Leído

DEMANDAS POR PROPIEDADES CONFISCADAS

Bien la UE poniendo un límite a Trump sobre Cuba

Mar, 16/04/2019 - 5:39pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

USA implementará completamente la Ley Helms-Burton y permitirá las demandas contra quienes se han beneficiado del uso de propiedades confiscadas por el gobierno de Cuba, como parte de un esfuerzo por disuadir al gobierno de la isla de continuar apoyando a Nicolás Maduro en Venezuela. De inmediato se advirtió a Donald Trump: "La Unión Europea se verá obligada a recurrir a todos los instrumentos a su disposición", subraya una carta dirigida al secretario de Estado, Mike Pompeo.

Contenido

La Administración Trump se encuentra consternada: su promesa de derribar por las malas a Nicolás Maduro no se ha cumplido, al menos todavía.

Por lo tanto, la Casa Blanca quiere ingresar a Cuba al conflicto, considerando que el régimen de los Castro Ruz asesora a los venezolanos, coopera con ellos y le ha brindado una cobertura en salud pública, seguridad e inteligencia de Estado.

Entonces, la Administración Trump tomó una decisión: el miércoles 17/04 entrará en efecto el Título III de la Ley Helms-Burton, luego de un discurso del asesor de seguridad nacional John Bolton, quien visitará en Miami a los 'gusanos' (así le llaman los cubanos a sus ex compatriotas que votan por el Partido Republicano en el estado de Florida).

El texto permite demandar en cortes de USA para buscar compensación por la pérdida de bienes y propiedades confiscados por Fidel Castro Ruz después de 1959. 

Debe recordarse -porque será un argumento a debatir judicialmente- que Castro Ruz reemplazó al dictador Fulgencio Batista, y habrá que establecer si la seguridad jurídica con la dictadura de derecha era más real que la seguridad jurídica con una dictadura de izquierda.

Bolton no entiende de esas cuestiones porque es muy básico, pero será interesante dilucidarlo.

Poco creíble desde su infortunado vaticinio sobre Venezuela, Bolton ofrecerá detalles sobre la política de USA hacia los países que acuñó como la “troica de la tiranía”. 

Su jefe, Trump, ya ha permitido que se presenten demandas contra compañías cubanas que ahora controlan algunas de esas propiedades.

También se aplicará como más rigor el Título IV de la citada ley, por el cual se pueden negar visas para viajar a USA a quienes se hayan beneficiado de esas propiedades confiscadas.

La acusación de USA ha acusado al gobierno de Cuba de sostener a Nicolás Maduro en Venezuela, a quien USA ya no reconoce como presidente, y ha emitido sanciones contra compañías y barcos que participan en el envío de petróleo venezolano a la isla, a través de un acuerdo de intercambio de petróleo por los servicios de médicos cubanos.

“No veo como Maduro puede mantenerse en el poder con este nivel” de presión, dijo el funcionario.

La administración de Donald Trump rompió con el acuerdo tácito entre USA y gobiernos de Europa y Canadá de suspender cada seis meses el Título III de la Ley Helms Burton, firmada por el presidente Bill Clinton en 1996. El funcionario dijo que los gobiernos de Canadá y Europa estaban al tanto de la medida.

El acápite también permite que los cubanoamericanos que no eran todavía ciudadanos estadounidenses cuando perdieron sus propiedades presenten demandas. Grupos de exiliados cubanos, políticos en Miami y miembros del Congreso que representan la Florida han pedido a la administración que autorice las demandas. 

Contraataque

De inmediato, la Comisión Europea ha amenazado por escrito al Gobierno de Donald Trump con una posible denuncia ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) si confirma su intención de reactivar las sanciones contra empresas europeas que tengan inversiones en Cuba. 

La medida unilateral estadounidense amenaza los intereses de compañías españolas, en particular del sector hostelero, que podrían afrontar la petición de indemnizaciones en USA por haber invertido en propiedades que fueron confiscadas a ciudadanos estadounidenses. 

Bruselas, en una carta dirigida al secretario de Estado, advirtió que activará todas las represalias posibles, incluida la posibilidad de que las empresas estadounidenses también sean confiscadas en suelo europeo para compensar los perjuicios que sufran las empresas europeas en Cuba.

La creciente tensión comercial entre la UE y USA se encuentra a punto de reabrir el frente de la isla de Cuba, cerrado desde hace 20 años por un acuerdo entre Bruselas y Washington para eximir a los inversores europeos en la isla de posibles sanciones estadounidenses contra La Habana.

El documento de la UE advierte a Washington de que desencadenará "un ciclo autodestructor de reclamaciones" si anula la exención de sanciones que disfrutaban las empresas europeas con intereses en Cuba.

"La UE se verá obligada a recurrir a todos los instrumentos a su disposición, incluida la cooperación con otros socios internacionales, para proteger sus intereses", es un fragmento clave.

Otros 2 fragmentos:

> "Si una cadena de hoteles estadounidense (...) reclama [compensación] a una cadena europea ante tribunales de USA (...), la europea podría reclamar la misma compensación a la estadounidense ante un tribunal europeo".

> "Y hay que apuntar que la inmensa mayoría de los 50 mayores denunciantes, que suman el 70% del total del valor de las reclamaciones certificadas, tienen activos en la UE".