Leído

MUERTE SOSPECHOSA

Fuertes denuncias del fiscal general de USA: había "graves irregularidades" en la cárcel donde murió Epstain

Lun, 12/08/2019 - 5:38pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Como ya informó Urgente 24 el pasado sábado 10/08, el supuesto amigo y multimillonario que estaba encerrado por la acusación de ser el cerebro detrás de una red de tráfico de mujeres menores de edad, Jeffrey Epstein, fue hallado muerto en su celda. En torno a eso se despertaron distintos cuestionamientos sobre si fue un suicidio o se trató de un asesinato, es así que el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, denunció "irregularidades" detrás de los hechos así como críticas en cuanto a la seguridad de la prisión.

Contenido

Este lunes 12/08 el fiscal general, William Barr, quien también estuvo detrás de la interpretación del reporte de Robert Mueller, en cuanto a la causa por la supuesta injerencia del presidente Donald Trump en las elecciones 2016, aseguroó que existían irregularidades detrás de la muerte del multimillonario y amigo de Trump, Jeffrey Epstein, quien fue encontrado muerto en su celda el domingo sábado 10/08.

Recordemos que Epstein fue detenido este sábado 06/07 por cargos de tráfico sexual de menores y fue imputado en julio por las mismas causas. Aunque no hay que olvidar que el nombre de Epstein está en el centro de la prensa desde tiempos de Bill Clinton, ya que se cree que era quien le entregaba chicas menores de edad al ex mandatario. Lo mismo con el actual presidente, Donald Trump y el príncipe de Inglaterra, Andrés.

Además, según los datos que se dieron a conocer inmediatamente después de su muerte, el mismo murió ahorcado y había sido encontrado inconsciente en su celda con marcas en el cuello el 23/07, una semana después de que su solicitud de fianza fue rechazada. En consecuencia se desataron distintas versiones sobre la muerte y sobre las condiciones en las que estaba Epstein en prisión, ya que algunos aseguraban que el mismo ya no se encontraba en una celda de vigilancia permanente.

Entonces, Barr, quien horas después de su muerte ya había expresado ciertas sospechas sobre el desencadenamiento de los hechos, permitió una investigación sobre la muerte. Es así que este lunes aseguró que en el Centro Correccional Metropolitano (MCC) en Nueva York, lugar donde el mismo se encontraba secuestrado, había "graves irregularidades" para luego confirmar que el rastreo continuaría y que cualquiera que haya sido el conspirador, "no debería estar tranquilo".

"Estaba horrorizado, y de hecho todo el departamento estaba francamente enojado, al enterarse del fracaso del CCM para asegurar adecuadamente a este prisionero", explicó Barr ante el FBI y el Departamento de Justicia. Tengamos en cuenta que el fiscal general fue nombrado en su momento por el presidente Donald Trump y fue el mismo quien realizó la interpretación de la investigación de Mueller sobre la injerencia de Trump en las elecciones y luego fue eso lo que se publicó y se le entregó al Congreso, quienes todavía piden por la versión completa del estudio.

Por otro lado, muchos se refieren a la injusticia que la muerte de Epstein significa para las víctimas, teniendo en cuenta que una vez que finalmente el multimillonario y traficante de personas estaba preso y se había 'hecho justicia', permiten que se muera. Ya haya sido un asesinato o un suicidio, es un claro ejemplo de la inseguridad que se vive en las cárceles.

"Las víctimas de Jeffrey Epstein una vez más han sido engañadas por una oportunidad de justicia", dijo Jack Scarola, un abogado de West Palm Beach, Florida, quien es representante de alguna de las víctimas de Epstein. Claro que esos comentarios no fueron en referencia a el dolor que puede significar para las víctimas la muerte de su abusador, pero sí la impotencia que puede causar la injusticia.

Recordemos que no es la primera vez que Epstein va preso y no cumple su condena, ya que en 2008 recibió un acuerdo de culpabilidad ampliamente criticado en Florida y cumplió un año de prisión en términos sorprendentemente indulgentes. Solo que esta vez no fue liberado ni parte de un acuerdo.

Por último, según la agencia de noticias Bloomberg, esta tampoco es la primera vez de escándalos para el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan. El establecimiento para 80 personas en espera de juicio, fue epicentro de "casos de corrupción entre guardias que aceptan sobornos para contrabandear drogas, alcohol y teléfonos móviles, así como infestaciones de roedores y abuso de drogas y violación entre presos", así explica Bloomberg.