Leído

GUERRA COMERCIAL

El plan B de USA: reclamar a China la deuda billonaria de la época pre comunista

Vie, 30/08/2019 - 8:44pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Al parecer la guerra comercial entre Estados Unidos y China no tiene planeado acabar, por más de que ambas economías estén sufriendo las consecuencias de los aranceles comerciales. Pero como Urgente 24 ya informó con anterioridad, los chinos tienen algo que Donald Trump busca hasta en Groenlandia: las tierras raras, los metales claves para la producción de alta tecnología. Sin embargo, como informó Bloomberg, desde el gobierno de Trump también parecen tener un as bajo la manga: la deuda histórica de la época pre comunista, que China tiene con inversores estadounidenses.

Contenido

Según lo que informaron desde la agencia de noticias, Bloomberg, el próximo movimiento de Donald Trump con respecto a la guerra comercial con China es la presión y el reclamo de bonos de la deuda estadounidense que China compró aproximadamente en 1913, antes de la Revolución Bolchevique en Rusia y mucho antes de la instauración del comunismo en China y la llegada de Mao Zedong.

Recordemos que la guerra comercial entre China y Estados Unidos, más exactamente entre el gobierno de Xi Jingping y Donald Trump, existe desde marzo desde 2018, después de que el presidente norteamericano decida imponer los primeros aranceles a las importaciones de productos chinos. Claro que Xi respondió y así llegamos hasta los últimos hechos cuando el pasado  viernes 23/08 Beijing decidió que contraatacará la última ronda de aranceles sobre bienes chinos con sus propios aranceles por US$ 75.000 millones sobre productos de Estados Unidos.

De igual forma que dijimos que Estados Unidos está planeando cobrarle a china una deuda que hoy ronda entre el billón de dólares, China tiene un as bajo la manga: las tierras raras. Estos son 17 elementos químicos, metales que son esenciales para la producción de alta tecnología, como baterías de autos eléctricos y casi cualquier aparato electrónico con batería o fabricación de defensa militar o hasta la producción de energías renovables.

Es por eso que Donald Trump, al ver que China es la dueña, fue a intentar buscarlas en Groenlandia, por eso propuso a Dinamarca comprarle la isla. Si bien China continúa siendo el productor principal de tierras raras, ya que el año pasado fue quien estuvo a cargo de 71% de la producción mundial, Groenlandia también tiene sus ventajas. Y por supuesto que para Trump es mejor tener algo antes que no tener nada, ya que China ya amenazó con cortar la exportación de los metales a Estados Unidos.

Pero volviendo al supuesto plan de la Casa Blanca, al parecer quienes quieren recuperar el dinero prestado desde Estados Unidos a China previo a la revolución comunista, están presionando al gobierno para que reclame la deuda, teniendo en cuenta que los mismos inversores que en ese momento prestaron dinero, ahora la necesitan debido a la inestabilidad de los mercados a causa de la guerra comercial. 

Según explica Bloomberg, todo el que es alguien y tiene poder de decisión sobre la guerra comercial y los mercados internacionales, como Donald Trump, el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin y el secretario de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross, se reunieron con los tenedores de bonos. Al parecer, uno de los bonos vendidos a China fue utilizado para financiar la construcción del ferrocarril en China, al estilo Inglaterra a Argentina a principios del siglo XX.

Aunque esto no es lo único para tener en cuenta, sino que en la actualidad la República Popular de China, existente luego de la llegada del comunismo, se niega a reconocer esa deuda, lo que significa que en caso de reclamarla, Estados Unidos tendría que mostrar pruebas sobre la deuda, la que seguramente debe conservar.

Por su parte, uno de los tenedores de bonos que habló con Bloomberg, Jonna Bianco asegura que China estaría en "incumplimiento selectivo", teniendo en cuenta que cuando fue el momento de comprarle Hong Kong a la Gran Bretaña de Margaret Tatcher, China le pagó la deuda a los ingleses sin ningún tipo de queja ni restricción. Esas deudas, según explica Bloomberg eran más antiguas que las de Estados Unidos, lo que pondría a China en una posición de corrupción por elegir a quien pagarle y a quien no.

"Deberían prohibir que vendiera deuda en los mercados internacionales", aseguran desde Bloomberg teniendo en cuenta que la deuda china de hoy es aproximadamente de 1 billón de dólares.

Sin embargo, reclamar esto por parte de Estados Unidos no es tan fácil y hasta tal vez podría ser una solución especial de una situación límite, como lo es el peligro que corre la economía norteamericana, aunque Trump diga que no. Ya que China no es el único que no pago deudas y que se desentendió de negocios pasados y correspondientes a otra era del país.

Claro que estas dudas, análisis y especulaciones por parte de los inversores de Estados Unidos llega en un momento en el que tan solo faltan 2 días para que las nuevas tarifas de Donald Trump contra China se pongan en marcha el próximo 01/08. En tanto, el Ministro de Relaciones Exteriores norteamericano asegura que las conversaciones con China parecen encaminadas, pero esto puede cambiar en cualquier segundo.