Leído

MONEDA DE LA RED

Francia controla los bitcoins y quiere que todo Europa le siga los pasos

Mar, 16/04/2019 - 5:56pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Francia, el país que ayer se vió impactado por el incendio de la Catedral de Notre Dame, también anunció su próximo intento de influencia en la Unión Europea y tiene que ver nada mas y nada menos que con los bitcoins, la forma de pago vía Internet que domina una gran parte del mercado mundial hace aproximadamente 5 años, sobre la cual legislo el Parlamento francés la semana pasada.

Contenido

El lunes 15/04, el Ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, anunció las próximas presiones que llevará a cabo el gobierno de Emmanuel Macron sobre la Unión Europea para que el organismo adopte el marco regulatorio sobre las criptomonedas, o bitcoins, similar al que se sancionó la pasada a nivel nacional. 

Si bien en la mayor parte del mundo las bitcoins no están legisladas o está directamente prohibidas, el Parlamento francés decidió ser el primero y hacer algo con respecto a este mercado de pago online que, según un informe presentado por el software DataLight, dentro de una década podría acabar con las formas de pago que conocemos hasta ahora. Malas noticias para Visa y Mastercard. 

Pero primero, ¿qué son los bitcoins? Son las unidades que sirven para contabilizar y transferir valor vía Internet. Los mismos se utilizan como criptomoneda, sistema de pago​ y mercancía. Sin embargo se caracteriza por ser descentralizado, es decir, no está respaldado por ningún gobierno o banco central, entonces fluctúa de acuerdo a como lo hace la oferta y la demanda, es por eso que solo se puede salir y recuperar los fondos si otros usuarios están dispuestos a comprarlos. Además se pueden comprar con cualquier moneda internacional, sean euros o dólares. 

Si bien parece ser el mejor invento de la historia gracias a su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio, también da lugar al lavado de dinero, la corrupción, entre otros crímenes fraudulentos, ya que no es necesario revelar tu identidad al hacer negocios. Y todavía en mayor cantidad al no ser legisladas, es por eso que Francia tomó la iniciativa por "la transparencia, la legalidad y el crecimiento de este mercado"

La ley contempla que, en primer lugar, quien quiera operar con bitcoins tendrá que pedir una autorización que permitirá a las autoridades llevar un control aproximado sobre quien está detrás de los negocios, lo que atenta de alguna forma con las bases de las criptomonedas. Además aquellos que las utilicen, deberán pagar impuestos sobre las ganancias que obtienen.

De acuerdo con Le Maire el próximo paso será "proponer a mis socios europeos que establezcamos un marco regulatorio único sobre crypto-activos inspirado en la experiencia francesa", dijo el funcionario con seguridad para luego explicar que su modelo es el correcto ya que le va a permitir a Francia y a todo el que adopte el sistema, expandir el negocio y supervisar un nicho del cual todavía no se conoce con seguridad. 

En tanto, el fenómeno bitcoin fue más que exitoso en la catástrofe que sufrió ayer París cuando Notre Dame, el corazón parisino se incendio para luego derrumbarse en parte. Muchos millonarios franceses donaron para la causa, aunque luego un periodista criptográfico pidió a toda la comunidad de bitcoiners su ayuda. El mismo twiteo un código QR para quien quiera donar a través de este sistema. 

"Hola, Bitcoiners, vamos a demostrar a las autoridades francesas que Bitcoin puede ser una forma increíble de enviar fondos rápidamente, sin fronteras y por una buena causa. Bitcoin para Notre Dame", escribió el periodista, Gregory Raymond. 

Sin embargo, su plan para persuadir a la Unión Europea llega en un momento un tanto especial para ambas partes ya que entre la situación del Brexit y las relaciones comerciales con Estados Unidos, en las cuales la única negativa proviene del lado francés y belga. 

Teniendo en cuenta también que este martes 16/04, la UE comenzó a barajar la posibilidad de un acuerdo con Estados Unidos para reducir los aranceles que el gobierno de Donald Trump impuso sobre productos industriales como el queso y el vino. Decisión que fue rechazada por Francia. O la última situación de Brexit, donde Francia fue la que se opuso a la extensión del plazo de salida. 

Aunque en caso de plantearlo en la organización de los 28, se le va a hacer difícil lograr una aprobación este año ya que en mayo hay elecciones en el Parlamento Europeo y cambiarán las autoridades.