Leído

IGLESIA POLACA

Denuncian 300 casos de pedofilia en la capital católica de Europa del Este

Vie, 15/03/2019 - 6:42pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

En medio de la ola de acusaciones por abuso sexual que impactó sobre la Iglesia católica en los últimos tiempos, luego de la reciente acusación del cardenal australiano George Pell, y teniendo en cuenta que Polonia es la capital católica de Europa del este, el episcopado (conjunto de obispos de una nación) del país, reconoció un grupo de aproximadamente 380 religiosos que abusaron sexualmente de niños. Así, Polonia se sumó a Australia, Chile, Alemania y Estados Unidos.

Obispos en Polonia presentando un informe sobre los clérigos polacos acusados de abuso sexual
Contenido

 

El 14/03 el conjunto de Obispos de Polonia informó acerca de una nueva ola de abusos que ocurrieron en el país desde 1990 hasta junio de 2018. De acuerdo al cuestionario enviado por el Instituto de la Estadística Polaco, durante ese período, clérigos abusaron sexualmente de 624 víctimas: entre ellos, 198 chicos que tenían menos de 15 años y 184 de entre 15 y 18.

En Polonia, la casa natal del ex Papa, Juan Pablo II, más del 90% de los ciudadanos son católicos apostólicos romanos. Aunque el 58% de la población practica activamente sus creencias religiosas. Sin embargo esto no la salva de la oleada de abusos que la Iglesia practica hace por lo menos un siglo. 

"Sabemos bien que aún es solo la punta del iceberg", reconoció a Agencia Francesa de Prensa ( Agence France-Presse en francés), Adam Zak, el coordinador de la protección de la infancia y de los jóvenes ante el episcopado, para luego explicar que los tiempos cambiaron y que las denuncias van a continuar si es necesario. 

Previamente, el 22/02, otro documento fue publicado por la fundación polaca No tengas miedo, una organización que apoya a las personas que fueron víctimas de un abuso bajo la institución católica. El mismo sumó 400 casos del mismo país. 

"Exigimos la apertura de los archivos de la Iglesia polaca y la presentación de toda la información sobre los delincuentes a las fuerzas del orden, porque la Iglesia no puede estar por encima de la ley", expresa el informe que acompañaba el documento de investigación. 

La supremacía de la la Iglesia en relación a la Ley es, según algunos, uno de los mayores problemas de la sociedad polaca. Si bien el número de fieles practicantes es el más bajo de la historia de Polonia (pasó de 50% a 33% en 20 años), el poder económico y político de la institución no es igual en ninguna parte del viejo continente como en Polonia.

Por ejemplo, el Estado polaco mantiene un acuerdo la Iglesia que permite la presencia de por lo menos, 31.000 maestros sacerdotes, en las escuelas públicas.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, miembro del partido Ley y Justicia (Pis por sus siglas en polaco), caracterizado por ser un ferviente defensor de los mandatos católicos, al tomar el cargo propuso en 2018 recristianizar Europa y volver atraer a la población a las iglesias. Lo que muestra la grieta que crece cada día más entre los polacos conservadores y los ciudadanos que, no rechazan la religión, pero la cuestionan y están abiertos a otras propuestas tanto políticas como de culto. 

Uno los puntos de inflexión en cuanto a la figura de la Iglesia dentro de la comunidad polaca fue el estreno de la película polaca Kler, basada en hechos reales que, mediante la comedia, aborda los temas de corrupción, abuso de menores y alcoholismo en la Iglesia Católica. Fue vista por más de 5 millones de espectadores, hasta ahora la película con mayor taquilla del siglo XX

De vuelta a los abusos, según aproximaciones de la organización mundial de Derechos Humanos enfocada en la protección de los niños abusados, Ending Clergy Abuse (ECA), al menos unas 100.000 personas sufrieron algún tipo de estos abusos alrededor del mundo.

"El problema en sí no es nuevo, en el siglo XI ya se escribió sobre la sodomía en el seno del clero", explicó el analista de estudios religiosos e investigador del Instituto de Filosofía de la Academia rusa de Ciencias, Alexéi Zýgmont.

Por otro lado, aunque los casos de abuso sean históricos, en agosto del 2018, el Papa Francisco pidió perdón con de un carta pública y reconoció abiertamente la culpa de toda la comunidad eclesiástica por los numerosos abusos. Aunque seguramente hay más casos por analizar, el líder católico, expulsó de la Iglesia a los que fueron acusados públicamente.