros minutos del programa, Lanata optó por mostrar un cassette: "Yo hice este programa por primera vez hace 28 o 27 años en la radio. Se escuchaba por acá". A continuación, explicó como funciona el cassette y cómo se utilizaba una lapicera cuando "se trababa". "Yo era una especie de Dr. Jekyll y Mister Hyde: de día, dirigía Página/12 y por la noche, en la Rock & Pop, hacía 'Hora 25'", se felicitó a sí mismo.

Parece que, entonces, Lanata también se había hecho una entrevista a sí mismo, es decir un "ego trip". "Ahora, 30 años después, tenemos una versión televisiva del ego trip -planteó-. El año próximo, me voy a ir de los medios para pasar a las redes. Quería que en mi último año en los medios tradicionales, se volviera a hacer 'Hora 25', un programa que quise mucho", dijo el periodista. También anticipó que se va a separar de los medios tradicionales el año que viene para dedicarse al formato digital.

"¿Qué hacés, Lanata?", comenzó el periodista, que luego explicó que él no recordaba su "ego trip" de la radio y que probablemente no recordaría nada de lo que diría en esta oportunidad, dio a entender que no tenía la entrevista preparada por el "vértigo del aire", que hace que "aunque no te lo propongas, digas la verdad".

"Dijiste que te asombraba la vida que tuviste. ¿Qué es lo que te asombra?", preguntó Lanata para comenzar la entrevista. Y luego, Lanata respondió: "Me enteré a los 56 años de que era adoptado. Es un momento raro para enterarse. Primero pensé '¿por qué me mintieron durante tanto tiempo?'. Pensé mucho tiempo en buscarlos (a sus padres biológicos), pero sentí que no necesitaba hacerlo, que mi vida fue lo que tenía que ser, yo ya era yo. ¡Pero qué vida rara!". Suena insólito y poco creíble, pero así fue.

"Cuando yo era chico, mi mamá, que no era mi mamá biológica, Angélica, tuvo un tumor cerebral y le quedó paralizado el lado derecho del cuerpo -siguió contando y contándose Lanata-. Podía entender palabras, pero no armarlas. Sólo podía responder 'sí' o 'no'. Vengo de una familia de clase media baja, de Sarandí. No tuve bibliotecas en mi casa", continuó el insólito entrevistador/entrevistado, que comenzó a ahondar sobre su vida personal, sus enfermedades y su carrera.

Luego dio una lección de vida a su audiencia, contando sus logros laborales y diciendo que la televisión no es la vida. El periodista pasaba de un episodio de su vida a una reflexión personal, aunque no pareciera haber ninguna relación aparente entre ambos. "No sé, Lanata, ¿cómo lo ves?", le preguntó al espejo, para luego pedir a una de las productoras del programa que le mueva la mesa.

"Los veo a ustedes del otro lado, los veo chiquitos y en blanco y negro, porque son muchos. Pero yo no soy el payaso que anima tu fiestita, ¿por qué me tengo que bancar que me digas cualquier forrada? Me encantaría elegir quién me ve, pero no se puede", atacó, "Lanata no anima tu fiestita, anima tu fiestita cuando tiene ganas". 

"No rompiste mucho las bolas, Lanata", se despidió el "reflejo" (o el verdadero Lanata, es imposible saberlo) y el programa terminó.